El surrealismo de Magritte, el preferido de los compradores en las subastas de Nueva York

Millonarios remates se realizaron estos días en las principales casas especializadas, donde se ofrecieron obras de Picasso, Monet, Van Gogh y Lempicka, aunque el pintor belga terminó siendo la gran estrella

El surrealismo de Magritte, el preferido de los compradores en las subastas de Nueva York

El lunes a la noche Christie's comenzó con una venta de 192 millones de dólares en arte moderno e impresionista y los mayores precios fueron para el surrealismo.

Un enorme Magritte de 150x120 cm, tamaño no habitual en el belga, se vendió en 19,6 millones de dólares. Se trata de un árbol con una luna creciente que tenía un estimado de 7 millones.

Se vendieron 52 de los lotes ofrecidos y solo 6 quedaron sin comprador, 41 de ellos superaron el millón y 4 los diez millones, 15 lotes tenían garantía de venta por terceros o por la casa de subastas y 36 millones se pagaron por los Picasso ofrecidos.

No alcanza buenos precios el genial Yves Tanguy. Una obra lindísima se vendió en solo 1,76 millones cuando hace 20 años había sido vendida en 900.000. Muy buen precio alcanzó un "Jardín de Mirbeau" del decano de los impresionistas Camille Pissarro, estimado en 4 millones superó los 10.

La gran sorpresa fue la escultura del italiano Umberto Boccioni, fundida póstumamente ya que el artista falleció en un accidente de equitación con tan solo 31 años y nunca llegó a fundirla en bronce. La famosa obra titulada "Formas únicas de continuidad en el espacio" se encuentra en los principales museos del mundo y es la más famosa obra del "futurismo", parece uno de los superhéroes actuales y con una base de 4 millones llegó a 16 millones, sin importar que es una réplica de 1971, tomando el modelo de otro bronce (surmoulage) y no del yeso original que realizara el artista.

Un busto femenino de Giacometti se vendió en 3 millones. Se había vendido hace 20 años en un millón, y un bronce de un gallo de Picasso llegó a los 6 millones.

El año pasado la casa de subastas tenía 7 obras que se vendieron en más de 20 millones y este año hubo solo una de ese nivel, por lo tanto sus ventas fueron un 25% menores.

La subasta del martes de Sotheby's me parecía mejor en cantidad y calidad de obras pero su resultado fue solo de 209 millones, con 42 lotes vendidos y 8 sin vender, 16 de las obras tenían garantía de venta, demostrando que ambas casas deben garantizar mínimo un tercio de lo que ofrecen para lograr tener buenos lotes en venta. El año pasado las ventas de Sotheby's en esta misma categoría de subasta fueron por 100 millones de dólares más.

El mayor precio fue el "casi abstracto" paisaje del Támesis de Claude Monet que estaba ya garantizada su venta y logró 27,6 millones. Buen precio fue un busto de Diego, por su hermano Alberto Giacometti, que duplicó su base y se vendió en 14,3 millones, era una de las 6 obras fundidas de la misma.

El Torres García se vendió en su estimación más baja en importantes 2.180.000 dólares. El Tamayo que había no concurrió a la venta retirado ante la falta de interés, prefirieron guardarlo para venta privada y no "quemarlo" en subasta.

Gran puja por uno de los Magritte. "La leyenda de los siglos" de 55x46 cm, trepó a los 8,6 millones. La vista de Estambul de Signac llegó a los 16 millones y un pequeño Van Gogh, de colores pálidos, realizado en un parque de París en 1886, se vendió en casi 10 millones.

Pobre fue la venta del estupendo Caillebotte, llegó a 19,7 millones, y pensamos que hubo más de una mano en la sala. Brillante fue la venta de la sensual dama de vestido rojo de la polaca Tamara de Lempicka (1898-1980), realizada en París en 1927. Es un retrato de una de sus amantes llamada Rafaela, logró 13.400.000 dólares, mucho más de lo estimado.

Los grandes precios de estas subastas han sido los Magritte. Una pequeña témpera vendida en el 2001 en 450 mil dólares, ahora logró 1,62 millones, es decir que sus precios se multiplicaron por cuatro en 18 años.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping