Energía

Daniel Vila habló de la compleja situación que atraviesa el sector y explicó por qué aumentan las tarifas de luz

El accionista de Edelcos cuestionó la multimillonaria deuda que el Estado nacional mantiene con las empresas distribuidoras y cómo esto impactó en las tarifas.

Daniel Vila, accionista de Edelcos, una compañía controlante de Edenor, anticipó que el contexto económico del país propone una nuevo aumento en las tarifas de luz

"Los aumentos de abril reflejan la autorización del de febrero. Y el 1 de mayo entra en vigencia una nueva tarifa que tiene contemplado el índice de precios al consumidor, el aumento de salarios, y el índice de precios mayorista", detalló el empresario, en diálogo con Desayuno Americano. 

En este sentido, anticipó que el Gobierno definió un incremento mensual del servicio. "Se va a actualizar mes por mes", ratificó Vila. Además, vale destacar que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), las tarifas son controladas por el Estado Nacional, a través del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE). 

Daniel Vila sobre la deuda de las distribuidoras con CAMMESA


"El Gobierno subsidia a los generadores de la energía. El distribuidor, como es el caso de Edenor o de Edesur, tienen un porcentaje ya determinado en el contrato de concesión que se llama VAD y es una fórmula que no se mueve. Al estar subsidiado el generador, el distribuidor va a pérdida", explicó. 

Frente a este contexto económico, Vila remarcó: "Lo que te cobra Edenor en el hogar no le alcanza a la empresa para pagar sus costos operativos". "No te alcanza para pagar los sueldos, los impuestos, el mantenimiento de redes, no haces inversiones", cuestionó.

Justamente, para poder cubrir estos gastos, las compañías distribuidoras debieron financiarse a través de CAMMESA, una empresa mixta que intermedia en la compra y venta de energía.   

"Eso generó un montón de deuda que tenemos las empresas. Edenor tiene una deuda con CAMMESA de 760 millones de dólares", explicó el accionista en el programa conducido por Pamela David. Sin embargo, aclaró que es aún mayor la deuda que el Estado tiene con la compañía.   

Según especificó en América, el Gobierno "no cumplió y no cumple con la fórmula que tiene el contrato de concesión, que es el Valor Agregado de Distribución". Al no reconocer este cálculo, se generó una deuda de "1.200 millones de dólares" que el Estado debe a Edenor.

"¿Con qué nos financiamos los distribuidores todos estos años? Con el intermediario, que es CAMMESA, una empresa mixta que intermedia en la compra y venta de energía", sostuvo Vila.

Sobre este tema acentuó, nuevamente: "El Estado al no reconocernos esa fórmula que tiene el contrato de concesión, a las empresas también se le generó un crédito, que hoy es de 1200 millones de dólares. En consecuencia, nosotros debemos 760 millones de dólares y a nosotros nos deben 1200 millones".

El complejo escenario económico que atraviesan las distribuidoras energéticas generó el impacto en las tarifas del servicio de luz. 

No obstante, el empresario consideró que "el Estado tiene un rol a cumplir, de cuidar y subsidiar a aquellos que están en una situación de desigualdad", no así a quienes cuenten con los recursos para abonar el servicio. 

Por último, sostuvo que parte del superávit que generó el Gobierno está relacionado con no pagarle la deuda a las empresas distribuidoras de energía, así como también con el ajuste a los jubilados, las obras públicas y las universidades.

Temas relacionados
Más noticias de edenor

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.