Tortilla receta fácil, omelette, huevos revueltos, revuelto de gramajo y suflé de huevo casero

¿Te da fiaca hacer el almuerzo? Rompé unos huevos y probá estas recetas exprés

Hoy las guías alimentarias lo reivindican como un alimento saludable y recomiendan el consumo de hasta una unidad de huevo por día. Recetas para incorporarlo a la dieta.

El huevo es un alimento fundamental a la hora de comer sano. Si bien durante años tuvo mala prensa ya que se lo relacionaba con el aumento del nivel de colesterol, hoy las guías alimentarias lo reivindican como un alimento saludable y recomiendan el consumo de hasta una unidad por día. ¿Por qué? El huevo es una proteína de alta calidad, que contiene colesterol pero es muy bajo en grasas saturadas y no contiene grasas trans, que es lo que realmente tiene que evitar la persona con colesterol elevado. Es, además, bajo en calorías (sólo 75 por unidad) y rico en casi todas las vitaminas y minerales, sólo carece de vitamina C y fibras, por lo que los nutricionistas aconsejan consumirlo acompañado de vegetales y frutas.

Receta fácil y rápida de suflé de queso casero y bastones de queso casero

Cómo elegir un huevo en buen estado

Pero lo primero, antes de comerlo, es elegirlo. "Para revisar que el huevo sea de calidad hay que mirar que su cáscara esté firme y que no se sienta liviano al manipularlo. Mi recomendación es comprar huevos certificados que hayan cumplido con los estándares del Programa Orgánico Nacional: de gallinas ponedoras, libres de jaulas y alimentadas sin adiciones animales o con alimentos netamente orgánicos (granos, semillas, plantas verdes, insectos y gusanos). Con un producto de estas características, siempre nos aseguramos de su calidad", explica Victoria Rucci, chef del restaurante saludable B-Fresh.

"Para saber si el huevo está en buen estado, se puede realizar la prueba de la flotabilidad, introduciéndolo en un vaso con agua: si cae a la base del vaso de manera horizontal, es un huevo muy fresco (1 a 3 días); si cae a la base pero con una inclinación, tiene unos pocos días (6 a 10 días); si queda en la mitad del vaso, le queda poca vida útil (15 a 22 días); y cuando queda flotando en la superficie, no está en buen estado para consumo (25 a 28 días). Esto sucede porque la cáscara del huevo está compuesta, en parte, por microporos por los cuales el aire va ingresando según pasan los días y se va generando una cámara de aire en su interior", explica Rucci. 

"La vida útil del huevo es de 7 a 10 días sin refrigerar, en un lugar fresco y seco de la casa. Un día del huevo fuera de la heladera equivale a 4 días refrigerado, por lo tanto, en la heladera tienen una duración de 28 días. Hay que tener en cuenta que, cuando los compramos, normalmente ya tienen como mínimo una semana de vida", agrega la chef.

Wok de pollo receta fácil para hacer en casa: ¿y te animás a hacer pollo al curry, pollo crujiente o pizza de pollo?

1 - HUEVOS REVUELTOS - Por Martín Arrojo, chef del café&deli Moshu

Los huevos revueltos son un éxito para cualquier desayuno y la estrella de cualquier brunch. Hacerlos en casa es muy fácil y el resultado dependerá del tiempo de cocción: si se quiere un estilo babé, la cocción deberá ser poca y también pueden prepararse “a punto” o secos con más tiempo de cocción.

En Moshu les agregamos queso parmesano y, si se quiere, se les puede sumar un poquito de pimienta o ciboulette picado finito. Son ideales para acompañar con paltas o con fetas de panceta crocante (se hacen en una sartén caliente sin aceite, se doran de ambos lados, y se dejan reposar en un papel absorbente)

Para que queden más cremosos, el secreto es no revolverlos, sino solo arrastrarlos de un lado a otro de la sartén (ideal que sea antiadherente) con una cuchara/espátula de goma para que se formen capas de huevo con un interior húmedo y más cremoso.

