Metodología japonesa

Las 6 reglas de Marie Kondo para ordenar

El método Konmari, creado por la influencer japonesa Marie Kondo, se basa en deshacerse de las cosas a tiempo y doblar bien la ropa cada día. " Por cada cosa que entre en casa, 1 o 2 como mínimo deben salir" es su primera regla.

El orden es algo fundamental a lo que muchas personas restan importancia. Pero lo cierto es que mantener un espacio ordenado en tu vida diaria, ya sea en tu hogar o lugar de trabajo, es sinónimo de tranquilidad y felicidad. Aunque para saber cómo mantener las cosas perfectas en el tiempo y limpiar la casa hay que seguir una serie de pautas.

Marie Kondo es una experta en el tema y se ha hecho famosa en todo el mundo gracias a su libro, "La magia del orden: Herramientas para ordenar tu casa ¡y tu vida!". La japonesa se ha convertido en toda una gurú del tema enseñando al mundo que el orden comienza por la eliminación del exceso de cosas en nuestra vida.

La saga del vago: el liderazgo de Marie Kondo

Quién es Marie Kondo, la gurú del orden que revolucionó Netflix

Según Kondo, es esa manía de almacenarlo todo la que provoca un exceso de cosas en cada hogar u oficina. Debemos aprender a desprendernos de los objetos y la ropa y de esta manera lograr limpiar toda la casa. Todo un reto que a muchos supone ansiedad y que a través de su método se podrá hacer realidad.

¿QUÉ HACE MARIE KONDO?

El método KonMari se basa en destruir las cosas a tiempo y doblar bien la ropa. Y es que, Kondo da una serie de pautas con las que mantener el orden y limpieza en casa, sobre todo en el armario, a través de su método. Para la especialista, mantener todas las prendas en posición vertical es esencial para que todo sea más fácil de ver e identificar.

Aunque lo más importante en el método de la japonesa es saber ordenar y desechar todas aquellas cosas que no se utilizan.

LAS 6 REGLAS DE MARIE KONDO

Regla 1: Comprometete a ordenar

El Método KonMari no es una solución rápida para una habitación desordenada o un enfoque de orden de vez en cuando. Es una oportunidad para reiniciar toda tu vida, pero sólo si te comprometes a seguir sus principios.

La primera regla del orden es tener la intención de ordenar en serio y dedicar el tiempo y el esfuerzo necesarios. Si afrontas tu festival de orden con una visión clara y una actitud positiva, encontrarás la energía y la motivación necesarias para ordenar todas tus pertenencias de una sola vez.

Al final, el esfuerzo merecerá la pena. No sólo experimentarás la alegría de vivir con los objetos que te gustan, sino que estarás en el camino de establecer tu estilo de vida ideal.

Regla 2: Imagina tu estilo de vida ideal

El proceso de orden de Marie no consiste en despejar la casa o hacerla parecer ordenada de forma improvisada para las visitas. Se trata de ordenar de una manera que provoque alegría en tu vida y la cambie para siempre.

Piensa en qué tipo de casa quieres vivir y cómo quieres vivir en ella. En otras palabras, describe tu estilo de vida ideal. Si te gusta dibujar, haz un boceto de su aspecto. Si prefieres escribir, descríbelo en un cuaderno. También puedes recortar fotos de revistas.

Cuando imaginas tu estilo de vida ideal, estás aclarando realmente por qué quieres ordenar y visualizando tu mejor vida. El proceso de orden representa un punto de inflexión, así que considera seriamente el estilo de vida ideal al que aspiras.

Regla 3: Termina de descartar primero

Cuando te embarques en tu aventura de orden con el Método KonMari, recuerda centrarte en lo que quieres conservar. Aprecia los objetos que te dan alegría y deja ir el resto con gratitud.

Descartar no es el objetivo del Método KonMari, pero es una parte importante del proceso porque ofrece la oportunidad de aprender de tus experiencias pasadas. Si dejas ir una pertenencia que nunca usaste, te enseñó que no tiene ningún propósito tener algo así en tu vida. Pensar profundamente en cada objeto que descartes afectará a tu forma de vivir y de adquirir nuevas cosas en el futuro.

A nivel práctico, descartar primero también te permite tener una idea precisa de cuánto hay que guardar realmente. Sólo después de haber descartado puedes dedicar toda tu energía y atención a lo que te da alegría.

En el ejemplo anterior, Marie se deshace de objetos sentimentales -fotos- con una despedida adecuada, utilizando sal (un ritual de purificación japonés) y expresando su gratitud por lo que le han enseñado.

Regla 4: Ordena por categorías, no por lugares

Puede parecer lógico abordar una estantería, un armario o una habitación a la vez. Pero ordenar de esta manera te condenará a una vida de desorden. Para ordenar completamente -y cambiar su vida para siempre- debe ordenar por categorías, no por lugares.

La gente suele guardar el mismo tipo de objeto en más de un lugar. Cuando ordenas cada lugar por separado, estás repitiendo el mismo trabajo en muchos lugares. Nunca puedes comprender el volumen total de cada tipo de cosa que posees: es más probable que guardes los clips en tu oficina si no tienes en cuenta el acopio en el ático. El resultado es que te ves atrapado en un ciclo interminable de orden.

Ordena por categorías -ropa, libros, papeles, komono (artículos varios) y luego artículos sentimentales- y estarás en el camino del éxito.

Regla 5: Sigue el orden correcto

El orden en el que ordenas es crucial. Hazle caso a Marie: ella llegó a este paso vital del Método KonMari después de realizar horas de clases de orden con clientes. Ordenar tus pertenencias en este orden -ropa, libros, papeles, komono y objetos sentimentales- ha demostrado ser el más eficiente y efectivo.

Al empezar por la ropa (relativamente fácil) y terminar con los objetos sentimentales (un reto), se perfecciona la capacidad de decisión a medida que se avanza; al final, la elección de lo que se conserva parece sencilla. Hay otra razón por la que la ropa va primero: Completar esa categoría proporciona una prueba tangible de tus esfuerzos. Ver tu ropa favorita en un armario ordenado cada mañana es una motivación para seguir adelante.

A medida que avanzas en cada categoría, tu energía y entusiasmo aumentan; puede que estés cansado físicamente, pero deshacerte del desorden innecesario actúa como un estímulo vigorizante. A lo largo del proceso, se adquiere un conocimiento más profundo del método, y de uno mismo.

Regla 6: Pregúntate si despierta alegría

Sólo tú puedes saber qué tipo de entorno te hace feliz: éste es el principio subyacente del Método KonMari. También es lo que lo diferencia de otras técnicas de ordenación que se basan en directrices estrictas en lugar de criterios personales. Seguro que has oído "Desecha todo lo que no hayas usado en dos años" o "Cada vez que compres algo nuevo, deshazte de algo viejo". Pero el método de Marie es diferente.

En el Método KonMari, tus sentimientos son el criterio para la toma de decisiones, concretamente, saber qué es lo que te produce alegría. Para determinar esto al ordenar, la clave es recoger cada objeto uno a la vez, y preguntarse en voz baja: "¿Esto me despierta alegría?" Presta atención a cómo responde tu cuerpo. La alegría es personal, así que cada uno la experimentará de forma diferente; Marie la describe como "...una pequeña emoción, como si las células de tu cuerpo se elevaran lentamente".

Mediante el proceso de seleccionar sólo las cosas que te inspiran alegría, puedes identificar con precisión lo que te gusta, y lo que necesitas.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios