PLAN GAS

Bajante del Paraná: con poca energía de Yacyretá, pagarán más caro el gas local para reemplazar importaciones

Las autoridades permitieron abonar u$s 4,60 el spot para incentivar a las petroleras a tener excedentes de producción por fuera del Plan Gas. Servirá para reemplazar combustibles más caros.

La histórica bajante en el Río Paraná a causa de la sequía en Brasil hizo que las autoridades energéticas argentinas tuvieran que mover el tablero para asegurar el abastecimiento de energía.

Con la central hidroeléctrica Yacyretá en niveles inusualmente bajos, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) pagará más caro el gas local excedente a las petroleras para reemplazar importaciones de combustibles líquidos.

Mediante una nota del secretario de Energía, Darío Martínez, enviada la semana pasada a Cammesa, se autorizó la compra de gas natural en el mercado spot a u$s 4,60 por millón de BTU, lo que otorga previsibilidad a las productoras y un incentivo a seguir inyectando el fluido a los gasoductos.

La utilización de gas en las centrales termoeléctricas es mucho más económica que el gasoil y el fuel oil, que cuestan entre u$s 14,50 y u$s 15,50.

En situaciones normales, la prioridad en el despacho eléctrico la tendría la energía hidroeléctrica de la represa Yacyretá. Pero la imposibilidad de utilizar su potencia a pleno obligó a los técnicos a buscar alternativas.

El costo medio de la generación de energía rondará este año los u$s 70 por megavatio-hora (MWh), de los cuales la demanda solamente paga el 37%, según apuntó el consultor Daniel Dreizzen, ex subsecretario de Planificación Energética.

 Y como las tarifas seguirán congeladas al menos hasta fin de año, todo sobrecosto es absorbido por el Tesoro a través de la vía de los subsidios, que ascenderían a u$s 9000 millones en 2021.

En junio hubo un récord de importación de Gas Natural Licuado (GNL), por un equivalente a 30 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d), además de los 14 MMm3/d de gas que entrega Bolivia.

La semana pasada también se registraron los máximos consumos de energía eléctrica para invierno: el lunes 28 fueron 25.853 MW en medio de una ola polar que puso a prueba el despacho del sistema, principalmente en la Ciudad de Buenos Aires y las inmediaciones.

Hay dos factores que colaboran para contener el uso de líquidos en las termoeléctricas o la peor alternativa, que son los cortes a industrias y estaciones de Gas Natural Comprimido (GNC) en situaciones críticas.

El constante ingreso de energías renovables al sistema y la mejora en la producción de gas que ya se está evidenciando con el Plan Gas.

Por el lado de las renovables, ya están instalados casi 4000 MW; mientras tanto, sigue creciendo la actividad en Vaca Muerta.

Ayer Pampa Energía, la petrolera de Marcelo Mindlin, informó que alcanzó una producción de 6 MMm3/d de gas en el yacimiento El Mangrullo, con un aumento de 34%.

Su compromiso en el Plan Gas era de 9 MMm3/d invernales, cifra que ya está cerca de alcanzar si se contabiliza Sierra Chata y otros campos en los que participa con otros operadores.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios