Putin explicó el riesgo del dólar

El presidente ruso había alertado a EE.UU. que su política de sanciones iría a erosionar el lugar del dólar como moneda internacional. ¿Perderá Estados Unidos su privilegio exorbitante?

En su última columna en New York Times, el ganador del Pulitzer Bret Stephens, propone analizar el comportamiento de Putin en forma alternativa, partiendo de la idea que la visión convencional que se tiene del mandatario ruso en Estados Unidos "podría estar equivocada".

Así, en lugar de entender como varios analistas que comparan "a Putin con una rata acorralada, más peligrosa ahora que ya no tiene el control de los acontecimientos", Stephens postula ver a Putin como "un zorro astuto, no como un tonto loco". En ese caso, Putin no sería "el perdedor que comete errores de cálculo que sus críticos dicen que es."

Si Stephens tiene razón, un punto crucial por el que Estados Unidos debería preocuparse es el riesgo que corre el dólar de dejar de ser la moneda internacional, que se teme que podría suceder debido a las sanciones que países de la OTAN le han aplicado a Rusia por la guerra contra Ucrania.

Un privilegio exorbitante

En un informe de diciembre de 2020 del Congreso de Estados Unidos, se destaca que el dólar viene funcionado como moneda de reserva dominante del mundo desde la Segunda Guerra Mundial, resaltando que los bancos centrales mantienen alrededor del 60% de sus reservas de divisas en dólares, que cerca de la mitad del comercio internacional se factura en dólares, y que alrededor de la mitad de todos los préstamos internacionales y títulos de deuda globales están denominados en dólares.

Guerra Rusia-Ucrania, EN VIVO, Día 36 | Tropas rusas cavaron trincheras en Chernobyl en la zona más contaminada con radiación

Además de subrayar la importancia del dólar en los mercados cambiarios globales observan que "el dólar es la moneda preferida por los inversores durante grandes crisis económicas, como moneda de ‘refugio seguro'".

El informe recalca que Estados Unidos se beneficia por poseer la "moneda de reserva dominante en el mundo", porque la demanda de dólares estadounidenses le permite obtener préstamos en forma barata y en su propia moneda-anulando efectos negativos de variaciones cambiarias. Además goza del ‘privilegio exorbitante' -como lo llamó Valéry Giscard d'Estaing, ministro de Finanzas de Francia en la década de 1960-de poder mantener déficits sostenidos considerables en su balance de pagos externo.

El economista estadounidense Barry Eichengreen en su libro Exorbitant Privilege: The Rise and Fall of the Dollar and the Future of the International monetar ysystem expuso ese ‘privilegio exorbitante' explicando que a Estados Unidos "le cuesta solo unos centavos producir un billete de $ 100, pero otros países deben pagar $100 en bienes reales para obtener uno".

Henry M. Paulson-ex Secretario del Tesoro de los Estados Unidos entre 2006 y 2009-reconociendo esos beneficios para Estados Unidos de poseer la moneda internacional afirma que "la estatura del dólar es importante" y que debe preocuparse en "preservar las condiciones que crearon la primacía del dólar". Similarmente, en mayo del año pasado en el Congreso de EE.UU. se presentó un proyecto que procura "apoyar el papel del dólar de los Estados Unidos como principal moneda de reserva mundial."

Histórico: Estados Unidos libera 1 millón de barriles de petróleo por día durante 6 meses

Estados Unidos de las Sanciones

En gran medida, las recientes preocupaciones de Estados Unidos en relación a la preservación del dólar como moneda internacional estuvieron promovidas por el impacto del lanzamiento por parte de China de una moneda totalmente digital en 2020. Esos temores resultaron apresurados porque ponderaban que la forma de la moneda podría definir su lugar en la jerarquía internacional.

Sin embargo, casi dos años después, en Estados Unidos vuelven a preocuparse por la continuidad del dólar como moneda internacional. El FMI registra "la erosión sigilosa del dominio del dólar" en un reciente informe. Pero como destaca VivekanandJayakumar, en este caso está relacionado a las sanciones que implementa Estados Unidos contra otros países.

Si bien la causa inmediata de la discusión del futuro del dólar como moneda internacional está relacionada a las sanciones aplicadas sobre Rusia en el marco de la guerra de Ucrania, son varios los países que vienen sufriendo sanciones por parte de EE.UU. en las últimas décadas. Daniel Drezner sostiene el abuso que hace de este recurso, llamando al país "Estados Unidos de las Sanciones" en Foreign Affairs.

