#CASHTAG

Los tabúes detrás del boom de Vaca Muerta

Llamada "nueva pampa húmeda" o "la joya energética de escala mundial", Vaca Muerta ilusiona a quienes se imaginan gobernando el país. Las preguntas que genera la obra, el impacto ambiental y social y la infraestructura para los pueblos vecinos

Los datos de crecimiento en la producción de petróleo y gas no convencional se repiten mes a mes. Las proyecciones sobre cuántos dólares podrá generar el yacimiento llamado Vaca Muerta en Neuquén en las próximas décadas ilusionan a los que se imaginan gobernando el país.

Una "nueva pampa húmeda" o "la joya energética de escala mundial" son las expresiones que dominan las coberturas de este milagro productivo de la Argentina en los últimos diez años. De la nada pasó a explicar casi la mitad del gas que se produce en en el país y a ilusionar con exportaciones como nunca antes. La tecnología aplicada y el trabajo de los técnicos hizo posible ubicar los pozos locales entre los más competitivos del mundo.

Pero al mismo tiempo, el avance acelerado en la extracción de los recursos impone preguntas a cualquiera que recorra los yacimientos y las poblaciones aledañas.

La traza del gasoducto Néstor Kirchner para la salida del gas de Vaca Muerta

A continuación, algunos interrogantes que aparecieron durante un viaje realizado esta semana junto a las organizaciones EarthWork, Periodistas por el Planeta, la Fundación Argentina de Recursos Naturales y el Observatorio Petrolero Sur. En el fondo, la duda es una sola: ¿puede Vaca Muerta ser un éxito y la Argentina un fracaso?

  • ¿Están bien manejados los residuos petroleros? 

En la zona noroeste de la ciudad, en el barrio del Parque Industrial, montañas de un barro lleno de basura sobresalen rodeadas por un cerco todo roto. Uno se puede meter caminando y respirar el olor como a óxido. No hay nadie.

Es la planta de Comarsa, una de las tratadoras de desechos que está en la mira por incumplir el decreto provincial 2263, de relocalizar los basurales a una determinada distancia de las poblaciones.

Las petroleras cumplen con cualquier reclamo porque les derivan la tarea a empresas cómo ésta, que entregan los certificados correspondientes. Son un puñado de firmas locales que deberían tener un mejor control de parte de la gestión provincial siempre sujeta a intereses cruzados. Hay ex funcionarios de la provincia que manejan estas firmas, los mismos que ahora pujan por incidir en la designación del área ambiental del gobernador electo Rolando Figueroa.

  • ¿Se cumplen las regulaciones sobre emisiones de gases como el metano, considerado de potente efecto invernadero?

Una cámara infrarroja de la ONG EarthWork registra que hay fugas de distintos tipos de fluidos a lo largo de toda la cadena productiva. ¿Todas esas emisiones están permitidas? No está claro.

Las resoluciones de la secretaría de Energía 236/1993 y su modificatoria 143/1998 establecen prohibiciones y restricciones al aventamiento de gas, y también la chance de solicitar excepciones. Se presentan de hecho declaraciones mensuales con los venteos.

Funcionarios que han pasado por el Gobierno en puestos clave admiten una dinámica jodida: la empresa pasa los límites de emisión, la provincia se contenta con cobrar multas pero la situación no se remeda, ya que para la operación es un costo asumido.

  • ¿No habría que indagar sobre los sismos en las cercanías de las explotaciones no convencionales?

El geógrafo Javier Grosso, de la Universidad Nacional del Comahue, lleva contabilizados 412 temblores desde 2015 en las zonas de Sauzal Bonito, Añelo y Rincón de los Sauces, cerca de los yacimientos.

Junto a Guillermo Tamburini, Grosso publicó en la revista Nature un artículo vinculando la actividad hidrocarburífera con desplazamientos de tierra y advierte porque en la zona ni las viviendas ni las represas están construidas con sistemas antisísmicos.

Impensado: la provincia prometió 50 vivendas en Sauzal Bonito, pero hizo 5. Las rajaduras están en las paredes y en los techos de la casa de Noemí, la dueña de un almacén, y su marido Carlos, un jubilado petrolero. Era una construcción nueva. Hace dos años.

En EEUU, explica Grosso, existen semáforos sísmicos que ante un determinado nivel de temblores frena la producción. Acá aún se debate en la Justicia el impacto de la actividad pero sin marco regulatorio sobre el tema.

  • ¿Por qué las poblaciones cercanas a las explotaciones de donde sale el gas para el país tienen que vivir a garrafa?

Es lo que surge de escuchar a aúna asistente social de Valentina Norte Rural, en la zona oeste de la capital de Neuquén, a 100 kilómetros de la meca energética.

Ahí, en el centro de salud no tienen paracetamol y han faltado gasas. Además, no hay pediatras ni dentistas. La mayoría de las consultas médicas son por problemas respiratorios: la gente quema basura en las casas para soportar el frío.

Temas relacionados
Más noticias de Vaca Muerta
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.