DEUDAS

Embargó la Fragata Libertad y batalló con Guzmán: ahora está en otro juicio contra Argentina

Embargó la Fragata Libertad en 2012 y representó a los acreedores duros en la reestructuración de la deuda contra Martín Guzmán. El abogado Dennis Hranitzky hoy está con otro holdout que pide 230 millones de dólares.

El ex abogado de Paul Singer, dueño del "fondo buitre" NML Capital que demandó a la Argentina hasta cobrar u$s 2500 millones en 2016, vuelve a participar en un juicio contra la Argentina.

Con vasta experiencia en casos contra el país, Dennis Hranitzky representa ahora al fondo Attestor Master Value, que tiene una sentencia firme en los Estados Unidos para recibir unos 230 millones de dólares por la deuda de 2001 que entró en default y no fue canjeada ni en 2005 ni en 2010. También está con los fondos Trinity Investments y Bainbridge Capital.

Según reveló Sebastián Maril, director de Latam Advisors, este holdout pidió ante el Departamento de Justicia de los Estados Unidos embargar ciertos activos argentinos en la Reserva Federal de Nueva York, luego de un proceso de discovery que se abrió en febrero de este año a instancias del juzgado de Loretta Preska, la sucesora de Thomas Griesa.

No obstante, el propio Hranitzy admitió ante El Cronista que el pedido de embargo se trata de un error en el proceso judicial. "El documento fue presentado por error por un alguacil (US Marshal)", sostuvo ante la consulta de este diario.

Hranitzky participó activamente en juicios contra la Argentina, desde el famoso de los holdouts hasta la reciente reestructuración de la deuda soberana y subsoberanas (provincias) con acreedores privados entre 2020 y 2021.

Socio del bufete de abogados Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan, LLP, había embargado a la Fragata Libertad en 2012 y representó el año pasado al grupo de acreedores más hostil a las propuestas del ministro de Economía, Martín Guzmán.

La Argentina tiene en el exterior una deuda por juicios internacionales cercana a los u$s 9550 millones, de acuerdo a los cálculos de Maril, por las sentencias firmes para holdouts, casos no resueltos ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial, ante la Corte Comercial de la Organización de las Naciones Unidas, el Cupón PBI y las expropiaciones de Repsol YPF y Aerolíneas Argentinas a grupos españoles.

Este monto equivale a casi un cuarto de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y puede complicar la balanza externa y la reputación global del país.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios