Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Exclusivo: Malcorra viajó en secreto a Venezuela

La canciller argentina se reunió con la ministra de Relaciones Exteriores de Maduro. El Gobierno busca una alternativa de diálogo en Venezuela para afrontar la crisis y niegan que la gestión tenga que ver con la candidatura de Malcorra a la ONU.

Imagen de ROMÁN LEJTMAN

ROMÁN LEJTMAN Periodista

1
Malcorra viajó en secreto a Caracas para evaluar la relación con Venezuela

El 22 de abril a la tarde, Susana Malcorra abordó un avión oficial de Venezuela para viajar en secreto desde New York a Caracas, tras firmar en Naciones Unidas el acuerdo sobre Cambio Climático.

Malcorra compartió el vuelo con Delcy Rodríguez, ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, quien en la última cumbre del Mercosur había tenido un fuerte cruce con Mauricio Macri, por su posición crítica con el gobierno de Nicolás Maduro.

En la intimidad del vuelo, Malcorra adelantó a Rodríguez que Argentina exhibiría en el futuro una posición más contemplativa respecto al gobierno venezolano, para evitar que la profundización de la crisis política desemboque en una guerra civil.

La Cancillería argentina confirmó el viaje de Malcorra y aseguró que el cambio de postura de la Casa Rosada no se vincula a las aspiraciones de la ministra de suceder a Ban Ki-moon en la Secretaría General de la ONU.

La confirmación del vuelo secreto ocurrió después de una larga sucesión de encuentros off the record y múltiples  llamadas telefónicas que siempre tuvieron un denominador común: “No sé de qué me habla. Consulte a la Cancillería”, replicaron a coro tres secretarios de Estado consultados por El Cronista.

Finalmente, hoy a las 10.15 AM, una mail enviado desde el Ministerio de Relaciones Exteriores confirmó que Malcorra había viajado desde New York a Caracas, que descansó en un hotel por cinco horas y que después siguió rumbo a Quito (Ecuador), adonde se desarrolló la cumbre de la UNASUR.

Esa escala final, desde Caracas a Quito, también fue compartida por Malcorra y Rodríguez en el avión de PDVSA cedido por la administración de Maduro.

El vuelo desde New York a Caracas y su continuación a Quito sirvió para que ambas cancilleres atenúen la tirante relación diplomática entre Argentina y Venezuela.

Malcorra explicó a Rodríguez que Macri no lidera ninguna conspiración urdida por la Casa Blanca y que su único compromiso es con la democracia y las libertades públicas.

La ministra de Maduro replicó que entendía la posición del presidente argentino, pero que esa postura diplomática dejaba sin espacio político a Venezuela y fortalecía a las facciones más duras del régimen bolivariano.

En este contexto, cuando ya estaban llegando a Caracas, Malcorra adelantó que Macri no quiere colocar al borde del abismo a la democracia venezolana y que buscaría otros métodos para lograr que la oposición sea respetada por Maduro y que los presos políticos sean liberados cuanto antes.

Rodríguez agradeció el gesto diplomático, saludó a Malcorra y quedó en pasarla a buscar para seguir viaje a Quito.

Cerca de las 8.30 del sábado 23 de abril, las dos cancilleres abordaron el avión que despegó hacia Ecuador. En este último tramo del viaje quedó claro que Argentina tendría una posición más contemplativa con Venezuela, si se compara el discurso que Macri ofreció en la cumbre del Mercosur realizada en Paraguay. Y así sucedió: durante la última cumbre de la OEA, Argentina convocó al diálogo pese a la presión diplomática que urgía aplicar la Carta Democrática Interamericana, un mecanismo político que podía dejar a Venezuela afuera del juego diplomático regional.

En Balcarce 50 y en la Cancillería juran que el cambio de paso no se vincula a las posibilidades que puede tener Malcorra para llegar a la Secretaria General de Naciones Unidas. “Se trata de buscar un punto de inflexión en Venezuela. Y no tiene nada que ver con la decisión presidencial de sostener a la canciller como candidata en la ONU. Son dos cosas distintas”, explicaron a este diario en el primer piso de la Casa Rosada.

En Venezuela, la oposición política, piensa diferente.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Don Periñon
Don Periñon 09/06/2016 02:59:59

Lo sorprendente es como esa señora con tanta experiencia se dejó manipular. El daño está hecho.