DEUDA

La hoja de ruta para el FMI: elecciones, acuerdo y extraordinarias en el Congreso

Cómo serán los pasos a seguir para llegar a un nuevo programa con el Fondo antes de fin de marzo a un acuerdo y refinanciar la deuda con el Club de París. La victoria que celebra el Gobierno y la "diplomacia Guzmán".

El entendimiento con el Club de París  abrió el juego para renegociar, cuando haya un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, las condiciones para cancelar los u$s 2.000 millones que quedarán después de los pagos a cuenta de u$s 430 millones que anunció el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Así, el paso siguiente es llegar al acuerdo con el Fondo, que le dará marco a la negociación con los 22 acreedores después. El Club puso mucho énfasis en obtener muestras de que el acuerdo iba en serio. Así lo señalan las cartas que intercambiaron durante tres meses. Y en el Gobierno explican que no hay alternativas: hay que negociar para refinanciar los u$s 44.500 concedidos a la gestión anterior. 

Para el secretariado del Club de París, el puente de tiempo pedido, hasta el 31 de marzo de 2022, parecía mucho al principio. Una vez que se planteó el cronograma argentino, hubo comprensión. La línea de tiempo de 2021 incluye, además de la pandemia, elecciones: primarias en septiembre y legislativas en noviembre, de acuerdo al nuevo cronograma. Eso deja después sólo cuatro meses más hasta marzo de 2022.

Guzmán en diálogo con Emmanuel Moulin del Club de París, de las cartas al zoom

La negociación con el Fondo deberá acelerar poselecciones. Si se llega a un acuerdo macro hacia principios de diciembre, conducirá después a que el staff del Fondo lo redacte y lo presente al board.

Guzmán también se comprometió a que pase por el Congreso, que deberá mentalizarse para sesiones extraordinarias en el verano. Y si hay cambios, deberán volver a ser analizados por el Fondo. El programa, en tanto, puede delinear el roadmap sin detallar las normas, advierten. Marca el destino más que el paso a paso.

una "Victoria" de la diplomacia guzmán

El compromiso con el Club de París, remarcan, permitió que se declarara el default y llegó un mes antes de la fecha límite. El plazo de gracia por los u$s 2.400 millones que no se pagaron en mayo vencía el 31 de julio y cualquier incertidumbre podría haber llegado a agitar el mercado cambiario, según reconocen en el Gobierno.

El FMI asegura que aprende: cambia sus evaluaciones y "asesoría" de políticas

En los despachos oficiales se lo consideró como "una victoria importante" ya que "no es momento de andar pagando". Tampoco es momento para defaultear. Tampoco hay multas, aunque si correrán los intereses del 9%, una tasa alta que Martín Guzmán quiere renegociar. En la primera de las cartas al Club marcó que estaba muy por encima del 3,5% o 4% habitual.

También destacan el trabajo de "diplomacia financiera de Martín Guzmán" y aseguran que no se ve un sector dentro del Frente de Todos que no quiera un acuerdo, aunque quizás, admiten, hay correligionarios que "no conocen la lógica de la arquitectura financiera internacional" y lo que implica para el crecimiento de la Argentina ordenar las cuentas externas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios