Una economía que crece, una desocupación que baja y un CCL que no para

Un día después de conocer la tasa de desocupación, el ministro de Economía, Sergio Massa, se reunió con el Comité Ejecutivo de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Al finalizar la reunión, Massa, que llevó al encuentro en la sede de la UIA entre sus temas de agenda el llamado dólar-Qatar que evalúa impulsar el Palacio de Hacienda, expresó: "Tenemos que trabajar juntos, pero eso implica responsabilidad de todos. No puede haber situaciones que paren la producción de nuestras empresas ni abusos de aquellos empresarios que reciben beneficios del Estado".

Por su parte, el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja, sostuvo al término de la reunión que "la principal preocupación es que no haya interrupción de la cadena productiva, por lo que es necesario asegurar los insumos importados intermedios que hacen al producto final". Funes de Rioja reconoció que principalmente en agosto se produjeron frenos de algunas líneas de producción.

Si bien la inflación es demoledora para los bolsillos de los argentinos y la falta de dólares y el precio del mismo le quita el sueño al Gobierno -ayer el Contado Con Liquidación (CCL)-, cerró por encima de los 310 pesos, es cierto que hay algunos datos de la industria y otros sociales que comienzan a mejorar.

La tasa de desocupación en el segundo trimestre del año bajó al 6,9%, frente al 9,6% de igual período del año pasado, según informó el miércoles el Indec. Este índice se ubicó una décima por debajo del 7% registrado a fines de marzo.

La merma en el nivel de desempleo se dio a la par de un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) del 6,9% interanual en el segundo trimestre del año. En tanto, la baja respecto al primer trimestre se dio en medio de una mejora del PBI de 1% en los meses comprendidos por abril-mayo-junio.

La subocupación demandante también disminuyó en el segundo trimestre de este año al 7,7%, contra el 8,5% de igual período del 2021, y algo similar ocurrió con la subocupación no demandante, que retrocedió al 3,5% contra el 3,9% anterior.

De esta forma, la tasa de subocupación total resultó del 11,1%, mientras que los otros ocupados demandantes y los otros ocupados no demandantes disponibles alcanzaron, en conjunto, el 10,8% de la población económicamente activa.

La Argentina parece estar entrando en una economía disociada donde la industria trabaja a buen ritmo, el campo liquidó más de lo esperado por el Gobierno, pero el precio del dólar sigue en alza.


Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios