El kirchnerismo quiere consulta popular para discutir una reforma judicial y la deuda pública

El oficialismo busca poner en marcha un debate esta semana. Oscar Parrili, ladero de la vicepresidenta, impulsa un proyecto para modificar las condiciones de convocatoria a referéndum.

En esta noticia

El senador ultrakirchnerista Oscar Parrilli sorprendió la semana pasada cuando, al cierre del debate en comisión por la reforma de la Corte Suprema, solicitó que en el plenario de este miércoles se ponga a consideración su proyecto de ley que plantea una modificación de la ley de consulta popular que fue sancionada en 2001.

El proyecto que tiene como autor al senador neuquino fue presentado el año pasado y, básicamente, busca modificar tres ítems de la ley que regula ese mecanismo para dar lugar a temas que el kirchnerismo quiere poner en la agenda pública

Con su "jugada", Cristina Kirchner formalizó que ocupa la segunda minoría

Blanqueo para el FMI: se demora el debate del proyecto que levanta el secreto bancario, fiscal y bursátil

Por un lado, modifica las materias vedadas en las consultas populares; por otro, baja las mayorías que se necesitan en el Congreso para efectivizar la consulta y, por último, suprime las limitaciones en cuanto a las fechas de realización.

La propuesta del neuquino responde a que "hasta ahora, el mecanismo incluido en la reforma constitucional de 1994 era engorroso y exigía mayorías especiales en las Cámaras, que lo tornaron impracticable".

El texto había sido presentado en noviembre del año pasado, cuando el Frente de Todos estaba a punto de perder la mayoría en el Senado, y fue reflotado días atrás.

Los temas en mente

Al presentar su iniciativa, el neuquino aseguró: "muchos proyectos de ley que sin duda favorecerán a sectores castigados de nuestra sociedad, que ayudarán a transparentar y agilizar la tan castigada Justicia argentina, a evitar la fuga de divisas y la venta de recursos naturales a empresas extranjeras, la solución del problema habitacional de millones de compatriotas, deben ser sometidos a consulta pública".

Parrilli impulsó su proyecto a días de que el oficialismo pierda la mayoría en el Senado. 

Según afirmó, de esa manera quedarán "en poder de las mayorías las decisiones que afectarán su futuro". 

Los cambios

Aunque mantiene que el proyecto cuya sanción quede en manos del electorado debe iniciarse por Diputados, la iniciativa de Parriili modificaría los temas que no podrán ser sometidos a una consulta popular. 

En lugar de excluir a los proyectos cuyo procedimiento de sanción esté reglado por la Constitución, a partir de la determinación de la cámara de origen o por la exigencia de una mayoría, el proyecto de Parrilli excluye cualquier iniciativa que implique reforma constitucional, presupuesto nacional y temas tributarios, así como también proyectos de materia penal o tratados internacionales.

Impuesto al capital 'fugado' de Cristina Kirchner: los 13 puntos más polémicos del proyecto

Oscar Parrilli contra Gustavo Beliz: nueva embestida del kirchnerismo duro al núcleo duro de Alberto Fernández

El proyecto también modifica la mayoría que se requiere en el Congreso. La ley de Parrilli establece que la ley de convocatoria a consulta popular vinculante deberá ser aprobada con el voto de la mayoría de los miembros presentes en cada una de las cámaras, mientras que la ley vigente habla de mayoría absoluta de miembros presentes.

Aunque que la ley sancionada en 2001 establece que la consulta popular no puede celebrarse el mismo día que un acto eleccionario, el proyecto del senador del Frente de Todos habilita esta coincidencia. 

Temas relacionados
Más noticias de Oscar Parrilli

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.