EMEC enero 2022

Dólar, inflación, déficit, PBI: qué proyectaba el mercado sin el acuerdo con el FMI

Los pronósticos de la primera EMEC del año mostraban un incremento de las expectativas de inflación, dos años más de tímido crecimiento del PBI y déficit primario inflexible a la baja.

En esta noticia

Casi cerrando el primer mes de 2022, las consultoras y centros de estudios dejaron sus primeras proyecciones para el dólar, la inflación y la actividad en la Encuesta de Expectativas Macroeconómicas de El Cronista (EMEC), que muestra que esperaban para la economía sin el flamante acuerdo con el FMI.

En el relevamiento participaron nueve consultoras y centros de estudio que respondieron antes de que el gobierno argentino anunciara el  principio de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. De todas formas, la EMEC de enero deja un trazo grueso de los pronósticos de las principales variables de este año.

Esas proyecciones incluyen una inflación muy similar al casi 51% de 2021, una tasa de interés efectiva que un par de puntos por debajo, un tipo de cambio que avanzará en una proporción mayor para compensar el atraso del año pasado, un crecimiento del PBI bastante leve en los próximos dos años y un aumento de las importaciones, aunque no de las exportaciones.

En el plano fiscal es en el que podría torcer las expectatiivas previas, teniendo en cuenta que el acuerdo prevé para los próximos dos años un sendero de convergencia hacia al equilibrio primario. De todos modos, aún no ha habido manifestaciones en ese sentido y hay un grupo de economistas entre los que reina el escepticismo.

Buena parte de los analistas son escépticos de que el arreglo con el Fondo cause un shock positivo en las expectativas.

Inflación

Uno de los problemas más acuciantes de la economía real pasa por la inflación, que cerró 2021 en 50,9% pese a las previsiones oficiales de 29% (luego aumentadas a 33%), y que con la asistencia monetaria récord del Banco Central (BCRA) al Tesoro en diciembre no parece que vaya a bajar en el corto plazo.

Al menos así lo consideraron los analistas en sus respuestas, que elevaron respecto a diciembre la tasa esperada para 2022 de 49% a 51,6% y para 2023, de 40% a 42%, cifras que de cumplirse dejarían un aumento del índice de precios de 342% para el mandato de Alberto Fernández.

Los seis primeros meses de 2022, la inflación no bajará del 3,3%, según los analistas, aunque como para ninguno esperan más de 4% el acumulado del primer semestre será levemente menor al 25,3% de la primera mitad de 2021. Pero como no se espera el atraso cambiario que hubo el año pasado que en un par de meses contuvo la inflación debajo del 3%, la expectativa es que en el segundo semestre la diferencia se invierta.

Puntualmente, para enero la mediana de respuestas de la encuesta apuntó a un 3,7%; mientras que para febrero, un 3,6%, y para marzo, un 4%. Y en el segundo trimestre, 3,7% para abril, 3,4% para mayo y 3,4% para junio.

De ser así, al cierre del primer semestre de los 21 meses previos en 19 la tasa mensual habrá sido del 3%, con la elevada improbabilidad de que hasta diciembre de 2022 vuelva a haber otro guarismo menor, teniendo en cuenta que los analistas descuentan para la segunda mitad del año una inflación similar a la de la primera.

Dólar

Uno de los instrumentos más mentados por el equipo económico para aplacar la inflación en la previa electoral del año pasado fue atrasar el dólar oficial, a través de una desaceleración importante del ritmo de depreciación del tipo de cambio por parte del BCRA, concepto que los economistas denominan crawling peg.

Junto al ancla tarifaria, que tuvo una suba insignificante en términos reales, el atraso cambiario se sumó a un paquete de medidas heterodoxo cuyo carozo era el control de precios, en especial después de la derrota oficialista en las votaciones primarias.

Además de no haber obtenido resultados en las góndolas, las medidas acumularon distorsiones en los frentes fiscal y monetario. De ahí que los analistas esperen un incremento del tipo de cambio oficial algo mayor al ritmo de la inflación: mientras cerró (sin impuestos) en $ 108 el año 2021, para este prevén que termine en $ 164, un aumento de casi 52%.

