Opinión

Sindicatos e inflación de 100%: plus y revisiones

Los dirigentes moderados de la CGT demandarán en forma gradual y durante el segundo semestre 2022 la inflación completa del año, que todos ya estiman en no menos del 100% más un porcentaje de recuperación, con una cláusula de revisión en noviembre o diciembre próximo, o a más tardar en enero o febrero de 2023.

Son cuatro las causas por las cuales se producirá un ajuste generalizado de los salarios convencionales:

1. Estamos en el marco de una reactivación selectiva que se va generalizando (reactivación + inflación) y ya hemos salido de la estanflación (inflación + recesión). En términos internacionales salimos de la stagflation (en inglés), y hemos pasado a la reactivflation (en inglés) que implica reactivación + inflación;

Dólar Soja y exportaciones: qué datos arrojó el movimiento en los puertos

2. Los salarios han experimentado distorsiones generalmente originadas en la parálisis de la pandemia (2020/2021) que nunca se recuperaron, y que ahora muestran un desfasaje importante;

3. Muchos salarios convencionales están por debajo de la canasta familiar básica del INDEC para una familia tipo y de las canastas familiares que se miden en las universidades y en las consultoras privadas;

4. El salario básico de convenio, en los procesos de reactivación es la remuneración real y de bolsillo que cobra un trabajador registrado en más de la mitad de las actividades que están experimentando un proceso de evolución gradual.

Después del avance con el FMI, cuál es el próximo gran objetivo de Massa

El Banco Central, en sus informes ya predetermina una inflación de más del 99% y fracción, en términos similares a la de varias consultoras privadas y a las estadísticas que llevan algunas provincias o universidades que hacen los cálculos en forma regional. El mayor impacto recae sobre los productos de primera necesidad, que son los prioritarios dentro del orden de gasto de un trabajador dependiente.

La mayoría de los gremios comenzó el año proyectando el 40%, y en términos similares se ubicó el Salario Mínimo Vital y Móvil. Todo cambió al comenzar la segunda mitad del año. En efecto, hace pocos días debió ser revisado por la Comisión del Empleo, la Productividad y el SMVM con la conformidad del Ministerio de Trabajo, los empleadores representados por las entidades empresarias, y la CGT con un ajuste del 81% con nueva revisión -la segunda del año- en noviembre. Solo se opusieron las CTA oficial y la paralela, que nadie entiende porqué integran la Comisión, ya que ninguna de las dos entidades reúnen las condiciones legales para integrarla.

Cumbre Massa - Georgieva: las cinco áreas donde el FMI vio "concluyentes avances"

Los sindicatos líderes han comenzado las consultas informales, y se observan tres sistemas muy claros:

a. El primer grupo propia un aumento en dos o tres cuotas a partir de septiembre, con revisión a fin de año o en enero o febrero de 2023;

b. El segundo divide los ajustes entre las cuotas y el pago de sumas adicionales, como son el bono de fin de año o sumas adicionales como el día del gremio, o la celebración de algún acontecimiento, o el ajuste de adicionales congelados o postergados, también con cláusula de revisión a fin de año;

Dólar soja: cómo impacta en los bonos argentinos en Wall Street

c. El tercer grupo tiene pactado un sistema de actualización siguiendo la inflación vencida, y a veces la inflación proyectada, que generalmente se ajusta cada trimestre, combinando el IPC del INDEC con otros índices locales o regionales.

La cláusula de revisión es un recaudo fundamental en la estrategia sindical de recuperar de cualquier modo la inflación del año, y es por eso que encontramos acuerdos que no fijan una sino dos o tres fechas para controlar que los acuerdos cubran el total del IPC del INDEC.

En algunos de los acuerdos, se incorpora la combinación del IPC del INDEC con otras determinaciones realizadas por universidades o por organismos provinciales o regionales, de modo que se parametrizan guarismos de por lo menos una fuente oficial y una fuente privada mixta o pública en paralelo. Es el caso de los convenios de SMATA con distintas terminales armadoras de automóviles y de camiones.

La deuda del pasado es un problema que arrastran más del 40% de los sindicatos, con puntos que han perdido en los años más duros de la pandemia (2020/2021) y ahora también pretenden recuperarlos de una forma u otra. Se han propuesto sumas fijas adicionales, escalas variables con adicionales de recuperación en cuotas, o sencillamente el sinceramiento de los valores con el curso completo del IPC del INDEC.

Horacio Rodríguez Larreta vs Patricia Bullrich: actos en espejo, con foco en el conurbano

En síntesis, la carrera entre precios y salarios con inflación del 100% perjudica a todos, los trabajadores perdieron poder adquisitivo del salario, los empleadores están bajo la presión de la inflación y los impuestos, y el Estado no logra trasmitir confianza para atenuar los altibajos de los mercados, inmersos en incertidumbre, falta de previsibilidad, y un cambio permanente de reglas de juego.

Los acuerdos convencionales deberían bajar a nivel de cada empresa, las pymes deberían contar con mecanismos promocionales de empleo, y los salarios no se deberían calcular por inflación, en donde solo procuran mantener el valor constante, sino que deberían pasar a ser salarios variables por productividad.

El escenario cambia en forma constante, pero en el caso de los acuerdos salariales, la suerte del 2022 está echada, con la consigna de que el año 2023 será un año de plena reactivación siempre acosada por el flagelo de la inflación.

Sin fuerza del Gobierno en el Congreso para prorrogar impuestos claves para Nación

Tags relacionados

Las más leídas de Columnistas

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios