ACUERDO CON EL FONDO

Inflación: el Gobierno deberá tener aval del FMI para volver a congelar precios

Los "acuerdos voluntarios" serán la herramienta para fijar expectativas y que cualquier medida distinta debe consultarse con el staff. Alerta por el trigo.

En esta noticia

"Acuerdo voluntario de precios". "Políticas voluntarias de precios e ingresos". "Programa voluntario de precios". El programa económico que el Gobierno cerró con el staff técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) le fija un límite tácito al Ejecutivo: ya no podrá apelar a congelamientos ni fijación unilateral de precios sin el aval previo de Washington, justo cuando la disparada en el precio de las materias primas hace temer un rebrote inflacionario aun mayor a escala global.

Las reformas que sí están en el acuerdo con el FMI: la hoja de ruta, mes por mes

Acuerdo con el FMI: empresarios van al Congreso y llevarán un fuerte reclamo

El texto que llegó al Congreso plasma el enfoque "multicausal" de la inflación y la intención de reducir el financiamiento del déficit con emisión monetaria y subir las tasas de interés para garantizar rendimientos reales. A eso se suma la intención del Gobierno de coordinar políticas de precios e ingresos, de manera tal de promover "el crecimiento real de los salarios" mientas se busca "reducir la inflación".

"Será fundamental complementar (un sendero fiscal y de financiamiento sostenible) con una política prudente y proactiva para respaldar la demanda de activos en pesos y con políticas voluntarias de precios e ingresos para hacer frente a los derivados de la fuerte inercia de la inflación y del desanclaje de las expectativas de la dinámica inflacionaria", dice el texto.

El memorando incluye como acción previa la renovación de Precios Cuidados de enero y su ampliación a 1300 productos, con aumentos mensuales de no más de 2%. "Estos acuerdos de precios serán un complemento importante de los acuerdos salariales vigentes para apoyar el crecimiento de los salarios reales", continúa.

"No más resoluciones"

"Los funcionarios están convencidos de que no habrá más resoluciones 100 ni 1050", dijeron a El Cronista en una gran empresa de consumo masivo, en alusión a la norma que congeló precios al inicio de la pandemia y a la que dictó el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, para detener las remarcaciones por tres meses, en noviembre último.

"Después de la resolución 1050, el Gobierno entendió que todo acuerdo de precios debe estar consensuado con el sector privado", dijo el ejecutivo de una de las cámaras que más se opuso a los congelamientos. Él y otros empresarios, por ahora, hablan en potencial, a la espera de que surjan más detalles sobre el entendimiento.

Reuniones con empresarios

Técnicos del FMI mantuvieron reuniones con grandes empresas de consumo y preguntaron sobre Precios Cuidados, semanas antes de que se oficialice el acuerdo con el staff. Las preguntas se orientaron hacia el lado de los acuerdos: hasta dónde los empresarios estaban conformes y participaban del programa oficial.

La Secretaría de Comercio Interior enfatizó que el objetivo siempre fue acordar canastas de productos y que aquel congelamiento posterior a las PASO fue para "parar la pelota" porque "Copal no quería negociar", en alusión a la Coordinadora de fábricas de alimentos que preside Daniel Funes de Rioja, también titular de la UIA.

Ese botón rojo será difícil de aplicar, porque el programa económico restringe la capacidad de acción por fuera de lo escrito. "Consultaremos con el FMI sobre la adopción de estas medidas y en forma previa a cualquier revisión a las medidas contenidas en este Memorando, y evitaremos cualquier política que no sea consistente con los objetivos del programa y nuestros compromisos en el contexto de este", dice la cláusula 33 del texto.

"La guerra rompió el marco de estabilidad. Esto (el acuerdo) sería la firma de que no habría más congelamientos, pero seguro habrá más controles", evaluaron en una gran empresa.

El problema del trigo

En supermercados y alimenticias vislumbran que el gran problema inmediato es el trigo. Feletti lanzó el fideicomiso para que la industria cuente con 800.000 toneladas de cereal para harina y fideos de Precios Cuidados, justo cuando empiezan a notarse problemas en el abastecimiento. "Hoy las medidas que ponemos para este desacople frente a la volatilidad de precios internacionales pueden ser insuficientes", reconoció Feletti en diálogo con AM 750

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.