RESERVAS AL LÍMITE

Dos sectores clave, superavitarios y sin insumos negocian con Massa dólares para importar

Con Precios Justos, las alimenticias esperan que el Gobierno les destrabe las divisas al contado. La minería, que paga a 180 días, reclama acelerar la entrada de un insumo clave. Entre ambas generan un superávit superior a u$s 33.000 millones.

En términos de balanza comercial, la industria alimenticia tiene un tamaño diez veces mayor al de la minería. En números redondos, exporta e importa diez veces más que el sector minero. Pero ambos sectores comparten dos características: generan un superávit contundente y recorren pasillos oficiales para intentar destrabar importaciones que eviten frenar procesos productivos.

Sergio Massa lanza Precios Justos con una advertencia a las empresas no adheridas: "Van a perder mercado"

El control a las importaciones pone en riesgo inversiones y el ingreso de dólares para 2023, ¿cuáles son los sectores más afectados?


El consumo masivo en general, y la alimentación en particular, esperan asegurarse el flujo de divisas para los próximos meses a partir de la firma de Precios Justos. El programa con el que el ministro de Economía, Sergio Massa, y el secretario de Comercio, Matías Tombolini, quieren moderar la indexación supone congelar unos 2000 productos y la actualización al 4% mensual de otros 30.000 ítems, hasta febrero inclusive.

Dólares al contado

Las empresas firmaron para acceder a los dólares. El nuevo Sistema de Importaciones (SIRA) obliga a las grandes compañías a financiar sus compras a 180 días (las pymes tienen un plazo más corto) y es incluso más restrictivo que la anterior comunicación 7030 del Banco Central. Hay alimenticias que dicen que ya trabajan liquidando stocks ante la demora en los nuevos permisos de importación.

Las empresas firmaron Precios Justos para poder acceder a dólares al contado.

El compromiso del Gobierno, indicaron fuentes privadas, es asegurar los dólares al contado para la producción de las empresas que entren a Precios Justos. Algunos cuentan con obtener ya las divisas para los insumos de los próximos cuatro meses.

El sector alimenticio exportó por u$s 33.000 millones en 2021 e importó insumos y bienes finales por u$s 3000 millones, según datos de la Coordinadora de Fábricas (Copal). Para cuatro meses, fuentes sectoriales estimaron una necesidad de unos u$s 1000 millones. 

Dos grandes empresas -de las más de 100 que acordaron entrar a Precios Justos- estimaron que sus necesidades hasta marzo rondarán entre u$s 40 y u$s 50 millones en total. Suena a poco, pero multiplicado por la cantidad de participantes puede comprometer la acumulación de reservas.

Palo y zanahoria

Como contó El Cronista, la zanahoria para sumar a las empresas al programa que sucederá a Precios Cuidados fueron las importaciones. "Como administramos el comercio exterior, aseguraremos las divisas para importaciones, para que no haya quiebres de stock", dijo Tombolini. La contrapartida: si ese abastecimiento no se cumple, el Gobierno frenará el flujo de dólares.

Matías Tombolini, secretario de Comercio, administra precios e importaciones.

Mientras tanto, la minería, otra industria que el Gobierno considera estratégica, espera importar cuanto antes cianuro. Sus números son similares a los de la alimentación, pero a menor escala: en 2021 exportó por u$s 3300 millones e importó por u$s 235 millones. En nueve meses de 2022, con proyectos de ampliación, vendió por u$s 2838 millones e importó por u$s 314 millones.

Ultimátum minero y de gobernadores

La Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) envió un duro comunicado el miércoles pasado. "A pesar de ser una de las tres únicas industrias generadoras de divisas netas para el país, las trabas a las importaciones de insumos esenciales ya perjudican la producción minera de oro y plata y la construcción de proyectos de litio y cobre".

A fines de octubre, en una reunión con Tombolini, la secretaria de Minería, Fernanda Ávila, y otros funcionarios, los ejecutivos se llevaron del Gobierno el compromiso de destrabar la importación de cianuro. Para eso, Comercio, el Banco Central y la Aduana debían implementar la comisión que seguirá las autorizaciones del SIRA. A esa comisión, Minería debía enviar una nota fundamentando la necesidad crítica de agilizar el ingreso de ese insumo. Pero la comisión no se conformó y los pedidos "uno a uno" se destraban a cuentagotas. "La mayoría de las empresas sigue con problemas", indicaron en el sector.

Massa y Ávila tienen como termómetro de la situación a los gobernadores de provincias mineras. Este jueves 10, las provincias activaron el reclamo a través del Consejo Federal de Minería (Cofemin), que integran las carteras mineras de los distritos. En una nota dirigida a Ávila, el Cofemin sostuvo que "las consecuencias" de la traba de importaciones "podrían catalogarse como graves".

En Economía indicaron que agilizarán la importación de cianuro, pero seguirán negociando con las mineras. En una reunión con CAEM, Massa recordó que el sector tiene 180 días para liquidar sus exportaciones, por lo que no habrá ni "dólar minero" ni menor plazo para acceder a los dólares del Banco Central en ese contexto. A diferencia de otros sectores, como la industria o la construcción, las decisiones de las empresas mineras se toman en Vancouver y en otros polos internacionales, lo que complica la negociación.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.