Dificultades logísticas

General Motors frenó nuevamente su planta en Alvear, ahora por una cuestión externa

Como consecuencia de las inundaciones en Brasil y las posteriores dificultades para entrega de insumos, la filial local de la automotriz estadounidense frenó nuevamente su producción en la Argentina.

Una vez más, Chevrolet clavará los frenos. En esta ocasión, la terminal estadounidense pondrá un parate en su fábrica ubicada en la localidad de Alvear, en Santa fe, a causa de la poca disponibilidad de insumos, como consecuencia de las inundaciones que están azotando al sur de Brasil.

"General Motors Argentina informa que las graves inundaciones ocurridas en Brasil han generado complicaciones en la distribución terrestre de piezas productivas provenientes de ese país. Esta situación tendrá un impacto en la producción de nuestra planta en Alvear, provincia de Santa Fe, que deberá suspender su actividad fabril desde el 23 al 31 de mayo", comunicó la empresa.

La planta de General Motors se suma a la lista de las automotrices que debieron frenar su producción como consecuencia del desastre natural que se ocasionó en el país vecino. Hace dos semanas, Stellantis, el grupo que conformó la fusión entre FCA Automobiles (Fiat y Chrysler) y PSA (Peugeot, Citroën y DS) reveló que su planta de Ferreyra, en Córdoba -allí produce el Cronos y el 208- estaría frenada por una semana a causa del faltante de insumos. 

Es la cuarta vez en el año que, por distintas causas, la fábrica donde Chevrolet produce el SUV Tracker, debe frenar su planta. El primer parate de 2024 fue en marzo, unos días después de retomar su producción, tras las vacaciones de verano -la planta estuvo paralizada desde diciembre hasta mediados de marzo-. El segundo freno fue a mediados de abril, mientras que el tercero llegó a fin de ese mes. En todos los casos, la firma aclaró que el freno se dio por la demora en la entrega de material de algunos proveedores, afectados por la falta de pagos. A su vez, en ese entonces, la terminal abrió un programa de retiros voluntarios.

La planta de General Motors en Alvear tiene 25 años en el país. Allí trabajan más de 1200 empleados directos y, al menos, 2000 indirectos. Cuando la planta reabrió, en marzo, tras el verano, lo hizo con el 85% del personal, mientras que, el resto, estaba suspendido con goce de sueldo. Según dieron a conocer fuente de la compañía, la semana pasada la terminal estadounidense inició un proceso de retiros voluntarios, aunque no comunicó cuántos operarios fueron desvinculados.

La principal apuesta de la automotriz estadounidense es el Chevrolet Tracker, el SUV más vendido de la Argentina en 2023, que patentó 12.363 unidades, de acuerdo con datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). Hasta abril, además, se registraron 3746 unidades de este modelo que se exporta, principalmente, a Brasil -donde no logra satisfacer la demanda con producción local (también se fabrica allí)- y a Colombia.

Temas relacionados
Más noticias de General Motors

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.