La exclusión de Rusia del sistema SWIFT ha encendido la intención de países sancionados por Estados Unidos para alejarse de la zona del dólar en forma unificada. Como explica Drezner, la posibilidad de aplicar sanciones económicas se debe justamente al hecho que el dólar es la moneda internacional. Así, ZongyuanZoeLiu y Mihaela Papa. revelando en Foreign Affairs la existencia de un "eje anti-dólar", alertan al gobierno de EE.UU. que "debe ser consciente de las consecuencias no deseadas de su política de sanciones y encontrar formas de socavar la asociación de desdolarización de Rusia y China".

La lista negra de Moscú: Rusia anuncia más sanciones contra dirigentes europeos e incluye hasta periodistas

Ese alerta no es en vano. Wen Sheng editor de Global Times chino declaró que ‘"las naciones deberían trabajar juntas para socavar el dominio del dólar" que sustenta, con la libra esterlina y el euro, un sistema en servicio "a las economías desarrolladas occidentales para continuar saqueando los recursos naturales y la mano de obra barata de todos los países en desarrollo y subdesarrollados del mundo".

Polo anti sancionador

China ha dejado claro su posicionamiento a favor de Rusia en la guerra de Ucrania ya que entiende que la OTAN está arrastrando al planeta hacia una nueva Guerra Fría, afirmando que con Rusia posee una amistad "sólida como una roca." Además, Rusia y China manifestaron el objetivo de buscar formas de relacionarse económicamente fuera del dólar.

No son los únicos. India, Irán, Arabia Saudita, también han expresado esa intención, entablando la posibilidad de utilizar el yuan o la rupia. China y los países del ASEAN asimismo afirman haber avanzado en sus relaciones de comercio e inversión para alejarse del dólar, mientras que los países de la Unión Económica de Eurasia igualmente sostiene que han hecho progresos con China en busca de desarrollar un sistema financiero y monetario independiente entre ellos. Además, Rusia amenaza con exigir que los importadores de su energía la paguen en rublos.

Estos diálogos se producen en medio de acuerdos comerciales y encuentros diplomáticos en los mandatarios de estos países-como el de Arabia Saudita con China. Además, algunos países del Golfo, Venezuela y Pakistán han rechazado acercamientos de Biden, y hecho acuerdos comerciales con Rusia. Por su parte, China viene entablando diálogo con Afganistán, en situación calamitosa-con 95% de su población pasando hambre-luego de la abrupta retirada de EE.UU. en agosto y sus países vecinos.

Más allá de los anuncios, Rusia aumenta los ataques en Ucrania y crece la tensión en el este

Estos países se caracterizan por haber sufrido, junto a otros como Siria o Corea del Norte, los efectos de la dura política externa estadounidense. Así, la mayoría de los países del mundo ha optado por no aplicarle sanciones económicas a Rusia, incluyendo varios países africanos, Turquía, la Liga Árabe, Israel, México, Brasil y África del Sur. Sólo Canadá, Australia, Japón, Bahamas, Taiwán, Corea del Sur, y Singapur, países claramente alineados a Estados Unidos, han aplicado sanciones junto a EE.UU., la Unión Europea y Reino Unido contra Rusia.

Así, como explica Jerry Grey, en términos de PBI los países que aplicaron sanciones a Rusia representan cerca 40,7 billones de dólares contra 36 billones de dólares de los que no lo han hecho. Pero, los 42 países que sancionaron a Rusia tienen una población inferior a 1.500 millones de personas, lo que implica que 80 por ciento de la humanidad habita en los otros 151 países.

Mordiendo la mano que le da de comer

Frente a este contexto en el cual muchos alertan sobre un peligro para el dólar como moneda internacional, Sebastian Mallaby, economista del tradicional think-tank Council on Foreign Relations, afirma que se debe "ignorar a los detractores. El dominio del dólar llegó para quedarse."

Su argumento se basa en consideraciones similares al mencionado informe del Congreso de EE.UU. que muestra el dominio indiscutido que tiene el dólar en los mercados financieros y comerciales en el mundo, mientras que las monedas de China y Rusia juntas tienen una presencia marginal e insignificante.

Goldman Sachs explica por qué el aumento de los precios del petróleo y los colapsos económicos suelen ir de la mano

En contraposición, aparece la motivación generada por la política de sanciones de EE.UU. sobre varios países que los lleva a buscar otras monedas para evitar ser afectados. Esto mismo se lo explicó Putin a la periodista Hadley Gamble de CNBC en octubre pasado: "Este dólar es una ventaja competitiva: es una moneda de reserva universal y los Estados Unidos lo usan hoy para buscar situaciones políticas y perseguir objetivos políticos, y como resultado dañan sus intereses económicos y estratégicos".

Interviniendo de esa forma con el dólar, sostuvo Putin, Estados Unidos "debilita su posición de moneda de reserva mundial" porque los países son forzados a alejarse de él como medio de operaciones.

El sabio o loco Putin concluyó que como resultado "EEUU muerde la mano que le da de comer."

Tags relacionados

Las más leídas de Columnistas

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios