Zoom editorial

La Argentina exportadora, un punto de encuentro en el mar de la política

Sobra vocación, falta articulación. Los acuerdos para alcanzar políticas de Estado son, en la Argentina, una demanda constante. Pero siempre aparece algún obstáculo que impide esbozar puntos de coincidencia. A veces es la coyuntura económica, pero el factor más repetido es la competencia electoral cortoplacista. Los dirigentes políticos no terminan de animarse a aparecer juntos en una foto, porque sienten que pierden identidad frente a sus votantes. No debe extrañar que eso suceda: la Argentina es un país resultadista, en el que importan más los goles que el buen fútbol. Nadie se acuerda que en la vida no hay mejor victoria que un buen empate.

Sin embargo, hay algunos destellos esperanzadores. Sin que nadie lo planifique, sin que haya por ahora una voluntad de fundir agendas, dos actores relevantes de la política dejaron a la vista que construir una visión común no es un objetivo lejano.

Sergio Massa, el socio del Frente de Todos que maneja hoy casi todos los resortes de la política económica, delineó ante los integrantes del Consejo Agropecuario Federal la necesidad de darle competitividad a las exportaciones como palanca fundamental del crecimiento. La coyuntura lo hizo priorizar a la soja, pero destacó la proyección que pueden tener el resto de las economías regionales si reciben el impulso adecuado. En ese menú de estímulos, el ministro habló de tipo de cambio (como el asignado a la liquidación de la oleaginosa), retenciones y presión tributaria. Massa habla del agro, la industria, la energía y la economía del conocimiento, entre otros. La apuesta -compartida por casi todo el mundo empresario y académico- es que sean una polea de crecimiento para el resto de la economía.

El BCRA archiva las subas de tasas de plazos fijos y ya pone fecha para bajarlas

Horacio Rodríguez Larreta, el candidato presidencial más definido dentro de Juntos por el Cambio, también hizo hincapié en las exportaciones como motor del desarrollo. En una reunión en la que blanqueó a su equipo económico, encabezado por Hernán Lacunza, se plantearon lineamientos de un plan de desarrollo productivo que procurará duplicar las ventas externas en seis años. Los sectores que tienen ese potencial son los mismos que identifica Massa. Las políticas seguramente apelarán a herramientas similares.

Hubo algo más en estos días que suma a este horizonte de convergencias: Lacunza también se ocupó de transmitir a inversores que no hay que esperar escenarios disruptivos, ni reperfilamientos de deuda como hubo en el pasado. Hoy la distancia entre políticas no es mucha. Solo hay que comprobarlo.

El desafío electoral de cerrar las fronteras

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.