INFLACIÓN

Guerra a los precios: el Gobierno sale a cazar "aumentos injustificados" y se mete en las empresas alimenticias

A partir de hoy comenzará a mantener reuniones con supermercadistas y representantes de las empresas alimenticias. El ministro Matías Kulfas quiere dar con el causante de las fuertes subas de los últimos días.

En esta noticia

La guerra del Gobierno contra la inflación y ya comenzó a mover algunas fichas. Sin grandes novedades a la vista a la hora de definir las estrategias, ahora se comienzan a ver algunas de las ideas que se pondrán en marcha.

El primer paso lo dio ayer el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas que, tras un encuentro con representantes de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) y la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), anunció que mantendrá encuentros con representantes de ambas centrales.

Además, se anticipó que los precios de algunos productos se podrían retrotraer al 8 y 10 de marzo en caso de que se verifique que son "injustificados".

El punto que hizo estallar esta situación fue el incremento importante, de hasta el 30%, que se vio en los valores de un buen número de productos, tal como adelantó El Cronista en su edición del lunes pasado. Y a partir de esto, supermercados y alimenticias deberán explicar el comportamiento de los precios, hasta poder dar con el "culpable" de estos incrementos.

"Algunos supermercados culpaban a la industria por las subas mayores al 20% en una semana. Otros a los fraccionadores, los distribuidores, a los almacenes de barrio. Vamos a esperar 24 horas para que esto se aclare", alcaró el funcionario.

Guerra a la inflación: por qué las alimenticias hablan de una "caza de brujas" y piden una hoja de ruta

Además, explicó que "la reunión fue tensa pero constructiva. Vamos a esperar para decir cuáles fueron las empresas que más aumentaron los precios porque apostamos al diálogo. Muchas tiraron la responsabilidad para otro lado", remarcó Kulfas.

aumentos "permitidos"

Según pudo reconstruir El Cronista, efectivamente las alimenticias llevaron a los supermercados listados con aumentos de precios importantes, aunque de algún modo fueron validados por los supermercados, que pagaron lo pedido. Estos centros de venta suelen funcionar como filtro en este sentido ya que, cuando registran aumentos fuertes, informan a la Secretaría de Comercio Interior, algo que en esta oportunidad no ocurrió.

Hoy ya se darán algunos de estos encuentros, en este caso con representantes de la ASU y algunas empresas.

Previo a estas reuniones, durante los últimos días el Gobierno ya había mostrado su preocupación por el avance de precios, y envió a las sedes de algunas empresas inspectores para verificar dos cuestiones en particular.

Por un lado, que las alimenticias estuvieran produciendo a niveles normales, y que los despachos a los centros de venta se estuvieran dando de modo normal, de modo de no generar inconvenientes en el abastecimiento.

El Gobierno anunció que fijará los precios de referencia para el pan y productos industriales a base de trigo

El otro punto en el que se puso el ojo fue en los precios, en este caso certificando precios y el comportamiento de la cadena de costos.

Los inspectores llegan a las firmas con un "requerimiento de información", que debe ser respondido en hasta tres días.

Estas inspecciones no son novedosas. Ya se habían dado el año pasado, cuando el Gobierno tenía con las alimenticias discusiones muy similares a las actuales, y terminó por imponer la Ley de Abastecimiento, una carta que hoy incluso también está sobre la mesa.

en defensa de las subas

En cuanto a las reuniones "mano a mano" que arrancarán hoy, las compañías sostienen que irán "con ánimo de colaborar", aunque también "dispuestas a defender lo que se entiende no es injustificado, en un contexto de inflación altísima".

Y de lo que ocurra en estos encuentros dependerá luego cómo seguirá la historia, y cuál es el camino que llevará adelante el Gobierno.

Por otra parte, Kulfas apuntó al fideicomiso del trigo, y sostuvo que tendrá como objetivo principal estabilizar el precio de los productos finales de esta cadena, como el pan o los fideos.

En este sentido, la idea oficial es que vuelvan a tener los precios de febrero. Así, anticipó que el Gobierno va a exigir a las industrias y los panaderos "que respeten los precios de referencia indicados por la Secretaría de Comercio Interior".

Temas relacionados
Más noticias de Inflación

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.