Road show y deuda

Quejas de los bonistas que se quedaron afuera de las reuniones con Guzmán en Nueva York

El Exchange Bondholder Group que tiene como abogado al Dennis Hranitzky (ex litigante para Paul Singer) dijo que no fue invitado a reunirse. Hace un mes cuestionó las políticas del Gobierno. Los acreedores provinciales pidieron que "se cuide a quienes ya invirtieron en el país".

La gira de Martín Guzmán con inversores empieza hoy en Nueva York, donde el ministro de Economía prevé reunirse con representantes de fondos de Wall Street y think tanks antes de viajar a Washington DC para la negociación de la deuda con el FMI y un encuentro con David Malpass, presidente del Banco Mundial. En ese marco, los bonistas que entraron a los canjes de 2005, 2010 y ahora 2020, cuestionaron que "no fueron invitados" a los encuentros.

"Compartimos estos sentimientos de una experiencia desafortunada. Los tenedores de bonos reestructurados, que recientemente acordaron canjear su deuda con Argentina por segunda vez, ni siquiera recibieron la cortesía de una invitación para reunirse con el ministro Guzmán en sus "reuniones con inversionistas" en Nueva York", indicaron a través de Twitter desde la cuenta del Exchange Bondholder Group (EBG). 

Se trata de la agrupación que entró con unos u$s 4.000 millones al canje de Guzmán y están representados por Dennis Hranitzky, de la firma Quinn Emmanuel, el ex abogado de Paul Singer, principal litigante contra la Argentina desde el fondo buitre Elliot Management.

Este mismo grupo lanzó un duro comunicado hace un mes sobre las políticas económicas del Gobierno de Alberto Fernández. En ese momento plantearon que existe un deterioro de la situación macroeconómica y cuestionaron el cepo, control de precios y el congelamiento de tarifas como medidas adversas. Además, sostuvieron que Argentina debería "anclar las políticas económicas en torno a un marco macroeconómico coherente con el apoyo del FMI".

El cuestionamiento del EBG se suma a las críticas de los tenedores de bonos provinciales que, esta semana tras la reunión de Fernández y Guzmán con 18 fondos de inversión internacionales, señalaron que deberían "empezar por respetar a los inversores que ya apostaron por Argentina". 

Siete de las doce provincias que presentaron reestructuraciones de deuda ya cerraron canjes por u$s 5.300 millones y el resto sigue negociando. El caso más notorio entre las pendientes es el de la provincia de Buenos Aires, por una deuda de u$s 7.000 millones. La negociación se prorrogó ya 13 veces y el plazo ahora es el 26 de marzo, aunque sin avances, a la espera de definiciones también del acuerdo con el FMI. Según el Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, que se aferra a los "principios de sustentabilidad de la deuda" que trazó Guzmán, la negociación depende de la "disponibilidad de divisas".



Tags relacionados

Compartí tus comentarios