Zoom editorial

Inversores ven mejor semestre para América latina, ¿y Argentina?

El JPMorgan dijo el lunes que esperaba que la renta variable de los mercados emergentes se desempeñe mejor en el segundo semestre del año, ya que los riesgos por las campañas de vacunación atrasadas y la preocupación por la desaceleración económica de China, así como la fortaleza del dólar estadounidense, se desvanecerían.

Aunque el índice MSCI de acciones de mercados emergentes tuvo un rendimiento inferior al del índice de referencia de los mercados desarrollados de un 11% en los últimos seis meses, podría haber un cambio, según los analistas del banco de Wall Street.

Según la agencia Reuters, el recorte de las tasas de interés en China a principios de julio había provocado nerviosismo en las acciones de los mercados emergentes, alimentando la preocupación por la fortaleza de la recuperación de la segunda economía mundial. Sin embargo, los analistas de JPMorgan dijeron que no estaban de acuerdo, y predijeron que los recortes eran un enfoque dirigido por el banco central de Pekín para apuntalar ciertos sectores.

Dado que no es probable que la Reserva Federal suba las tasas de interés, JPMorgan predijo que el dólar operaría dentro de un rango estrecho, lo que aliviaría la presión sobre los mercados emergentes.

¿Por qué mientras el dólar blue sube en el mercado ya hablan de una baja?

Además, es probable que la vacunación mejore a lo largo de este año y acorte la distancia con la de los países desarrollados, lo que ayudaría a que el crecimiento y los beneficios ganen fuerza.

Pero claro, al punto de vista del JP Morgan, muy bien destacado por Reuters, le falta la pata local ¿Entra la Argentina en ese juego? ¿Hay inversiones para el país?

En el Gobierno no necesariamente quieren que las inversiones lleguen por el lado financiero. Es decir, el deseo es que lleguen inversiones para la economía real y no las que llegan, hacen la diferencia y se van al poco tiempo, como todo capital golondrina. Es obvio que el Gobierno no quiere que pase lo que sucedió durante la administración de Mauricio Macri cuando la "lluvia de inversiones" fue la financiera y llegó para hacer una diferencia por tasa, cambiando moneda dura por blanda, para luego volver a moneda dura y emigrar hacia otro mercado.

Para recuperar la confianza, también el mercado pide condiciones. El ejemplo más claro es la reestructuración de la deuda con el FMI. La confirmación de la utilización de los Derechos Especiales de Giro (DEG) para pagar el compromiso con el Fondo está bien visto por los inversores. Al Gobierno le quedan ahora más de siete meses para terminar de acordar con el FMI, antes de los vencimientos que arrancan en marzo de 2022.

El grueso de los pagos con el FMI se concentran durante el año que viene. En 2022 vencen u$s 17.346 millones y en 2023 u$s 18.395 millones.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios