BOLSILLOS CADA VEZ MÁS FLACOS

Futuro negro para los salarios: con una inflación de tres dígitos, volverán a perder contra los precios

A pesar de que la cantidad de homologaciones de paritarias es récord, los ingresos volverán a perder poder adquisitivo. Los trabajadores informales lideran la caída. Alberto y Massa resisten el aumento por decreto.

Mientras el kirchnerismo presiona al resto del Gobierno para convalidar un aumento de suma fija que ni el presidente Alberto Fernández ni el ministro de Economía, Sergio Massa, parecen aceptar, el salario real se encamina a cerrar 2022 con una nueva caída, según informes de consultores privados y centros de estudios sindicales.

¿Puede funcionar un plan de estabilización? La definición de Roberto Frenkel, el economista más consultado sobre alta inflación

Sueldos: cuál debería ser el salario mínimo para no perder ante la inflación y conservar el poder adquisitivo

El Instituto Nacional de Estadística y Censos publicó este lunes el índice de Salarios de agosto. Si bien el empleo privado formal promedió una suba de 8% que superó a la inflación del mes y contrastó con la baja de julio, tanto el empleo público como el informal cayeron en términos reales.

Los salarios pierden la carrera contra la inflación (Indec).

"En lo que va del año podemos notar una caída del salario real del 3,45% a nivel general", resumió la consultora ACM. "Para el caso del sector privado no registrado, la caída es del 11,2%, mientras que el sector registrado presenta una caída del 1,78%", continuó. Según la firma que dirige Javier Alvaredo, esta tendencia de pérdida de poder adquisitivo continuará. "Es esperable que la dinámica salarial de los distintos sectores continúe registrando el deterioro observado hasta el momento", sostuvo.

La consultora LCG trazó un panorama similar. "Esperamos que en el promedio anual los salarios del sector formal caigan en torno al 1,5% real, consistente con un mayor deterioro hacia fin de año, orbitando valores del -9% real medido diciembre contra diciembre", indicó.

"Estimamos que los salarios registrados (público y privado) cerrarían el año en 94,1% interanual, consistente con un salario real cayendo 2,2%", dijo Santiago Manoukian, jefe de Research de Ecolatina. En el promedio anual, matizó, el salario formal quedaría relativamente constante, con un leve incremento de 0,3%.

Una caída acumulada de más de 20 puntos

El Observatorio de Derecho Social de la CTA Autónoma indicó que el año terminará con homologaciones récord del Ministerio de Trabajo. Con una inflación de casi tres dígitos, "la posibilidad de coordinar la política salarial a través de las paritarias es cada vez más difícil y las brechas entre las distintas actividades corren el riesgo de ensancharse aún más", advirtió. La CTA Autónoma aporta un dato contundente: si entre 2007 (año en el que las paritarias se generalizaron) y 2015 el salario real creció 23,7%, entre 2016 y lo que va de 2022, la caída es del 23,2%.

El salario real cae 23 puntos desde 2016 y retrocede a niveles de 2010, según la CTA Autónoma.

El Centro de Investigación y Formación (Cifra) de la CTA de los Trabajadores detalló que los salarios se encontraban, a julio, 1,4 puntos por debajo de los niveles de diciembre de 2019. "La pérdida real resulta sustantivamente mayor cuando el poder de compra del salario se mide en alimentos", continuó. En ese caso, el salario cae 6,4% y está y 23,8% por debajo de diciembre de 2015. El Salario Mínimo Vital y Móvil, en tanto, sigue 30% debajo del nivel de 2015. Es el ancla de los planes Potenciar Trabajo, que cubre a 1,2 millones de trabajadores informales.

¿Bono, suma fija o nada?

La Cámpora, la CTA de Hugo Yasky y otros sectores del Frente de Todos reclaman una recomposición urgente del salario vía suma fija. El ministro de Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, dijo la semana pasada que la vicepresidenta Cristina Fernández y Massa hablaban sobre eso. La ministra de Trabajo, Raquel "Kelly" Olmos, sugirió que, en realidad, se trataba de un bono y no de un aumento generalizado.

Alberto Fernández y Massa, ambos en El Destape, sostuvieron que un obstáculo para ese aumento general serían los bajos niveles salariales de los trabajadores municipales y la presión que pondría ese incremento sobre las cuentas de las intendencias. "Hoy, de los salarios de menos de $ 120.000, el 60% y los que menos recuperación tuvieron son empleados municipales", dijo Massa este lunes. "Cuando se mira la realidad de los municipios, se ve que, si a ese municipio le subo los sueldos, le arruino las cuentas", agregó.

Luis Campos, coordinador del Observatorio de Derecho Social de la CTA Autónoma, refuta ese argumento. "Ninguna suma fija de las que se dieron en los últimos 20 años se aplicó a municipales. Ni las de Eduardo Duhalde en 2002, ni las de Néstor Kirchner en 2003, ni las de Alberto Fernández a comienzos de 2020", dijo. "Los municipales nunca fueron un problema para dar un aumento por decreto porque, sencillamente, nunca estuvieron incluidos", agregó.

Fernández y Massa buscan hacer equilibrio con la CGT, cuya mesa chica se opone al aumento por decreto, al igual que la UIA. Fuentes sindicales indicaron que Massa y Héctor Daer, secretario general de la CGT, conversaron sobre la posibilidad de acordar precios y salarios. Esa charla causó nuevos reparos, porque no incluyó al Consejo Directivo. "Hay sectores, que no están con Moyano, disgustados con el grupo más concentrado de la conducción", indicaron a El Cronista.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.