Sara Facio en Malba: ensayo sobre los últimos años de Perón

Sara Facio en Malba: ensayo sobre los últimos años de Perón

La prestigiosa fotógrafa exhibe por primera vez las imágenes tomadas entre 1972 y 1974 cuando trabajaba como corresponsal de una agencia francesa. La tensión y la alegría se mezclan en sus fotografías en sintonía con los acontecimientos nacionales.

Sara Facio, fotógrafa argentina, 86 años. Esa mujer coqueta de mediana estatura, pelo corto blanco perla y labios colorados acaba de inaugurar el potente ensayo histórico-documental “Sara Facio. Perón” en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, un trabajo que recpila los dos últimos años del expresidente, desde el primer intento de regreso al país del exilio hasta su muerte. Se trata del registro de una artista que no ejerció ese rol mientras las tomaba, sino que se permitió algunas licencias estéticas mientras ejercía como fotoreportera.

La curaduría de Ataúlfo Pérez Aznar se centra en las fechas claves del tercer peronismo: la primera vuelta de Perón y su estadía en Gaspar Campos (11 de noviembre de 1972); la campaña de Héctor Cámpora y su asunción como presidente (11 de marzo de 1973); el regreso definitivo de Perón y la Masacre de Ezeiza (20 de junio de 1973), las elecciones que consagraron la fórmula Perón-Perón (23 de septiembre de 1973); los “imberbes” y la ruptura con Montoneros (1 de mayo de 1974) y finalmente la muerte y exequias de Perón (1 de julio de 1974).

Gentileza Malba

Esas fechas, a su vez, se vinculan con el destino que tenían las fotografías: Facio trabajaba como corresponsal de la agencia francesa SIPA y el fin de sus registros era periodístico. Tras las jornadas de trabajo seleccionaba los negativos que enviaría a Francia y el resto se los guardaba. De ese resto surgió la muestra que hoy cuelga en Malba y de la que se habían visto apenas 8 de las 115 imágenes.

Facio, la ajena a la política

 

“No me interesa la política partidaria. No he sido socia ni amiga de ningún partido”, sostiene Facio durante una charla brindada en el auditorio del museo el día de la inauguración. Aunque no busca ser condescendiente, sus imágenes tampoco resultan críticas de ese Perón que abrazó a la juventud, les sugirió que se armen y luego los apartó; de la figura nacional que dotó de conciencia de clase a los trabajadores argentinos y que terminó sus días brindando discursos detrás de un vidrio blindado; del Perón que en el epílogo de su vida gobernó con la sombra de la Triple A y la constante tensión entre la derecha y la izquierda de su partido.

Para hacer su trabajo de fotoreportera Facio se mezclaba con la gente y obtenía primeros planos como los que caracterizan sus retratos de escritores y cantantes. “Los muchachos peronistas”, una imagen clave que pertenece al Museo Nacional de Bellas Artes – la artista armó la primera colección de fotografías de la institución en los ’90- es el primer plano de cuatro jóvenes que habían acudido al funeral de Perón. Sin el contexto, los protagonistas de esta imagen podrían confundirse con un grupo musical, una publicidad de ropa o el afiche de una película.

Sara Facio junto al curador Ataúlfo Pérez Aznar y su fotografía "Los muchahos peronistas" (Gentileza Malba)

En Ezeiza, a donde acudió con su socia de entonces Alicia D’Amico, registró al pueblo contento por el regreso definitivo del general – “Había una alegría muy grande, absolutamente contagiosa”- , las pancartas con la leyenda “La vida por Perón”, las corridas, los heridos y el palco en manos de la seguridad armada.

El día de la asunción de Cámpora fotografío los tanques de guerra sobre la avenida Callao, siempre listos ante cualquier eventualidad. También el traspaso de mando en Casa Rosada, con el presidente de facto Alejandro Lanusse entregando los atributos presidenciales mientras que por el hombro del delfín de Perón asoma el ministro de Bienestar Social, José López Rega.

Gentileza Malba

Una parte importante de la exhibición está dedicada al funeral de Perón. “Me sentí cerca de la gente. El dolor que sentí en todo el público, en toda clase social y edad, estaba al lado de ellos. Son fotos que no están tomadas de lejos ni con teleobjetivos. Estaba al lado de la gente”, recuerda. Su cámara tomó las coronas de flores que se abarrotaban en la puerta del Congreso, una imagen en penumbras del cajón, la desolación del pueblo, la viuda rodeada de fuerzas de seguridad – un acto premonitorio- y un empleado de limpieza que barre las flores marchitas de las escalinatas del Parlamento.

“Sara Facio. Perón” se puede ver en el Malba, Av. Figueroa Alcorta 3415, hasta el 30 de julio.

Comentarios1
Ignacio Monachesi
Ignacio Monachesi 16/03/2018 01:16:05

Corrijan la fecha de cierre de la muestra

Shopping