Desplome de las importaciones

Balanza comercial: saldo comercial récord para mayo

El saldo comercial de mayo fue el máximo desde que existe la serie. Las importaciones profundizaron la caída en el quinto mes del año.

El saldo comercial de mayo fue el más alto desde que existe la serie, según informó el Indec. El resultado de la balanza comercial del mes pasado fue de u$s 2.656 millones, el mayor registro al menos desde 1990.

Esto responde a un desplome de las importaciones del 32,8% y un aumento de las exportaciones del 21,7% en mayo. El intercambio comercial total fue un 7,8% inferior al del mismo mes del año pasado. 

En el mes, las importaciones fueron por u$s 4.966 millones, su mayor nivel desde el cambio de Gobierno a pesar del desplome interanual, mientras que las exportaciones fueron por u$s 7.622 millones, su mayor nivel desde octubre de 2022.

En lo que va del año, las compras al exterior sumaron u$s22.744 millones, lo que representó una caída del 26% en el acumulado. Las exportaciones por su parte acumulan u$s 31.556 millones, un aumento del 12,5%.  En lo que va del año, el saldo comercial acumula u$s 8.812 millones. 

La principal caída de las importaciones la explicaron las bajas en combustibles y lubricantes (-61,5%), bienes de capital (-33,2%) y piezas para bienes de capital (-28,1%).

Por el lado de las exportaciones, las explicaron en un 26% los bienes primarios, que subieron 52,8% interanual a raíz de la recuperación de la sequía que golpeó al sector agroexportador el año anterior. Este segmento representó ventas por u$s 2.029 millones. Sin embargo, el mayor volumen fue el de manufacturas de bienes de origen agropecuario, que subieron un 7,4% pero que representaron u$s 2.788 millones (36,6% del total vendido).

También subieron las ventas de manufacturas de origen industrial en un 9,4% y alcanzaron los u$s 1.914 millones, mientras que las exportaciones de combustibles y energía subieron un 51,1% y alcanzaron los u$s 892 millones. La suba de las ventas obedeció a un incremento del 30.6% de las cantidades, que compensaron la caída del 6,8% en los precios.

Qué se espera para el año

Según la consultora ABECEB, "con los primeros cinco meses con un superávit comercial orillando los u$s 9.000 millones se espera que la tendencia creciente de las exportaciones en cantidades se mantenga principalmente impulsadas por los sectores primario y energéticos, en tanto que las importaciones seguirán en niveles bajos, aunque recuperándose en el margen al compás de la tibia mejora esperada en el nivel de actividad y de un peso que también seguirá apreciándose en el margen. Nuestras proyecciones apuntan a un superávit comercial en torno a los u$s 16.000 M para este 2024 versus un déficit de u$s 6.926 millones en 2023".

En otro sentido, LCG alertó que las importaciones en los niveles semejantes a los de abril "parecen indicar que la actividad no habría despegado en mayo". Agregaron además que es esperable que "en la medida en que la economía empiece a asentarse, el resultado mensual vaya perdiendo fuerza a partir de la recuperación de las importaciones". 

De sostenerse la dinámica del atraso cambiario, señalaron, las exportaciones podrían verse afectadas y "factores especulativos podrían incidir nuevamente sobre la demanda de importaciones". En este aspecto, influyen elementos como la expectativa sobre el desarme del dólar blend para los exportadores y la liberación del cepo y el recorte del impuesto PAIS que, según puntualizó el ministro de Economía, Luis Caputo, se daría una vez aprobada la Ley Bases.

"En total esperamos un superávit en torno a u$s 20 mil millones para este año", concluyeron desde LCG. 

Temas relacionados
Más noticias de Importaciones

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.