De hecho, es un precio superior al que apuntaban las expectativas para fin de 2022 en el período de mayor intensificación del ancla cambiaria en el tercer trimestre de 2021. En esos meses, en los que la inflación llegó a anotar 2,5% en un par de meses, los analistas apuntaban a que la divisa cierre este año por debajo de los $ 155.

Pero en combinación con esta dinámica, los analistas ven para los próximos doce meses que las tasas de los depósitos a plazo fijo seguirán en negativo, al marcar la mediana de respuestas una tasa efectiva del 48%, un par de puntos menor a la inflación, al igual que la tasa Badlar, aunque esperan que las Leliqs sí tengan rendimiento positivo.

PBI y déficit fiscal

Otras dos variables que serán clave este año pasan por la evolución del PBI y del déficit fiscal.

Por un lado, los analistas, según la mediana de sus respuestas, estiman que el rebote de 2021 rondará el 9,7%, con lo que no llegará a borrar del todo el desplome de 9,9% de 2020. Eso se conseguirá recién este año, para el cual el consenso es que se crezca un 2,5%.

En tanto, para 2023 las consultoras ajustaron a la baja el guarismo, al pasar la mediana de 3,2% a 2%, aunque con un elevado grado de dispersión entre las proyecciones.

En cuanto al déficit primario, las previsiones para 2022 apuntan a un 2,85% del PBI, menos que lo que manifestaron esperar el mes pasado, mientras que para 2023 la mediana anotó un 3%, una cifra que da cuenta de la inflexibilidad a la baja del agujero fiscal.

De todas maneras, como la EMEC fue respondida antes de que se anunciara este principio de acuerdo con el FMI que incluirá un cronograma de metas hasta el equilibrio, es posible que estas perspectivas ya hayan cambiado, aunque los primeros análisis de las consultoras y de los economistas relativizan el impacto fiscal del programa, del que resaltan casi solamente la postergación de los pagos con el organismo.

Por el costado de la recaudación, los analistas volvieron a ajustar al alza sus pronósticos, en parte por la inflación y en parte por la expectativa de una intensificación de la estrategia del Gobierno de achicar el déficit por el lado de los ingresos.

Así, la expectativa para este año pasó de $ 16,73 billones de diciembre a $ 17,09 billones de este mes, mientras que en octubre marcaba $ 16,14 billones. En concreto, los pronósticos apuntan a un crecimiento de los ingresos tributarios de 55%, variación levemente positiva en términos reales.

Puntualmente, para enero se espera que la recaudación alcance los $ 1,27 billones, siempre según la mediana de estimaciones, un 64% más en la comparación interanual.

Comercio exterior

Otro de los puntos a resaltar pasa por el comercio exterior y la dinámica de las importaciones y exportaciones. 

Según los resultados de la EMEC, el monto en dólares de las primeras crecerían cerca de un 5% contra las de 2021, de u$s 63.184 millones a cerca de u$s 67.000 millones que esperan los analistas, con bastante consenso.

Esto marcaría una reducción del superávit comercial en 2022 respecto a 2021, dado que las exportaciones, que totalizaron u$s 77.934 millones el año pasado rondarían los u$s 77.000 millones este año, con lo que el saldo, pese a seguir siendo positivo, se achicaría un 32% de u$s 14.800 millones de 2021 a u$s 10.000 millones.

En 2022 también habría superávit comercial, pero más de 30% más chico que el de 2021.

De todas maneras, el rango de pronósticos es bastante más amplio por el lado de las exportaciones. Respecto a meses previos, las proyecciones son bastante similares.

SOBRE LA EMEC

La Encuesta de Expectativas Macroeconómicas El Cronista (EMEC) se realiza una vez por mes desde junio de 2016 entre varios de los más destacados analistas del mercado, incluidos bancos, consultoras, centros de investigación y asesores de inversión, a quienes se les pide que respondan un formulario con una treintena de preguntas sobre 12 variables clave de la macroeconomía y las finanzas nacionales.

De la edición de enero participaron Abeceb, Ecolatina, Management & Fit, Seido, LCG, la Escuela de Economía y Negocios de la Unsam (Costante, Fares y Dentice), PGK Consultores, el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz y el Departamento de Economía Política del Centro Cultural de la Cooperación.

Temas relacionados
Más noticias de EMEC

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.