Ingredientes (para dos porciones):

  • 6 huevos
  • 1 cucharada de crema de leche
  • 1 puñado de queso parmesano

Preparación:

  • En un bowl, echar los huevos, la cucharada de crema de leche y el puñado de queso parmesano. Revolver bien con un batidor hasta formar una mezcla homogénea.
  • Llevar la mezcla a una sartén con aceite bien caliente. No revolver, arrastrar la mezcla de lado a lado de la sartén hasta que se formen “capas” de huevo. Retirar del fuego al momento de obtener la consistencia deseada que puede ser babé, “a punto” o seco.
  • Se puede decorar con ciboulette finamente cortado.

2 - SOUFFLÉ - por Carolina Gottwald, chef de la boulangerie Gontran Cherrier

Soufflé en francés significa “soplado” o “hinchado” y se trata de una mezcla aligerada con claras de huevo batidas, que se “infla” en el horno a alta temperatura. Las claves son: la consistencia de la mezcla, que debe ser ligera para que suba fácilmente, y la temperatura del horno: cuanto más alta, más subirá el soufflé (pero también más se bajará al retirar del horno, se debe servir en seguida).

Se puede hacer dulce o salado: elegir el ingrediente que le sumará sabor (puede ser queso parmesano, puerros, zapallo, espinaca) y agregar un 50% del peso de la bechamel: si tenemos 800g de bechamel, sumaremos 400g de sabor.

Ingredientes (para 4 moldes individuales o 1 molde grande)

  • 2 huevos grandes
  • C/n de manteca
  • Para la salsa bechamel:
  • 100 gr de harina 0000
  • 100 gr de manteca
  • 600 gr de leche
  • Para darle sabor:
  • 400 gr de queso parmesano (puede ser cualquier ingrediente a gusto: espinacas, puerros, hongos, puré de zapallo).

Procedimiento:

  • Para la bechamel, calentar la leche en una olla al fuego. Mientras tanto, hacer un roux: en una cacerola al fuego derretir la manteca y agregar la harina, mezclar y cocinar hasta dorar. Agregar la leche caliente al roux y revolver con un batidor constantemente, evitando que se formen grumos. Retirar del fuego y reservar.
  • Mezclar la bechamel con el queso parmesano y las dos yemas de huevo. Por otro lado, batir las dos claras restantes a nieve e integrarlas al resto de la preparación en forma envolvente, evitando que la mezcla se baje.
  • En seguida, colocar la mezcla en un molde previamente enmantecado, cubriendo 3/4 partes del molde (porque se inflará). Cocinar en horno precalentado a 200°C durante 15 o 20 min, hasta dorar.
  • Es muy importante evitar abrir la puerta del horno durante la cocción y servir inmediatamente.

3 - OMELETTE - por Natalia Czerwonogora, dueña y chef del restaurante italiano Cosi Mi Piace

El omelette es una receta sencilla y muy versátil ya que admite múltiples combinaciones de ingredientes y sabores. En Cosi Mi Piace los hacemos con champignones, espinaca y tomates, pero va muy bien con casi todo (con otros vegetales, quesos, jamón, panceta o pollo) y se puede disfrutar en cualquier momento del día.

Se puede hacer la base del omelette con los huevos y rellenar con los ingredientes elegidos o hay quienes incluyen todos los ingredientes en el batido y, de esa manera, queda un poco más uniforme la preparación. Todo depende del gusto de cada uno. Lo más importante para hacerlo en casa es contar con una sartén antiadherente para que no se pegue y podamos manipular la preparación con facilidad.

Ingredientes (para 1 porción grande):

  • 3 huevos
  • 1/2 tomate en cuadritos
  • 1/3 taza de champiñones
  • 1/2 taza de espinaca
  • Pizca de sal y pimienta
  • Aceite s/n

Preparación:

  • Batir los huevos en un bowl hasta lograr una mezcla homogénea y espumosa.
  • Calentar una sartén a fuego medio-alto y agregar un poco de aceite. Verter la mezcla de huevo y esperar unos segundos hasta que se cocine por los bordes.
  • Cuando ya esté cocido por debajo, agregar el resto de los ingredientes en el centro y “cerrar” el omellete. Es recomendable usar una espátula.
  • Una vez listo, se puede acompañar con tostadas para el desayuno o ensaladas para el almuerzo o la cena.

4 - REVUELTO GRAMAJO - por Francisco Pidal, dueño del restaurante Canta el Gallo

Un plato típico argentino, fácil, sabroso y rendidor. Las claves de la receta son: cortar las papas bien finitas y freírlas hasta que queden crocantes, batir los huevos antes de utilizarlos y cocinarlos brevemente para que queden “babé”. Para una versión vegetariana, se puede reemplazar el jamón por otro vegetal, como morrones.

Ingredientes (para 1 porción):

  • 300 gr de papas
  • Aceite para freír (cantidad necesaria)
  • 3 huevos
  • 700 gr de jamón cocido
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Arvejas a gusto
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto

Procedimiento:

  • Cortar las papas en bastones bien pequeños y finitos. Dejarlos en remojo en agua fría durante una hora para quitar el almidón. Transcurrido este tiempo, sacar las papas del agua y secar muy bien con papel de cocina.
  • Freír los bastones de papa en una sartén con abundante aceite bien caliente. Ir moviéndolos para que no se peguen. Cuando estén crujientes, retirar y reservar.
  • En un bowl, batir enérgicamente los dos huevos hasta que no quede rastro de la clara. Reservar.
  • Cortar el jamón cocido en finas lonjas y reservar.
  • En una sartén a fuego medio, colocar un chorro de aceite de oliva e incorporar los huevos batidos, moviéndolos durante 1 minuto con una espátula sin dejar que cuajen. Incorporar las papas fritas, el jamón cortado y las arvejas, revolver hasta integrar bien todos los ingredientes y retirar en seguida para que quede cremoso. No sobre-cocinar los huevos.
  • Se puede terminar con perejil o ciboulette fresco picado por encima.

5 - TORTILLA - por Victoria Rucci, chef del restaurante saludable B-Fresh

Sugiero hacer una tortilla con vegetales que puedan incorporarse crudos para que solo tengan la cocción justa y conserven mejor sus fibras y vitaminas. En B-Fresh hacemos una con espinacas, zanahorias y sumamos almendras y semillas. La calidad de la tortilla dependerá de la calidad de los huevos y vegetales elegidos, por lo que recomiendo siempre priorizar aquellos libre de agroquímicos. Se puede cocinar en un molde al horno o en una sartén al fuego.

Ingredientes (para 4 porciones):

  • 4 huevos
  • 6 claras de huevo
  • 50 gr de queso blanco magro
  • 1 atado de espinacas
  • 1 kilo de zanahorias
  • 50 gr de almendras tostadas
  • 10 gr de sal rosada (o sal fina tradicional)
  • 5 gr de pimienta negra molida
  • Aceite c/n
  • Semillas a gusto

Procedimiento:

  • Lavar y sanitizar las hojas de espinacas. Secar y reservar.
  • En una licuadora o procesadora, poner los huevos, las claras, el queso blanco y las espinacas frescas. Licuar hasta homogeneizar la preparación. Volcar el contenido en un bowl.
  • Agregar a la preparación las zanahorias lavadas y ralladas y las almendras tostadas picadas. Condimentar con sal y pimienta.
  • En un molde apto para horno con aceite de coco en la base (o de girasol si no se tiene), volcar la preparación, distribuir semillas en la superficie y cocinar por 30 a 40 minutos a horno 160°C. También se puede hacer en porciones individuales tipo muffin, o cocinar en sartén con tapa a fuego muy bajo por 30 minutos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar