Trucos para hacer un huevo de Pascua casero, incluido el difícil templado del chocolate

El pastelero Mauricio Asta y dos maestras chocolateras comparten la receta original para hacer huevo de Pascuas casero. Además, consejos para templar chocolate fácil en casa

En 2021, Semana Santa cae del jueves santo 1 de abril al domingo de Pascuas 4 de abril inclusive, un fin de semana largo ideal para hacer una escapada a la Patagonia o aprovechar las promociones de los hoteles porteños para pasar el feriado XL lejos de la rutina.

Bariloche, Madryn y Calafate con promociones imperdibles para el finde largo de abril

A diferencia del año pasado, estas Pascuas no transcurren en aislamiento obligatorio, si bien se mantiene el distanciamiento social por la pandemia. Y aunque ya pasó el furor por cocinar en casa que marcó gran parte de 2020, los altos precios de los tradicionales huevos de Pascua llevarán a muchos de vuelta a las ollas y las sartenes.

Pascuas amargas: este año llegan con huevos de más de $ 1000

Las hermanas Giselle y Celeste Franco heredaron la pasión por la repostería de su abuela Nieves, y en plena crisis de 2001 abrieron la confitería María Franco, un clásico de Boedo 20 años después. 

Entre los huevos artesanales que producen -en una jornada de trabajo llegan a las 1.000 unidades- hay con leche y amargos, muy pequeños (30 gramos) y gigantes (20 kilos), e incluso una línea de autor elaborada con chocolate belga. Los precios: desde $ 155 hasta $ 3.000.

Huevo de 1 kilo en chocolate blanco relleno con confites, bombones y golosinas en María Franco (también puede ser de chocolate amargo o semiamargo). Precio: $2000

Cómo hacer un huevo de Pascua, paso a paso, por María Franco (@mariafranco.gourmet)


Ingredientes 

  • Moldes de huevo o figura de Pascua (conejo, gallinita)
  • Pincel (en buen estado, que no pierda las cerdas)
  • Chocolate (los baños de repostería son mucho más fáciles de usar si no tenés experiencia).
  • Confites
  • Glacé real


Línea de autor con chocolate belga de María Franco

Preparación

  1. Cortar el chocolate lo más chico posible y derretirlo en baño de María. Revolver hasta que quede totalmente derretido y uniforme.
  2. Llenar los moldes: utilizar un pincel y cargarlo con el chocolate previamente derretido, prestando especial atención a los bordes.
  3. Llevar el molde a la heladera hasta que esté completamente solidificado (demora 15 minutos).
  4. Retirar y repetir la operación
  5. Tras retirar de la heladera, desmoldar con sumo cuidado. Es el momento más crítico: se recomienda paciencia y precisión.
  6. Llenar una de las mitades con los confites. Luego, con un conito con chocolate caliente, repartir en el borde el chocolate para luego unir con mucha prolijidad. Dejar secar por unos minutos.
  7. Con glacé real o chocolate caliente, cargar la manga para decorar el huevo.


La receta de huevo de Pascua de Mauricio Asta (@mauricioasta)


Ingrediente: 1/2 k. de chocolate cobertura (rinde 6 unidades)

Preparación:

  1. Picar bien finito el chocolate y fundirlo a baño de María. 
  2. Hacer el templado: verter 3/4 partes sobre el mármol de la cocina y esparcirlo hasta que quede una capa delgadísima. Luego, juntar todo en el centro con una espátula. Estirar otra vez sobre la mesada hasta que quede una lámina bien finita.
  3. Llevar otra vez a la olla, junto al tercio que esperaba allí en reposo.
  4. Colocar el chocolate en los moldes. Apenas se seca en los costados, darlos vuelta para quitar el excedente. 
  5. Llevar a heladera o al freezer.
  6. Desmoldarlos con delicadeza, ponerles el relleno deseado (caramelos, confites, bombones) y sellarlos. ¿Cómo? Derritiendo levemente los bordes de una de las tapas en una placa caliente.
  7. Poner el chocolate excedente del punto 3 en una cinta de acetato y cubrir la unión de las dos tapas, para que se mantengan firmes.
  8. Llevar a la heladera y retirar unas horas antes del consumo, según la temperatura ambiente.

Qué es el templado de chocolate, cómo se hace fácil y para qué sirve 

  • El templado es una técnica de manejo del chocolate para utilizar en moldería
  • Se corta en trozos bien pequeños que se colocan en un bol, el cual se sumerge en una olla con agua recién hervida ¡pero con el fuego apagado! 
  • Luego, 3/4 partes se estiran en una mesada de mármol. Atención: nunca de metal, porque se calienta, y la 'gracia' es que el material le transmita el frío al chocolate para bajar su temperatura. 
  • Con una espátula, se va estirando el chocolate hasta armar una capa bien delgada, lista para volver a la cacerola con el 1/4 restante.


Según Asta, "esta técnica permite devolverle firmeza al chocolate porque, al fundirse, la manteca de cacao se derrite y le hace perder estructura. Así, además, el resultado final es brilloso, se despega bien del molde y al cortarlo o morderlo cruje de esa manera tan deliciosa".


Tags relacionados
Noticias del día