Sara Facio está de moda: muestra, libros y anfitriona de premios

A los 86 años la reina madre de la fotografía argentina está vigente y produciendo. Su exhibición en Malba ya la vieron más de 80.000 personas, se editarán próximamente libros con sus trabajos y puso en marcha la Fundación María Elena Walsh, de quien fue pareja.  

Facio junto al director del Malba Eduardo Costantini el día de la inauguración de su muestra de fotografías sobre Perón.

Facio junto al director del Malba Eduardo Costantini el día de la inauguración de su muestra de fotografías sobre Perón.

La fotógrafa Sara Facio volvió a estar en boca de todos en los últimos meses. Ya sea por la exitosa convocatoria que tiene la exhibición de su ensayo sobre los últimos años de Juan Domingo Perón en el Malba, por los próximos libros a publicarse con sus imágenes, las distinciones  o como presidente de la Fundación María Elena Walsh, la reina madre de la fotografía argentina se mantiene activa y produciendo a los 86 años.

El año para Facio comenzó con la muestra “Sara Facio. Perón” que abrió el 8 de marzo en el Malba y se puede visitar hasta el 30 de julio. A menos de un mes de su cierre ya fue visitada por 84.600 personas, según confirmaron desde el museo a Clase Ejecutiva.

La exhibición, planteada como ensayo histórico por el curador Ataúlfo Pérez Aznar, recopila fotografías de corte periodístico desde el regreso del expresidente del exilio en 1972 hasta su muerte en 1974. Facio había sido contratada como corresponsal de la agencia francesa SIPA. Tras las jornadas de trabajo seleccionaba los negativos que enviaría a Francia y el resto se los guardaba. De ese resto surgió la muestra de la que se habían visto apenas 8 de las 113 imágenes que cuelgan en el museo.

Antes de dar vida a la exhibición, el curador, fotógrafo e investigador había trabajado con el material sobre Perón para la edición de un libro. La publicación “Perón" finalmente verá la luz el próximo 18 de julio cuando se presente en la Biblioteca del Malba. Contendrá 186 imágenes que incluyen las 113 de la muestra.

Sara Facio junto al curador e investigador Ataúlfo Pérez Aznar. 

Al mismo tiempo, Ediciones Larivière trabaja en la reedición del libro antológico “Sara Facio”, que hoy se encuentra agotado, y que contiene imágenes producidas desde la década del 60 hasta la actualidad.

El legado de Facio

Facio comenzó su carrera en 1960 tras sus estudios en artes visuales y fotografía en Buenos Aires y París. Creó las secciones de fotografía junto a su socia Alicia D’Amico en los diarios y revistas más importantes del país y en 1973 fundó, con Cristina Orive, La Azotea Editorial Fotográfica, única de su tipo en la región.

Entre sus hitos en materia de gestión cultural figuran la creación y dirección entre 1985 y 1998 de la FotoGalería del Teatro San Martín, la cual se convirtió en faro de divulgación de la fotografía argentina. Tras permanecer cerrada tres años en el marco de las refacciones a las que se sometió el teatro reabrió el pasado junio con nuevo comité curatorial.

Facio fue responsable además de la creación de la colección de fotografías del Museo Nacional de Bellas Artes, donde curó exposiciones entre 1995 y 2010. A la par de su trabajo como gestora cultural expuso sus imágenes en América, Europa y Asia, ingresó a los acervos del Museo de Arte Moderno de New York (MoMA) y del Museo Reina Sofía de Madrid, entre otros, y fue premiada en múltiples ocasiones.

Sara Facio distinguida por el Rotary Club de Buenos Aires

Una de las últimas distinciones la recibió el pasado 2 de julio de parte del Rotary Club de Buenos Aires durante una ceremonia que se realizó en la Legislatura porteña. Facio fue reconocida con el “Laurel de Plata a la Personalidad del Año” por su desempeño en el ámbito de la cultura. El premio distingue a distintas personalidades en campos como la ciencia, el arte, la técnica, el periodismo, el deporte, etc.

Ese mismo día, unas horas antes, se había presentado en Malba la primera edición del concurso literario de la Fundación María Elena Walsh. Allí estuvo Facio, presidente de la institución que lleva el nombre de su compañera de vida. Allí estuvo Facio, tan vigente y presente como el legado que construyó.