España según Almodovar: un recorrido por los escenarios de sus películas

España según Almodovar: un recorrido por los escenarios de sus películas

Pedro Almodóvar no solo es el director, guionista y productor de cine español más importante desde Luis Buñuel, sino que seguramente sea quien mejor inmortalizó a España y sus distintas épocas en películas entrañables y eternas.

Basta con ver un fotograma de Mujeres al borde de un ataque de nervios, Átame o la reciente Dolor y Gloria para saber que se está, definitivamente, ante una película de Pedro Almodóvar.

Así como los poetas, músicos y pintores, los grandes cineastas adquirieron a lo largo del tiempo, los films y el éxito una impronta que los distingue y los eleva. Es que el mejor cine tal vez no esté hecho de historias magníficas, sino de la forma en que las pequeñas historias son contadas, en los gestos de sus protagonistas, en cada uno de sus detalles.

Almodóvar no solo eternizó actrices como Rossy de Palma, Marisa Paredes o Carmen Maura, sino que inmortalizó como ningún otro director a su país de origen. Si bien cada una de las películas que integran su amplia filmografía permite recorrer distintas ciudades, pueblos y regiones de España (con Madrid a la cabeza), hay algunas que se distinguen especialmente por sus locaciones.

Todo sobre mi madre es un retrato crudo de Barcelona, Volver es presente y pasado de Castilla-La Mancha, y Julieta registra pequeños fragmentos de la mitad del territorio español.

Todo sobre mi madre (1999)

Es una de las grandes obras de Almodóvar que arrasó con las taquillas, las críticas y también los premios internacionales: ganó el Oscar, el Goya y el Globo de Oro, entre muchos otros galardones.

El primer cuarto del drama protagonizado por Cecilia Roth, Marisa Paredes, Antonia San Juan y Penélope Cruz transcurre en Madrid; sin embargo, luego de atravesar una gran tragedia, Manuela (Roth) se muda a Barcelona, escenario definitivo de la película.

La protagonista nos introduce a la ciudad catalana a través de la ventanilla de un taxi que pasa por el monumento a Colón, en el paseo de la Castellana, y la Sagrada Familia de Gaudí, dos de los puntos más emblemáticos de Barcelona. Todo sobre mi madre también inmortaliza el Palau de la Música, obra pionera del modernismo catalán declarada Patrimonio Histórico de la Humanidad, las Casas Ramos diseñadas por Jaume Torres i Grau y el centenario teatro Tívoli.

Sin embargo, Almodóvar no solo hace lucirse a algunas de las construcciones más importantes de la ciudad, sino que da testimonio de rincones más ocultos como la calle de las Caputxes –cuyo nombre proviene de los talleres de confección de capuchas que se levantaban allí en el siglo XVI– y la pequeña calle Allada Vermell.

Con un espíritu menos festivo y turístico que Vicky Cristina Barcelona, dirigida por Woody Allen, Todo sobre mi madre muestra una ciudad nostálgica y solitaria bajo un sol de verano: postales de un lugar dolorosamente bello.

Volver (2006)

Con un gran elenco encabezado por Penélope Cruz, Carmen Maura y Lola Dueñas, esta película que narra la vida y la supervivencia a dolores, mentiras y secretos de tres generaciones de mujeres obtuvo más de 40 premios internacionales, entre ellos la Palma de Oro de Cannes.

El film ostenta una particularidad especialmente interesante para el universo almodovariano: se filmó íntegramente en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, región en la que nació el pequeño Pedro allá por 1949.

Durante su rodaje, Almodóvar escribió: “Recuerdo la tierra roja, los campos amarillos, los olivos color verde ceniza y los patios llenos de vida, macetas, vecinas, secretos como pozos, y soledad. Soledad femenina”. Así, todas las memorias de su infancia quedaron registradas en esta película.

Gran parte de Volver transcurre en los pueblos de Almagro y Granátula de Calatrava, distanciados apenas por 11 kilómetros. Por su apariencia de ser lugares detenidos en el tiempo, estas locaciones son el escenario perfecto para narrar la historia de las hermanas Raimunda (Cruz) y Sole (Dueñas) y su madre Irene (Maura), en la que conviven los vivos y los muertos, el presente y el pasado, las risas y las lágrimas.

Volver es mucho más que una película, es un homenaje personal y sentido de un artista a sus raíces y sus recuerdos más primitivos; tal es así, que incluso su preestreno mundial se realizó allí mismo, en el Auditorio Municipal de Puertollano.

Julieta (2016)

Protagonizada por Emma Suárez y Adriana Ugarte, este film fue uno de los últimos grandes éxitos de Almodóvar. Julieta es una “película viajera”: el director, junto a un equipo de 60 personas, recorrió prácticamente media España para filmar una historia que atraviesa tres décadas de la vida de una protagonista cuyos estados de ánimo se definen, en gran parte, por el entorno espacial en el que se encuentra.

La historia de Julieta comienza una noche, bajo la nieve, en la región de La Mancha, más precisamente en una estación de tren abandonada en la ciudad de Toledo. El amor que nace durante este viaje en tren la lleva hacia el norte a establecerse en Redes, uno de los pueblo marineros más hermosos de Galicia, con sus tejados y casas antiguas con pequeños embarcaderos propios.

Del extremo noroeste del país la travesía continúa en el sur, más precisamente en Andalucía, donde la locación protagonista es una casona rural en Sevilla (“La Cansina”) que data del siglo XIX y actualmente se alquila para bodas, eventos y rodajes.

Si bien Julieta invita a los espectadores a recorrer distintos paisajes y geografías del territorio español, como en la mayor parte de sus películas Almodóvar también guarda un lugar muy especial para Madrid.

Allí, la protagonista encuentra sosiego en la plaza Alonso Martínez del distrito de Chamberí, pasea por Regueros y vive sobre la calle de Fernando VI, que en los últimos años se instaló como uno de los rincones de moda en la ciudad para vivir, comer y hacer compras.