Coca-Cola cambió la fórmula otra vez: el fiasco de New Coke y el paso en falso de Nativa en el país

La compañía modificó su versión Zero en los Estados Unidos y llovieron las críticas, Algunos usuarios lo comparan con el traspié de 1985.

Como en 1985, Coca-Cola cambió la fórmula en los Estados Unidos. Esta vez el producto renovado es la Coca-Cola Zero Sugar, conocida como Coca Zero, la versión sin calorías de mayor parecido a la versión clásica. Y como en 1985, las críticas empezaron a aparecer.

Según explica el diario The New York Times el plan de la compañía es lograr que la gaseosa "ofrezca un sabor de Coca-Cola aún más icónico". Sin embargo, las primeras reacciones en redes sociales no fueron las mejores.

El temor de los habituales consumidores de la Zero es que se repita el fiasco de la New Coke. Por eso, de manera preventiva, algunos lanzaron campañas para cambiar de refresco, a otras marcas como Diet Dr. Pepper o, pero aún, a Pepsi.

Sin embargo, el gigante de Atlanta tiene confianza en que en esta ocasión no se repetirá el desastre de los años 80. Es más, especialistas en marketing consultados por el Times creen que la compañía está intentando adelantarse a las demandas del mercado.

Cambios de hábito

Los consumidores actuales no son los mismos de los 80 y están acostumbrados a que sus bebidas favoritas cambien de gusto. Basta pensar que en los últimos años las principales marcas de vodka introdujeron sabores a vainilla, cítricos y durazno para darse una idea cómo se modificó el mercado.

Es más, incluso la propia Coca-Cola volvió a incursionar en la New Coke en 2019. Lo hizo con una producción especial y limitada como parte de la promoción de la serie de Netflix Stranger Things ambientada en los 80.

Pero aún en caso de que la nueva Coca Zero fuera un fracaso, la compañía sabe cómo lidiar con ello. Un caso local sirve como muestra.

Nativa duró menos de un año en las góndolas

En 2003 la multinacional había visto una oportunidad de negocios en el amor de los argentinos por el mate. Así, tras una inversión de US$ 1,3 millones, decidió que lanzaría una gaseosa a base de esa infusión.

El nombre lo iba a dejar todo en claro. La llamaron Nativa, para que no quedaran dudas de que se trataba de una bebida autóctona. Pero el proyecto duró poco. Menos de un año después lo discontinuaron porque no había logrado cumplir con el objetivo del 1% de share en el mercado de gaseosas.

Pocos años después desde la Argentina -esta vez en conjunto con Chile- surgió otra idea que acabaría rápidamente. Con el objetivo de ofrecer alternativas bajas en calorías y más saludables, la marca lanzó su versión Life, endulzada con stevia y azúcar.

En esta oportunidad, el producto llegó a lanzarse en varios mercados de todo el mundo. Pero la poca aceptación del público hizo que fuera desapareciendo de las góndolas rápidamente y en 2019 se decidió discontinuarlo definitivamente.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios