Zoom editorial

Algunas señales de la política que tranquilizan a los inversores

Los indicadores macro, la inflación y las negociaciones con el FMI luzcan complicadas, pero el trade electoral descuenta un orden económico en todo escenario.

Esta semana la realidad pide que nos abrochemos los cinturones. Se inician las negociaciones con el FMI para destrabar un desembolso de u$s 4000 millones en DEG para pagar vencimientos por u$s 2700 millones

El Indec dará a conocer el IPC de mayo, con la perspectiva del Gobierno de que se ubique debajo del 8,4% de abril, incluso en menos de 8% (los privados no se mueven mucho de 9%). Y se presentarán las alianzas para las PASO de agosto, de donde surgirán algunos trazos de la política que se viene.

Importaciones con yuanes: cuánto representan del swap con China y por qué hay SIRA que no se usan

Ese Aleph de las dificultades argentinas tiene señales paradojales, como la escalada de las acciones de empresas privadas de 46 % en dólares en los últimos meses. 

Se menciona el inicio del trade electoral, en el que los inversores dan por hecho un cambio de signo del gobierno que surgirá de las elecciones de octubre. El "trade" que se profundizo en las últimas semanas en paralelo con las pujas políticas en las fuerzas políticas.

En el oficialismo, la chance de que Sergio Massa compita en las PASO da una serie de indicaciones del programa posible del peronismo kirchnerista. Daniel Scioli candidato generaría la misma señal a los mercados que Massa: un moderado al mando, búsqueda de estabilidad, método de negociación, sin amenazas para la inversión.

El detrás de escena del acto de Massa y las definiciones sobre la estrategia de cara a las PASO

En Juntos por el Cambio, debajo de la pelea entre Horacio Rodríguez Larreta y Patrica Bullrich, sus referentes económicos Hernán Lacunza y Luciano Laspina tienen consensos relevantes sobre las tareas por hacer. 

Y se mencionó también que la derivada "larretista" hacia Juan Schiaretti dio lugar a la producción de un consenso en el cual trabajan Martín Redrado, Diego Bossio y Martín Rapetti. Con matices en cuanto a la implementación, coinciden en las tareas básicas a encarar con el resto del arco cambiemita: orden fiscal y monetario y un plan para bajar la inflación.

Moderación

Del lado de Javier Milei, la brutal consigna dolarizadora y de destrucción del Banco Central fue trocando en el tiempo a medida en que encontraba resistencias de la realidad y de los interlocutores más técnicos

Ahora, las consignas migraron al mediano plazo. La morigeración del discurso llegó de la mano de la incorporación a su equipo de Roque Fernández, Carlos Rodríguez y Darío Epstein. Diana Mondino, candidata a diputada nacional, explicó que el cierre del Banco Central es una forma de expresar que hay que cortar el financiamiento monetario al Estado. Un detalle.

Así, el mercado puede ver que, a pesar de las dudas sobre financiamiento, lo que viene estará acompañado de un sendero hacia el equilibrio fiscal, control de las variables monetarias que impactan en la inflación y un ordenamiento cambiario que indique una hoja de ruta para recuperar las reservas y producción.

Temas relacionados
Más noticias de dólar
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.