Franquicias

Empezaron con $ 2500, rompieron esquemas con sus accesorios y ahora quieren crecer en el exterior

Encontraron un negocio haciendo pulseras, collares y anillos para hombres y ya facturan u$s 940.000. Planean expandirse con locales en la Argentina y fuera del país.

Nicolás Álvarez y Diego Arévalo rompieron algunos esquemas. Ambos renunciaron para emprender cuando todos les aseguraban que la norma era la relación de dependencia. Y juntos crearon una marca de accesorios para hombres, desde pulseras y collares hasta anillos, cuando, por lo general, este rubro suele tener como foco principal el target femenino. Hoy Gogo Accesorios, el proyecto que iniciaron en 2017, cuenta con 8 espacios de venta, factura cerca de u$s 1 millón y planea expandirse a través de franquicias en la Argentina y el exterior.

"En ese momento no sabíamos qué queríamos hacer, solo queríamos renunciar", recuerda Álvarez, que trabajaba como diseñador gráfico en una agencia de publicidad. Él había conocido a Arévalo, graduado de Administración de Empresas, en una fiesta laboral y rápidamente encontraron una conexión con el mundo de los accesorios. "A mí siempre me gustaron los collares, pero no conseguía modelos para hombres y Diego en su infancia hacía pulseras trenzadas y las vendía en el colegio", cuenta el emprendedor.

Diego Arévalo y Nicolás Álvarez fundaron Gogo Accesorios en 2017 y renunciaron a sus trabajos.

Un viaje a Brasil los terminó de convencer de que ese era el rubro indicado luego de ver el precio al que se vendían algunas pulseras en la playa. A su regreso empezaron a buscar proveedores y armaron sus primeros diseños. "Al principio hacíamos accesorios para mujer, pero nos dimos cuenta que queríamos hacer algo que nosotros mismos pudiéramos probar. Queríamos usarlo e ir al gimnasio o a comer para ver si los demás lo miraban o le prestaban atención", señala Álvarez sobre cómo encontraron su nicho.

Los socios se juntaban en un departamento después de trabajar y se quedaban armando pulseras y collares hasta las dos o tres de la mañana. Pero la inexperiencia en el rubro les valió algunos chascos con pedazos de plástico que les vendieron como piedras naturales. Esto los llevó a viajar a Iguazú para investigar y capacitarse en el tema. Ahí consiguieron también a su primer cliente mayorista que los terminó de convencer de renunciar para dedicarse 100 por ciento a su emprendimiento.

La inversión inicial, aseguran, fue de tan solo u$s 170 ($ 2500 al tipo de cambio de ese momento) para comprar insumos. Para promocionar sus productos abrieron un showroom a pocas cuadras del Obelisco y lo transformaron en un espacio para vivir la experiencia completa de la marca. "Les damos atención personalizada, tenemos un sillón masajeador y se sientan ahí mientras le armamos la pulsera tal como quiere. Pueden estar hasta una hora en el local", dice el emprendedor.

En diciembre de 2017 inauguraron su primer local en el shopping Paseo Aldrey, en Mar del Plata. Ahora cuentan en total con ocho espacios, entre locales y góndolas en centros comerciales.

El local de Paseo Aldrey, en Mar del Plata, fue el primero de la marca. Hoy tiene 8 espacios de venta.

Lapislázuli, amatista, ojo de tigre y ónix son algunas de las piedras más utilizadas en sus productos, que elaboran en cada local. Todos los días, detallan, crean entre dos y tres nuevos diseños para renovar el portafolio, que hoy tiene más de 300 ítems, desde mochilas y neceseres hasta rosarios y gorras de cuero. Los precios van desde $ 13.000 hasta $ 360.000 para los artículos de lujo.

Si bien sumaron productos para el público femenino, los hombres siguen representando un 80 por ciento de sus ventas. "Antes los varones no usaban muchos colores, así que empezamos a sumar más opciones marrones, azules y verdes para mezclar con tonos más oscuros", destaca Álvarez.

Gogo Accesorios vende desde pulseras y collares hasta anillos. El 80% de sus clientes son hombres.

El próximo objetivo de Gogo es lanzar sus franquicias para expandirse. Rosario, Córdoba, Neuquén y Mendoza son algunos de los potenciales destinos donde planean abrir entre tres y cuatro locales por año. También tienen interesados en Uruguay, México, Colombia y España. "Queremos que cada local tenga productos diferentes. Va a haber colecciones fijas, pero la idea es que cada espacio tenga entre 10 y 20 productos distintos, entonces ir a cada uno va a ser una experiencia", concluye.

En cifras

  • Fundación: 2017
  • Inversión inicial: US$ 170
  • Cantidad de sucursales: 8
  • Facturación 2023: u$s 940.000

Temas relacionados
Más noticias de emprendedores
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.