Oro blanco

Techint entra al litio: compra minera con yacimientos en la Argentina

El 54% de los accionistas de la canadiense Alpha Lithium aceptó la oferta de compra que hizo Tecpetrol. Por ahora, es una transacción de u$s 111 millones. La energética del grupo Techint quiere invertir u$s 800 millones en Salta. Por regulaciones, extendió la propuesta hasta fin de mes. Pero ya alcanzó su objetivo mínimo: el 50% más uno del capital

Techint entrará al litio. A última hora del viernes -17 de Vancouver; 21 de la Argentina-, el 54% de los accionistas de Alpha Lithium, minera canadiense con activos en Salta y Catamarca, aceptó la oferta de compra de Tecpetrol, la energética del grupo que lidera Paolo Rocca. Por ahora, la adquisición implica un desembloso que roza los u$s 111 millones (casi 152 millones de dólares canadienses). Si bien alcanzó el piso para concretarse -el 50% del capital-, ahora, regulatoriamente, Tecpetrol está obligada a extender la propuesta otros 10 días hasta alcanzar los dos tercios de los papeles. Este nuevo deadline será el martes 31 de octubre.

El holding argentino canalizó la operación a través de TechEnergy Lithium, una nueva subsidiaria basada en Canadá de Tecpetrol Investments, sociedad española que es una de las controlantes de Tecpetrol. De esta forma, Techint dio el paso definitivo para ingresar a la industria del litio, donde pretende hacer una inversión de u$s 800 millones para iniciar el desarrollo de sus yacimientos

Boom de litio y cobre: todos los proyectos en marcha y algunas promesas

Empresas "estratégicas" podrían multiplicar inversiones, empleos y exportaciones: qué piden

Integrante del célebre Triángulo del Litio, junto a Bolivia y Chile, la Argentina es una de las principales reservas mundiales de ese mineral, insumo clave para la transición energética e industrias como la electrónica y la automotriz. Si bien el país ya es el cuarto productor global, detrás de Australia, Chile y China, hoy sólo representa el 18% de sus exportaciones mineras, con apenas tres proyectos en fase de producción. Pero los emprendimientos más avanzados ya suman inversiones por u$s 7000 millones, según datos de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM). Esa cifra alimenta las proyecciones del Gobierno, de saltar de 34.000 toneladas anuales de carbonato de litio exportadas a más de 200.000 en los próximos años, según un informe que publicó la revista Apertura.

En el Salar de Tolillar, Salta, Alpha Lithium tiene una concesión de 27.500 hectáreas.

Una pulseada de cinco meses para que Techint entre al litio 

Alpha Lithium es dueña del 100% de Alpha Lithium One, que tiene una concesión de 27.500 hectáreas en el Salar de Tolillar, Salta, y de 5072 hectáreas en el del Hombre Muerto, Catamarca. Los dos, por ahora, son sólo prospectos; ninguno está en etapa de explotación. A fines de 2021, la canadiense, cuyas acciones cotizan en las bolsas de su país, de Alemania y de los Estados Unidos, había acordado venderle el 15% de esa sociedad a Uranium One, empresa del grupo ruso Rosatom, con una opción por el otro 85%. Ese deal fue por u$s 30 millones, lo que implicó una valuación de u$s 200 millones por esos activos. La invasión de Rusia a Ucrania aniquiló con la operación.

Alpha Lithium, no obstante, en base a esa transacción, asentó en su balance de 2022 que sus activos valían u$s 500 millones, tres veces más de la capitalización bursátil de la empresa en ese momento.

En mayo, el directorio de Alpha Lithium rechazó una propuesta de adquisición que hizo Tecpetrol, con un enérgico repudio del CEO de la minera, Brad Nichol. Como respuesta, el grupo argentino lanzó una oferta pública sobre todas las acciones en circulación de la empresa. La propuesta implicó un valor de u$s 177 millones por una compañía cuya capitalización de mercado, a ese momento, era de u$s 165 millones.

Vigente hasta el 22 de septiembre, ese mismo día, Tecpetrol anunció una extensión hasta el 3 de octubre, con una mejora del 19%, a 1,48 dólares canadienses (poco más de u$s 1) por acción, un 24% por encima del precio de cierre del papel de la fecha anterior. En consecuencia, la oferta ubicó a Alpha Lithium en u$s 210 millones. Su precio de mercado, a fines de septiembre, no llegó a los u$s 190 millones.

El 3 de octubre, Tecpetrol anunció la última prórroga del plazo. El directorio de Alpha, encabezado por Nichol, revirtió su postura. En contraste con la férrea resistencia que había mostrado -resistencia que incluyó actualizaciones técnicas del valor de sus activos, ahora cotizados en u$s 1700 millones, según los informes que difundió en pleno proceso-, el CEO y el directorio ahora les recomendaban a sus accionistas que aceptaran la oferta de Tecpetrol.

Nichol reconoció que, necesitada de capital para desarrollar sus proyectos y habiendo fracasado gestiones por encontrar inversores que había mantenido durante 10 meses, la propuesta era la mejor opción para sus accionistas, al ser la única concreta que existía por los negocios de la compañía. 

A partir del análisis de su asesor financiero externo (Credit Suisse), el directorio de Alpha emitió el 28 de septiembre una recomendación unánime de aceptación.

Como esto se anunció a sólo dos días hábiles para el vencimiento, Tecpetrol extendió el plazo, dada la atomización del capital de la minera: 31.000 inversores y ninguno tiene más del 5% de las acciones. Lo hizo con un mensaje claro: la oferta es la única, la mejor y la última.

El martes, Nichol y el directorio de Alpha Lithium anunciaron que ellos mismos aceptarían la propuesta, en sintonía con comunicaciones de otros accionistas, como el fondo Caravel Capital, y la propia Tecpetro, que instaban al resto a dar el voto positivo. La energética de Techint, incluso, remarcó el viernes la aceptación por parte del CEO y el board en el anuncio de la extensión obligatoria hasta fin de mes.

En su marcha hacia la transición energética, hoja de ruta que incluye el desarrollo de parques eólicos de Ternium y Tenaris, los músculos siderúrgicos del grupo, Techint quiere tener un papel protagónico en litio. Con una experiencia piloto hecha en Salta, buscaba una empresa de mayor escala para aplicar su tecnología. Por eso, si no obtenía la mayoría de Alpha Lithium -50% más uno de las acciones-, ya analizaba otras opciones para ingresar a esta industria, le explicó días atrás a El Cronista el vicepresidente de Transición Energética de Tecpetrol, Jorge Dimópulos.

Por lo pronto, el primer paso será el desarrollo de Tolillar, salar que está en una fase más avanzada -incluso, con algunas obras de experimentación- que Hombre Muerto. En el proyecto salteño, Tecpetrol planea desembolsar los u$s 800 millones que demanda su desarrollo, con el objetivo de iniciar los trabajos el año próximo hasta alcanzar una producción de entre 20.000 y 25.000 toneladas anuales de carbonato de litio en 2028.

Temas relacionados
Más noticias de Litio

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.