La OCDE invitó a la Argentina a ser miembro: fue a pedido de Macri, y aguarda una señal de Alberto Fernández

El "club de los países desarrollados" formalizó mediante una carta el inicio del proceso de accesión, que comenzó en 2016. El Gobierno, que dejó traslucir prudencia, debe definir si acepta o rechaza un procedimiento que se exigirá cambios.

El sueño frustrado de Mauricio Macri podría concretarse durante la presidencia de Alberto Fernández. Seis años después de presentarse la candidatura formal de la Argentina para ingresar plenamente a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el proceso tomó hoy el dinamismo que esperaba la gestión anterior, tras la decisión del Consejo Directivo de este organismo multilateral de iniciar conversaciones para la adhesión de seis nuevos países.

En enero de 2016, en su primer viaje al exterior con motivo del Foro Económico Mundial de Davos, el ex presidente Macri anunció la presentación formal de la candidatura argentina a integrar el llamado "Club de los Países Desarrollados" con el objetivo de atraer inversiones. Incluso el Gobierno contó por entonces con un secretario de Estado, en la órbita del ministerio de Economía, para acelerar las negociaciones y propiciar cambios en todas las áreas para poner a la Argentina en mejor consideración de la OCDE.

No obstante, el Frente de Todos diluyó cualquier interés en integrarse al organismo, en parte por el virtual freno que se había dado al proceso por la negativa de los Estados Unidos de ampliar rápidamente la membresía, y el virtual bloque que se había impuesto momentáneamente desde la administración de Donald Trump a la candidatura de Brasil. Pero también se perdió interés por el empeño con que el macrismo había insistido con esta agenda, que ayer festejó como una victoria un hito de la política exterior de la gestión anterior. Incluso Macri se refirió al tema.

Todo cambió ahora. El secretario general de la OCDE, Mathias Cormann, envió al Presidente una carta anunciándole la decisión de evaluar la postulación argentina, pero también demandando una confirmación de interés en seguir el proceso.

"Su compromiso con los puntos que le menciono así como su voluntad de cumplir con otros requerimientos para el proceso de accesión, y comprometerse en éste de una manera afín serán centrales para dar los próximos pasos", señaló Cormann en su carta a Fernández.

La candidatura argentina a la OCDE suma apoyos pero no convence en el Frente de Todos

Un proceso que exige cambios 

Según indicó la OCDE este martes, el acceso al organismo se dará en evaluaciones individuales, bajo un proceso detallado, que dependerá de que los países confirmen su "compromiso con los valores, la visión y las prioridades", entre los que se cuentan "la preservación de la libertad individual, los valores de la democracia, el Estado de derecho y la protección de los derechos humanos".

Asimismo, la OCDE exige a sus miembros demostrar "los méritos de una economía de mercado abierta basada en el libre comercio, la competencia, la sostenibilidad y la transparencia"

También hacen referencia al compromiso de los miembros de la OCDE de promover el crecimiento económico sostenible e inclusivo, así como a sus objetivos en la lucha contra el cambio climático, incluida la detención y reversión de la pérdida de biodiversidad y la deforestación.

"Ni se festeja ni se descarta, se estudia. Porque es un proceso largo técnico y político. Y la Argentina también tiene algunos temas importantes para resolver. El interés por aplicar buenas prácticas siempre está, pero es un trabajo técnico serio y de largo plazo", le dijeron a El Cronista fuentes de la Cancillería involucradas en la negociación.

Primer respuesta: prudencia 

Como primer análisis, dejaron trascender fuentes oficiales, desde el Gobierno analizaron que la OCDE debe realizar un conjunto bastante amplio y profundo de revisiones técnicas para evaluar el estado de situación del país y su marco legal, de políticas y prácticas respecto de los estándares establecidos por la organización.

En resumen, desde la Casa Rosada acotaron que "se trata de un proceso de varios años y que implica reformas profundas". "La Argentina se encuentra en una situación particular, debido a la deuda económica contraída por el último gobierno. Es importante estudiar los requerimientos y las políticas que promueve la OCDE en cada uno de las áreas para evaluar las implicancias de los mismos", añadieron. 

A medida que se reciban las respuestas de los países candidatos a la carta del Secretario General, el Consejo de la OCDE revisará y adoptará hojas de ruta de adhesión individuales, que establecerán los términos, condiciones y procesos pertinentes para su adhesión y reflejarán las áreas prioritarias ya identificadas por los miembros de la OCDE.

Junto con la invitación a la Argentina, se cursaron mensajes similares a Brasil, Bulgaria, Croacia, Perú y Rumania.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios