El Cronista en Europa

Francia apoya el pedido argentino por la deuda, pero pide "diálogo constructivo" con acreedores

Macron mostró sensibilidad al pedido de Alberto y acompañará una prórroga del vencimiento con el Club de París y el FMI. También demandó cuidar a los inversionistas galos.

Tres al hilo. El miércoles por la tarde, Alberto Fernández abandonó París satisfecho por haber asegurado el apoyo de Francia a la renegociación de la deuda que la Argentina arrastra desde 2018 por u$s 44.500 millones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y desde 2014 con el Club de París, un grupo informal de prestamistas institucionales -entre los que predominan los Estados- y al que el Gobierno debería girar u$s 2400 millones si acaso fracasa la construcción de un "puente de tiempo" más allá del deadline fijado para el 31 de mayo.

Fernández visitó al mediodía parisino, por momentos nublado y prácticamente gélido, al presidente francés, Emmanuel Macron, a quien solicitó formalmente ayuda para aliviar el cronograma de pagos de la deuda, y trazar una agenda compartida en el ámbito internacional en materia de protección del medioambiente y promoción de las mujeres. 

Fernández arribó al Palacio del Elíseo a las 13.15 junto a Fabiola Yáñez y ofreció una declaración conjunta con Macron antes de pasar a un almuerzo de trabajo del que también participó el canciller Felipe Solá, y el ministro de Economía, Martín Guzmán

Alberto quedó complacido con oír a Macron decir que Francia estará "del lado de la Argentina" porque "comprende las dificultades" del país, y apuesta por "la estabilidad macroeconómica". Sin embargo, el francés, que mantiene prácticamente confinada la región metropolitana de París hasta el 19 de mayo, demandó que los compromisos con el Club de Paris se hablen "de forma constructiva con los acreedores". 

Qué es el Club de París y qué buscan Alberto y Guzmán en su gira por Europa 

A su turno y durante una declaración que no dio lugar a preguntas a pedido de los anfitriones por razones de orden interno (aunque no faltan temas sin resolver en el plano bilateral) Fernández agradeció "una vez más" el respaldo del que definió como su "amigo" y auguró una reunión "muy fructífera". 

Economía, medioambiente y cultura en la mesa

Según supo El Cronista, Fernández y Macron discutieron el estado del acuerdo Mercosur - Unión Europea, que será sometido a la incorporación de adendas que aseguren el respeto al Acuerdo de París, y así baje la presión en este país en contra del tratado comercial. 

A la hora de las despedidas, Macron obsequió una biografía de Simone Veil, sobreviviente del Holocausto y promotora del aborto legal, sobre la que estampó un agradecimiento por haber asegurado la aprobación de esta práctica mediante la sanción de una ley el pasado 30 de diciembre. Fernández le obsequió en contrapartida un cuadro hecho con tinta china de Pablo Reinoso, hijo de una francesa, del cual Macron tiene una escultura en los jardines de su residencia.

Moderado, el Gobierno evitó hablar de un principio de acuerdo con el Club de París, al menos hasta se concrete una reunión por videoconferencia con la canciller de Alemania, Ángela Merkel.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios