El día después

Pymes: 2 claves para sobrevivir en pandemia y volver a crecer después

La flexibilidad de las pymes les permitió adaptarse al contexto adverso. Ahora es momento de prepararse para el fin de la pandemia, donde el cliente y la innovación deberán ser prioridad

El Covid-19 aceleró la digitalización y puso en evidencia la necesidad urgente, en América latina, de fortalecer las capacidades tecnológicas para responder a un mundo conectado y en constante evolución. Los expertos destacan que frente a este contexto es crucial promover el desarrollo de las pymes, ya que generan el 61% de los puestos de trabajo en la región, según el último estudio de la CEPAL.

La pandemia y las medidas de aislamiento social impactaron fuertemente en las economías mundiales. Entre los sectores económicos uno de los más afectados fue el de las pequeñas y medianas empresas. Su fragilidad financiera se agravó en aquellas que no pudieron realizar su actividad por un período prolongado. Sin embargo, las firmas que innovaron y lograron continuar operando se fortalecieron, a pesar del contexto.

La fortaleza de los débiles

¿Cómo pudieron sobrevivir las compañías más chicas? Desde la consultora KMPG destacan que las pequeñas y medianas empresas tienen estructuras flexibles y por eso su capacidad de adaptación a los cambios suele ser rápida. "Son naturalmente innovadoras ya sea para superar una crisis como para ganar mercados cuando son tiempos de expansión. Los últimos estudios que realizamos indican que más del 40% de las empresas pequeñas y medianas consultadas, y especialmente las familiares, son más propensas a implementar estrategias de transformación", asegura Emiliano Martín, socio líder de Private Enterprise en KPMG Argentina.

Por su parte, Dubra Valenzuela, gerente de Pymes de Zendesk, una empresa estadounidense de software de servicio al cliente, señala que "este último año hemos vivido una serie de desafíos inesperados. Pero las pymes que en estos cambios supieron identificar oportunidades para crecer y posicionar su marca, tuvieron una significativa ventaja competitiva".

Teletrabajo

Incluso los escenarios más complicados dejan oportunidades y enseñanzas. Una de las principales lecciones que aprendieron las organizaciones es que se puede trabajar de forma remota y que muchos equipos, incluso, se vuelven más productivos cuando no hay horarios rígidos que cumplir. Por eso aquellas firmas que más se resistían al trabajo remoto parecen, hoy, aceptar que esta modalidad sobrevivirá a la pandemia.

De acuerdo con los datos relevados por la Fundación Observatorio PyME (FOP), antes de la pandemia dos de cada 10 empresas ya adoptaban trabajo remoto y lo implementaban tres días o más a la semana, ya sea por algunos de sus colaboradores o por todo su staff. Sin embargo, a fin del año pasado esa cantidad se triplicó. Seis de cada 10 empresas afirmaron que adoptarían trabajo remoto desde 2021 con una frecuencia de tres o más días por semana.

"Se espera que la 'nueva' modalidad de trabajo impacte especialmente en mayores costos en infraestructura tecnológica pero también en menores costos operativos. En términos de la gestión interna las principales implicancias, de acuerdo con las propias empresas, refieren a la mayor planificación de actividades y la transición a esquemas de evaluación de desempeño por objetivos, más que por horarios", cuenta Ayelén Bargados, coordinadora de Análisis e Investigación de la Fundación Observatorio PyME (FOP).

Pero ¿la implementación de la Ley de teletrabajo podrá cambiar esta tendencia? No parece ser un fenómeno transitorio, diversos análisis realizados con un conjunto de datos relevados por la FOP muestran que esta modalidad llegó para quedarse.

"En tal sentido, adaptarse a la era digital y las nuevas tecnologías puede potenciar tanto el desarrollo de negocios como una modernización de la gestión interna, además de parecer casi inevitable para una diversidad de actividades, dado que su irrupción se ha acelerado en el contexto pandémico mundial. Por parte de las empresas, se hace necesario un mayor desarrollo de la gestión interna, en especial de recursos humanos, con foco en la planificación y la capacitación", explica Bargados.

Al mismo tiempo, la coordinadora de la FOP afirma que la infraestructura, la asistencia técnica, la capacitación y el financiamiento destinados a nuevas habilidades relacionadas al teletrabajo sostendrá la adaptación a este nuevo paradigma laboral.

El día después

"Para la etapa pospandemia y la nueva economía digital, hay que invertir hoy en tecnología", repiten los analistas. Pero además es necesario saber analizar la información y datos que tiene la organización. "Esto es clave para mejorar la eficiencia operativa y planificar nuevas estrategias comerciales", señala Martín.

Mientras que Blas Briceño, CEO de Finnegans, empresa proveedora de servicios de ERP, recomienda tener servicios en la nube para poder contar con mayor agilidad al momento de reconvertir sus negocios. "Estas soluciones les permitirán continuar trabajando ante cualquier circunstancia. También posibilita acceder de manera remota a los datos estratégicos del negocio para tomar decisiones de forma más eficiente", detalla.

¡Pero atención! Los expertos sostienen que la vuelta al mundo pospandemia no será de la noche a la mañana, no observaremos un cambio abrupto. Se trata de un proceso que continuará demandando mayor flexibilidad y agilidad por parte de las compañías. Veremos medidas y protocolos que continuarán e, incluso, se transformarán.

"Para sobrevivir en el futuro las pymes deben valorar, en primer lugar, el capital humano. Tienen que priorizar a las personas que conforman su organización, haciendo foco en sus capacidades, sin descuidar su salud física y mental. También deberán trabajar más en la transformación digital, ya que el nuevo entorno requerirá de la incorporación de servicios digitales que permitan tomar decisiones en tiempo real", sugiere Briceño. En este sentido, el ejecutivo aclara que las firmas tienen que repensar sus planes de negocios y adaptarlos a las nuevas costumbres y necesidades para potenciar su crecimiento. 

Y un punto clave es que estos cambios hay que realizarlos de manera ágil y rápida. "Por eso será imprescindible incentivar la constante formación de colaboradores y considerar al conocimiento como un activo fundamental para lograr enfoques y soluciones innovadoras", agrega.

Antes de finalizar el ejecutivo de Zendesk resalta que hoy, más que nunca, es prioritario poner al cliente en el centro de todas las acciones. "Un cliente satisfecho es la mejor estrategia, por eso para el mundo pospandemia será crucial implementar los canales correctos", reconoce.

Por Cintia Perazo  

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • MS

    momoi studio

    30/05/21

    Paso 1, sacar un pasaje
    Paso2, huir de este infierno

    0
    0
    Responder