MIÉRCOLES 20/02/2019
Un ex Perico apuesta a las subastas de arte online y aconseja invertir en clásicos

Un ex Perico apuesta a las subastas de arte online y aconseja invertir en clásicos

Alejandro Zárate fue bajista de la banda de reggae furor en los '90. Hace 20 años, se volcó al mercado del arte. Lidera una casa de remates vía streaming con foco en referentes del siglo XX.

A mediados de la década del '90, Alejandro Zárate se bajó del éxito de la banda Los Pericos, donde tocaba el bajo, y se deslizó hacia otra disciplina artística. Ya no como músico, sino como gestor: se volcó a la comercialización de obras de arte a través de subastas.

Hoy está al frente de la subastadora Geist&Zarate Arte, desde donde impulsa la modalidad de remates con transmisión en vivo por internet para poder ofertar sin estar en el lugar, y asegura que el arte puede funcionar como reserva de valor en tiempos de crisis cambiaria.

“El mercado de arte generalmente funciona un poco como una isla. No tiene los mismos indicadores que la economía general”, define en diálogo con Clase Ejecutiva en la sede de la subastadora, una casa racionalista de la década del '30, con líneas similares a la propiedad que proyectó Le Corbusier para Victoria Ocampo y donde hoy funciona el Fondo Nacional de las Artes.

 

Escoltado por una escultura de Enio Iommi y otra de Alicia Penalba, reconoce que el mercado se resiente en tiempos de cotización del dólar inestable pero sostiene que “el coleccionista sigue comprando”. “El coleccionismo tiene que ver con la información. La persona que colecciona tiene conocimiento, es una búsqueda. Siempre esta el tema del refugio, pero también esta relacionado con lo estético”, analiza.

Junto a Zárate está Ecke Geist, un médico alemán enamorado de la cultura argentina. Desde hace 12 años dirige este emprendimiento ahora ubicado en el barrio porteño de Belgrano, que el próximo 15 de noviembre llevará a cabo su 11° remate con un lote de 50 obras de artistas argentinos de la década del '60 y '70 donde se destacan trabajos de Iommi, Antonio Berni y Lucio Fontana, entre otros.

Refugio para el alma

Previo a emprender con Geist&Zarate, el ex Perico trabajó una década en la subastadora VerBo. Conoce el mercado, sabe cuándo conviene ofrecer determinados artistas, cuándo dejarlos en la trastienda y detecta cuándo el comprador se ajusta el cinturón. Desde su experiencia sostiene que el arte “funciona como refugio” en tiempos de crisis y considera que, siempre y cuando se esté bien asesorado, puede ser redituable.

"Es refugio en el sentido de que es un bien que, bien comprado, siempre funciona. Hay artistas, como Antonio Berni, que siempre valen más a través del tiempo y sostienen sus valores porque son de categoría museo, de vanguardia, forman parte de la historia del arte”, explica.

¿Qué buscan actualmente los compradores? “Hay en la actualidad una línea de pintura que tiene que ver con los artistas argentinos que tuvieron proyección internacional o que desarrollaron su carrera directamente en Europa, como Julio Le Parc y Martha Boto”, apunta.

Del otro lado están quienes quieren poner a la venta una obra, un segmento que no respeta a rajatabla la lógica "a mayor crisis más salida al mercado". Zárate lo explica así: “Siempre hay gente que está queriendo vender y en los momentos de crisis es particular. El tema es que cuando hay mucha oferta los precios pueden bajar. En este tema funciona la idea de oferta-demanda, pero es otro mundo que el resto de la economía”.

La clave para los vendedores es la información: “Cuando uno la maneja, sabe cuándo es el momento de salir a vender”, afirma. Sin embargo, hay artistas con obras de determinados períodos con los que siempre se sale ganando, como Berni o Lino Enea Spilimbergo.

Públicos online

Desde septiembre, Geist&Zarate implementó la modalidad de subastas con transmisión online a partir de la cual los compradores pueden ofertar desde cualquier lugar a la par que se realiza el remate en la casona de Belgrano.

“Lo hicimos con la idea de ampliar el espectro de gente que se mueve con las subastas y llegar a otro público, como el coleccionismo joven, que maneja más lo digital. Es acercar la subasta a ellos”, detalla. En esa oportunidad se trataba de un lote de obras abstractas de artistas argentinos. “Nos fue bien. Las compras más importantes se hicieron por internet”, recuerda.

Geist&Zarate realizará su próxima subasta el 15 de noviembre a las 19 en Zabala 1925. Se podrá ofertar también bajo la modalidad online.