Foro liberal en Bs As

Proclamas contra la "oligarquía de Silicon Valley" y el "marxismo cultural": el giro de la juventud panamericana

A lo largo de tres días, funcionarios, académicos y dirigentes de fuerzas políticas de diversos países de la región debaten en la Legislatura porteña sobre la agenda política que impulsan. Críticas a la "frustración democrática" y cómo observan la tensión entre EE.UU. y China

Impensable en otros tiempos, en la legislatura porteña sesiona por tres días el I° Foro Panamericano de Jóvenes Políticos, un encuentro regional que iba a realizarse en Bogotá, Colombia, y tuvo que cambiar de sede por las amenazas recibidas por dos de los organizadores, según se denunció en el encuentro. 

Ya en Buenos Aires, luego de una recorrida por el casco histórico realizada por el vicepresidente del parlamento local Emmanuel Ferrario, la bienvenida estuvo a cargo del mismísimo Fernando Straface, secretario General y de Relaciones Internacionales de Horacio Rodríguez Larreta, usualmente vilipendiado por la derecha ideológica que está avanzando en la agenda pública. "Gasten plata en Buenos Aires" los invitó el funcionario.

La apertura estuvo a cargo de Enzo Di Fabio, coordinador general de encuentro, Rick Loughery (chairman de la Young Republican National Federation), Salma Agüero (ministra de la juventud designada por el presidente electo de Paraguay, Santiago Peña) y Francisco Di Giuseppe (representante de la primera ministra italiana Georgia Meloni). 

En la platea, entre tantos, escuchaban Carolina Rivera Añez, la hija de la expresidenta boliviana condenada y presa, Jeanine Añez, y Andrea Castsimatidis, presidenta del Partido Republicano de Manhattan.

Rick Loughery, joven líder republicano de Philadelphia, en el Primer Foro Panamericano en la Legislatura

Se escucharon allí fuertes definiciones, inusuales en estas tierras. "La oligarquía de Silicon Valley que impone reglas por la dictadura de la corrección política", críticas tanto a la globalización como a los "gobiernos de inspiración social-comunista", discursos "contra el marxismo cultural y los zurdos" mezclados con defensas de la vida desde la concepción y el fin del opacamiento de las familias, en un tono eminentemente religioso. 

Con un saldo de "viva Italia, viva la Argentina, viva la libertad" muy aplaudido por el auditorio se puso término a esa particular presentación institucional. Y se pasó a otros asuntos, más terrestres.

La primera mesa fue un panel de geopolítica. Fue Straface el que dio el puntapié inicial con un mapa de "una región de paz territorial, especialmente valorado sobre todo en estos tiempos", por un lado, y "una enorme mayoría de ciudadanos que aspira a vivir en democracia". 

También con otra ventaja, gran capacidad para influir en la seguridad alimentaria y la seguridad energética aunque con una "falla en la acción colectiva regional como en el último episodio -felizmente fallido- de recrear la UNASUR, mientras se repiten los ataques a la OEA y son interminables las fallas dentro del Mercosur". 

Así y todo, "la tensión entre los Estados Unidos y China es una oportunidad para América Latina, aunque difícil de aprovechar si lo hacemos con baja autonomía relativa como la que se exhibe", dijo el funcionario larretista.

Fernando Straface, Mariano Caucino y Fabián Calle. Geopolítica regional en el Foro de Jovenes Políticos

Destacó, por otro lado, que la promesa democrática no derivó muchas veces en progreso sino en frustración, lo que provocó que gobiernos de distinto signo ideológico enciendan una luz roja, como el Andrés María López Obrador en México, Pedro Castillo en Perú o Nayib Bukele en El Salvador

Abogó, finalmente por una región con democracia liberal constitucional, alineada con los valores universales en la defensa de los derechos humanos, "donde Cuba, Nicaragua y Venezuela son dictaduras".

Luego vino el análisis de la región desde 1989/90 que hizo el exembajador en Costa Rica e Israel, Mariano Caucino, cuando "muchos creían que la historia había terminado" y puntualizó los "enemigos de la libertad nunca descansan", como lo hizo el talentoso Fidel Castro, que en medio de las penurias económicas resistió desde el Foro de San Pablo contra el liberalismo dominante y convenció a los líderes de la izquierda de iniciar un nuevo proceso revolucionario regional, aunque esta vez sin armas, sino desde el voto popular, con el objetivo de sentarse en el poder y no abandonarlo.

Cerró con el politólogo especializado en defensa Fabián Calle, quien justamente puntualizó que la derecha "no tiene un (Antonio) Gramsci, sí una enorme cantidad de economistas virtuosos, pero se olvidaron de las ciencias sociales y sus efectos". Por eso saludó especialmente la victoria del paraguayo Peña, al que definió como un "conservador popular para llevar las ideas de la libertad, porque con el liberalismo no alcanza".

Después vino un panel de empresarios, análisis del Foro de San Pablo, una presentación de think tanks regionales y el análisis de "dos casos de éxito", "Chile y la campaña del rechazo" (a la nueva Constitución) y "el modelo político de Hungría". 

También está previsto, para hoy sábado, un coloquio de todo el día sobre "la batalla cultural y el rol de los influencers", con varias mesas y debates. Al final, el cierre. Con Nicolás Massot (Argentina), Lucio Martínez Villada (director político de la Fundación Internacional para la Libertad), Victoria Villarreal (La Libertad Avanza, candidata a vicepresidenta) y Matthew Tyrmand (USA).  

A la noche, claro, habrá cena y baile. 

Temas relacionados
Más noticias de Foro

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.