Zoom Editorial

La nueva UIA le abre la puerta a Mercado Libre y enfurece al Gobierno

La pelea entre la Unión Industrial Argentina y el Gobierno volvió a tomar forma la semana pasada y promete seguir.

La excusa para el nuevo round fue el recambio de autoridades que entronó al histórico titular de la Copal, Daniel Funes de Rioja, como nuevo presidente de la entidad gremial empresaria.

Con Funes de Rioja no solo llega un hombre que ya había marcado cortocircuitos con el Gobierno, también le abre las puertas a Mercado Libre, el Amazon made in Argentina, que de la mano de su mentor, Marcos Galperin, desembarca en la UIA (como socio adherente) a pesar de ser una empresa de comercio electrónico. Los detractores de Mercado Libre dicen que Galperin, hombre identificado con el gobierno de Mauricio Macri, llega a esta UIA para respaldar la oposición a las políticas industriales de Alberto Fernández. Sin embargo, la llegada de la compañía, si bien se oficializó ahora, fue en 2019 como sponsor. De hecho, fue invitada a participar ese año en el marco de la iniciativa UIA 4.0 junto a otras empresas de tecnología.

En el Gobierno, el encargado de salir al cruce de Funes de Rioja y compañía fue nada menos que el ministro de la Producción, Matías Kulfas. "Me sorprendió Daniel (Funes de Rioja) que cuando te preguntan en un reportaje si ves reactivación digas que hay reactivación en aquellas industrias ligadas a la construcción y en la construcción misma. Y la verdad que la información del INDEC dice que de 16 ramas industriales, hay 12 que están en claro proceso de recuperación respecto 2019 y la realidad es que esto lo encabeza maquinaria de equipo, lo sigue electrónica, equipamiento médico, alimentación y más ramas que no necesariamente están vinculadas con la construcción" y también el ministro invitó al diálogo pero dejó claro que se llevaba mejor con la conducción anterior de la UIA. "Quiero que tengamos una relación abierta, honesta, de diálogo sincero, como el que tuvimos con la conducción que encabezó Miguel Acevedo y en la que estaban la mayoría de los que hoy están ahí", afirmó Kulfas.

La pelea reciente entre la conducción de los industriales y el Gobierno, y la pelea dentro de la propia UIA, trae al recuerdo el año 2003, cuando quien había sido elegido presidente de la entidad, Alberto Álvarez Gaiani, había contado con el supuesto apoyo del entonces candidato a volver al sillón de Rivadavia, Carlos Menem. Pero quien ganó las elecciones presidenciales fue Néstor Kirchner. Las diferencias internas en la UIA comenzaron enseguida y, al poco tiempo, hicieron que se quebrara la conducción. Con el quiebre se formó una UIA paralela, llamada Grupo Industriales, bajo el supuesto guiño de Kirchner, cuya cabeza era el Grupo Techint y el actual titular del BICE, José Ignacio de Mendiguren, ahora recientemente peleado con el holding que comanda Paolo Rocca.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios