Detrás de escena

Los secretos de los parques de Disney: basura invisible y colores que no quieren que veas

Más de 150 millones de personas recorren todos los años las atracciones del mundo mágico de la compañía del ratón. Sin embargo, para que todo funcione, hay ciertas reglas.

Es magia y es diversión, pero también está lleno de secretos que, a medida fue pasando el tiempo, poco a poco se fueron revelando. Todos los años más de 150 millones de personas visitan los parques temáticos de Disney, desde Florida y California, en los Estados Unidos, hasta París, Shanghái, Tokio y Hong Kong. Más allá de las atracciones de ensueño y la posibilidad de conocer en ‘persona' a Mickey Mouse, el mundo mágico esconde varias cosas.

El mundo de Disney es el universo de parques más popular del mundo y aunque durante el 2020 permaneció cerrado durante varios meses, desde julio del año pasado ya empezaron a reabrir con protocolos. Barbijos, distanciamiento, reservas de tickets son algunas de las medidas que implementaron para la ‘nueva normalidad'. Pero repasemos algunos de los secretos que se esconden en los pasillos de la tierra soñada por Walt Disney.

Espejito, espejito

Alguno que haya visitado Magic Kingdom o Epcot seguro notó que, al entrar a los baños, no hay ningún espejo. Esto, lejos de ser un error o un método de ahorro, fue una decisión estratégica por parte de los diseñadores de los parques. Y tiene que ver con las filas.

Los baños, junto a las atracciones, son uno de los lugares donde más filas se generan. Uno de los principales motivos, justamente, tiene que ver con los espejos. Entonces directamente los sacaron para acelerar el ritmo y evitar que se produzcan aglomeraciones en la puerta. En tiempos de COVID-19 esta medida toma más relevancia aún.

Sin embargo, esto no implica que no existan los espejos en el mundo mágico, si no que se encuentran escondidos lejos de los lavamanos para que los visitantes los utilicen si quieren chequear que todo esté bien.

¿Dónde está la basura?

La limpieza del parque fue una de las principales obsesiones del fundador de la compañía desde los inicios. Es por esto que, por ejemplo, aseguran que no se venden chicles dentro de las instalaciones. A su vez, Disney no quería los típicos tachos de basura con tapa abierta de las ferias, que cuando se llenaban desbordaban con residuos de todo tipo. Por eso ideó los contenedores rectangulares con la tapa vaivén. Ahora, son moneda corriente.

Pero quizá la solución más innovadora que permite que Magic Kingdom no tenga ni un papel en el suelo es el AVACS. ¿Qué es? El sistema automático de aspiración asistida (o AVAS, por sus siglas en inglés) importado desde Suecia en los 60. Se trata de unos tubos largos que cuelgan desde el subsuelo del parque y aspiran la basura del piso desde 13 ubicaciones estratégicas hacia una locación central.

Este mecanismo tiene una potencia de 200 caballos de fuerza y se activa cada 20 minutos. Según datos de Reedy Creek Improvement District, distrito fiscal creado especialmente para Walt Disney World Company en 1967, el complejo genera 110.000 toneladas de residuos sólidos por año.

Paleta propia

Además de novedades en cuanto a atracciones y personajes, Disney también creó dos colores propios que están presentes en los parques, no obstante cada uno tiene un objetivo bien diferente del otro.

El primero es el ‘Go away green' (o ‘verde alejate') que, tal como su nombre lo indica, es utilizado para dispersar la vista. Los imagineers - nombre con el que se conoce a los encargados de los parques - lo crearon para camuflar edificios y lugares que prefieren que no se vean, como el fondo de una estructura que no pertenece a los juegos o un área en construcción. Es un verde con matices marrones y grises que, aseguran, el ojo humano se ve tentado a ignorar.

Por otro lado está el ‘Blending blue' pensado especialmente para los parques de Florida y que quizá varios lo hayan visto en el castillo de Magic Kingdom. Este color fue ideado para mezclarse de manera armoniosa con el azul del cielo del estado del sol.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios