El Gobierno pasa de página y relanza la relación con la Iglesia de Francisco

Restableciendo una tradición que se cortó en 2020, la Conferencia Episcopal visitará al Presidente para saludarlo por las fiestas. Manzur hizo lo propio recibiendo anticipadamente al encargado de los feligreses de la Presidencia y de las fuerzas armadas y de seguridad.

Habiendo transcurrido menos de un año de la aprobación exprés de la legalización del aborto, el Gobierno y la Iglesia católica decidieron pasar página y dejar atrás la etapa de resentimiento que se abrió entonces. 

Por ello, la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) volverá a encontrarse con el presidente, Alberto Fernández, el próximo miércoles 15 de diciembre. La excusa, como todos los años, será presentarle al jefe de Estado los saludos con motivo de la Navidad y el Año Nuevo.

Sin embargo, la cita prevista para las 17 y de la que participarán el canciller, Santiago Cafiero, y el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, derivará indudablemente en un intercambio de posturas sobre los principales temas de agenda, y en particular la delicada situación social.

Los temas a discutir con el jefe de Estado serán discutidos en una reunión de la comisión permanente del episcopado, que se reunirá el 14 y 15 de diciembre. Entre los temas en borrador, emerge una posible manifestación de preocupación por el eventual debate de un proyecto de ley sobre eutanasia.

Esta mesa ampliada asiste y colabora con el órgano de conducción, que presidente el obispo de San Isidro, Oscar Ojea, y acompañan el arzobispo de Marcelo Colombo, como vicepresidente primero; el arzobispo de Bahía Blanca, Carlos Azpiroz Costa, y el obispo auxiliar de La Plata, Alberto Bochatey, como secretario ejecutivo.

Los obispos Bochatey, Ojea, Colombo y Azpiroz visitarán al Presidente el 15 de diciembre.

Los proyectos clave que pierden estado parlamentario esta semana

El encuentro por celebrarse en la Casa Rosada recuperará los encuentros cara a cara entre el Presidente y la "mesa chica" del episcopado, la Comisión Ejecutiva, que se había interrumpido en 2020 en señal de rechazo al tratamiento en el Senado de la ley de aborto, que se aprobó el 29 de diciembre. 

Entonces, los prelados no querían dar una señal de aceptación de la agenda promovida por la Casa Rosada, estampando una fotografía pocos días antes del trámite legislativo. 

En anticipo del reencuentro, el jefe de gabinete, Juan Manzur, recibió el lunes al obispo castrense, Santiago Olivera, el clérigo  responsable de la atención espiritual de los efectivos de las fuerzas armadas y de seguridad, que también tiene bajo su órbita el acompañamiento a los funcionarios que dependen de la Presidencia de la Nación.

En este primer encuentro protocolar, de mutuo conocimiento facilitado por intermedio de sacerdotes de origen libanés -al igual que el tucumano- el clérigo  le dejó una estatuilla del santo Cura Brochero en obsequio y como modelo a seguir para construir la unidad. Según pudo saber este medio, en el encuentro también se reflexionó sobre el rol del obispado en el contexto actual de las fuerzas armadas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios