Mundo DeFi: ¿Es cada vez más difícil entrar en el ecosistema cripto?

Es sabido que blockchain viene a irrumpir en el concepto de la economía centralizada por gobiernos, bancos centrales y las grandes corporaciones. Gracias a esta tecnología, existen cada vez más alternativas que ofrecen descentralización y seguridad, y con ello accesibilidad y transparencia: las llamadas "finanzas descentralizadas", más conocidas como DeFi.

Entre los distintos productos y servicios financieros que encontramos en ellas, los de inversión se dan por contratos inteligentes y descentralizados que permiten prescindir de instituciones financieras como los bancos, para pasar a generar una relación directa entre persona-protocolo. 

Esto toma otra dimensión por ejemplo en Latinoamérica y mercados emergentes, en donde un enorme porcentaje de la población no confía en los gobiernos nacionales, sus instituciones, y como correlato, la moneda nacional no es estable. Por esta y demás razones, la adopción de criptomonedas es mayor en regiones de mayor inestabilidad política, económica y monetaria. 

Las DeFi le dan mayor acceso y transparencia, al mismo tiempo que quitan fricción y existen en dispositivos móviles. En contraposición, lo vertiginoso de este ecosistema marea a los novatos al existir centenares de proyectos, protocolos, plataformas y alternativas.

En este sentido, voy a ofrecer un par de recomendaciones para realizar los primeros pasos en este nuevo ecosistema. Ante todo, lo más importante es informarse, estudiar y leer. Lamentablemente, como en todos los ámbitos en donde se mueve el dinero, este ecosistema está lleno de riesgos, estafadores y de probabilidades de cometer muchos errores. Si se está seguro de querer ingresar a este mundo, hay que conseguir una wallet segura, compatible con Ethereum.

Luego, habrá que adquirir una moneda correspondiente al protocolo DeFi que quieran usar -una de las más utilizadas es DAI- y luego tendrán que comprar ETH para poder moverse y así cubrir los costos de gas. 

Una vez cumplido todo esto, hay que comenzar a "jugar el juego". Lo bueno es que se puede empezar de a poco, con pequeños montos. En este sentido, desde Xcapit desarrollamos una opción de billetera self-custodial que tiene integrado, no solo opciones para la adquisición de monedas, sino también protocolos de inversión que facilitan el uso y resolverán todos los puntos anteriores en la misma aplicación.

Desde que fundamos Xcapit, creo firmemente que sobre la base de Blockchain y las criptomonedas vendrá la democratización de las finanzas, por ello nos propusimos desarrollar productos que permitan brindar acceso y derribar las barreras a productos y servicios financieros.

La ventaja de operar en este tipo de plataformas es que permite acceder al mundo DeFi sin tener que conocer a bajo nivel la propuesta de cada protocolo, ya que de manera simultánea la API permite acceder a un pool de inversiones de manera simple, siempre preservando la custodia del capital. Es así como cada usuario inversor podrá poner sus criptomonedas en un fondo para obtener ganancias y acceder a tasas muy superadoras del 1,75% que otorga un plazo fijo en dólares tradicional en cualquier banco. Pudiendo ingresar sin un mínimo y desinvertir cuando lo decida.

Lo que vimos hasta ahora de DeFi es solo el comienzo. En los próximos años esto crecerá exponencialmente y seguiremos apostando a que la experiencia del usuario, que ya de por sí es mucho mejor que en las finanzas tradicionales en muchos aspectos, permitirá que más personas se animen a entrar a esta nueva economía.

Es nuestra convicción absoluta que esta oportunidad, apalancada sobre la tecnología Blockchain, permitirá generar un gran impacto en cómo las finanzas colaboran en el bienestar humano, y como correlato, brindará acceso e igualdad de oportunidades al mismo tiempo que siga creciendo su adopción. 

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.