Su historia

Lo engañaron, se quedaron con su idea y un ratón lo sacó de la ruina: así nació el imperio Disney

Walt Disney empezó su caminando con los cortos animados, se animó por los largometrajes y fundó un conglomerado que hoy manda en el mundo del entretenimiento. Cómo construyó su camino.

Pocos podrían imaginar que a partir de un simple ratón se fundaría un imperio. Un dibujo revolucionario y una mente creativa sentarían las bases de uno de los conglomerados más grandes del mundo. De humilde estudio a holding multimedios, Walt Disney Company erigió su poder en los últimos años a través de múltiples adquisiciones y fusiones. Hace casi 100 años un joven animador inició el camino con un corto que se volvería revolucionario para la época y lo motivaría a cambiar por completo la industria del entretenimiento.

Walter Elias Disney se interesó desde muy joven por el dibujo, principalmente en el mundo de las historietas. Inició su carrera trabajando para Kansas City Ad Company en Missouri en 1920 y dos años después fundó Laugh-O-Gram Films en Kansas City para comenzar a producir sus propios cortos animados. Tenía la idea de combinar actores reales con dibujos, sin embargo antes de plasmarlo tuvo que presentarse en bancarrota y viajó a Hollywood para acompañar a su hermano Roy, que recuperándose de una enfermedad.

En California volvió a trabajar en su proyecto y produjo Alice's Wonderland como piloto. Logró convencer a un productor con el que firmó un contrato para desarrollar una serie de seis contenidos. Así fue que fundó su nuevo emprendimiento Disney Brothers Cartoon Studios en 1923. Su fuerte era la animación en celuloide. Esto se realizaba pintando a mano cada lámina de acetato, la cual era colocada sobre un fondo también dibujado y sacando uno por uno cada fotograma.

Los hermanos Walt y Roy Disney, fundadores del imperio.

Para 1927 logró captar al público con otra serie que tenía como protagonista al conejo Oswald. Sin embargo, al releer el contrato con su productor se dio cuenta que él había cedido los derechos del personaje. Entonces decidió emprender un nuevo camino y diseñó a la próxima estrella de sus animaciones: el ratón Mortimer

Tras un nuevo brainstorming rebautizaron al roedor como Mickey y lanzaron dos cortos mudos. Estos tuvieron buena aceptación, pero fue el tercero el que cambió todo. Steamboat Willie fue el primero realizado con sonido y se convirtió en un éxito, que lo llevó a renombrar la compañía (Walt Disney Productions) y pensar una nueva serie con más personajes secundarios, entre ellos Donald, Pluto y Goofy.

Nace el imperio Disney

Al negocio de la producción, los hermanos Disney le sumaron otra que se convertiría en una pata fundamental de su firma: el merchandising. Licenciaron sus creaciones y salieron al mercado lápices, platos y muñecos con sus rostros. El furor por estos simpáticos personajes los animó a dar un paso más y en 1934 dieron inicio a su primer largometraje, Blancanieves y los siete enanitos. Este recién se estrenaría en 1937 y sería la piedra fundacional de otros éxitos en el mundo cinematográfico.

En los 50 incursionaría en otros rubros del entretenimiento. Realizó contenidos para televisión, como The Mickey Mouse Club y Zorro; películas con actores de carne y hueso y abrió su primer parque temático en California (1955). A su vez, fundó la distribuidora Buena Vista Productions con el objetivo de tener el control del marketing de las producciones y así lograr una integración en la cadena audiovisual.

Antes de su muerte, en 1966, Disney compró un terreno en Florida que se convertiría, bajo la supervisión de Roy, en el principal parque de diversiones de la compañía. Hoy esta división mueve más de 45 millones de visitantes por año en todas sus sedes. Según su último balance anual, el segmento de Parques, experiencias y productos representa un cuarto de sus ingresos totales.

La era sin los fundadores

Sin ningún Disney al mando (Roy murió en 1971), la empresa resurgió a través del contenido apuntado a un público más adulto con su estudio Touchstone Pictures. Ahí se elucubraron éxitos de la talla de ‘Splash', ‘Buenos días, Vietnam', ‘La sociedad de los poetas muertos' y ‘Mujer bonita'. Asimismo expandió su presencia internacional con parques en París y Tokio y shows en Broadway basados en sus películas, como ‘La bella y la bestia' y ‘El rey León'.

Magic Kingdom, en Florida, es la principal atracción del universo de parques de Disney.

A partir del 2000 llegó el momento de crecer devorando compañías. En 2001 compró Fox Family Worldwide, tres años después a Los Muppets y en 2006 se hizo con el estudio Pixar por u$s 7400 millones. También adquirió personajes relevantes, a través de sus creadores, entre ellos Lucasfilm (2012) por u$s 4000 millones y Marvel (2012).

La última gran operación fue la absorción de 21st Century Fox en 2019 por la friolera suma de u$s 71.300 millones. Actualmente el holding factura más de u$s 65.000 millones por año y controla las cadenas ESPN, FX y National Geographic, además de tener presencia en el mundo del streaming con ESPN+, Disney+ y Hulu. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios