ConfesiónExclusivo Members

Paladini crece con marcas low cost y explica: "Las salchichas hoy son un plato de comida para muchas familias"

El vicepresidente de la compañía que lleva su apellido, Pablo Paladini, contó cómo registran un traslado de consumo de sus productos estrella y su marca insignia hacia alimentos más económicos y a sus marcas más baratas.

En sus 100 aniversario, una de las alimenticias más grandes del país avanza con inversiones y un plan con el que intenta mantener precios y defender su marca insignia, incluso a costa de perder rentabilidad. Se trata de Paladini, el frigorífico que se transformó en una industria de alimentos innovadora 100% argentina, que no se acobarda con el contexto económico mientras su vicepresidente (y cuarta generación de la familia dueña), Pablo Paladini, planea ya como serán los próximos pasos.

La compañía se encuentra ampliando su planta santafesina de Villa Gobernador Gálvez, cerca de Rosario, parte de la inversión de u$s 7 millones desembolsados este año, aun cuando es electoral e incluso cuando el propio dueño asegura que "hay que ser cautos para ser más eficientes y no tener que trasladar el aumento de los costos a precios".

La compañía tiene 2200 empleados en sus plantas de Villa Gobernador Gálvez (de unos 43.000 metros cuadrados) y en la de Pergamino. Vende 100.000 toneladas de alimentos al año, en 6000 bocas de expendio. Paladini tiene un share de 23% del mercado y además de tener su apellido como marca insignia, se apalanca con sus otras 5 marcas: L'abratto (premium), Espuña, Fela y Tívoli (las más económicas), además de Paladar (los almacenes donde venden sus productos con una estrategia de fidelización de clientes a través de la ‘experiencia').

Durante una visita a la planta de producción, junto al gerente general de la empresa, Gustavo Bonvechi, y el director comercial, Marcelo Diaz; Paladini explicó que en el amplio portafolios de productos que tienen están cobrando peso las marcas y los productos más baratos. 

"Tenemos que atender a las dos Argentinas que hoy conviven: las que llega a fin de mes y consume productos más elaborados como las comidas preparadas que vendemos, y la que a partir del 15 de mes le empieza a costar consumir", dijo Pablo Paladini.

"Hoy un paquete de salchichas son 6 platos de comida en una familia", explicó con pesar el propio dueño. Ese producto es el que más crece en ventas (Paladini fabrica 2 millones de paquetes de salchichas), en un contexto de caída general del consumo de alrededor de 0,2%. 

La planta de Paladini en Villa Gobernador Gálvez está integrada de punta a punta en la cadena de producción

Lo contrario pasa con el jamón natural, una categoría donde son líderes pero que registra un descenso de 5% en las ventas. Se reemplaza por productos como paleta o ‘fiambre para emparedados'.

El traslado de consumo de alimentos más caros hacia los más económicos, lo observan internamente también en el crecimiento de marcas como Fela, una marca económica muy fuerte en el interior del país. "Preferimos que el caníbal esté en casa", bromea Bonvechi, embarcado en el objetivo de no perder participación en sus principales segmentos.

Paladini es la compañía líder en producción de cerdos y la segunda en distribución de refrigerados de toda la Argentina (sin camiones propios), después de La Serenísima. Aseguran que tienen más de 10 millones de consumidores en la Argentina.

Los ejecutivos explicaron que hoy hacen "malabares" para sostener el negocio, impactado por insumos dolarizados y la necesidad de "pisar precios" para no perder mercado. Hoy no están sujetos a los programas de precios justos o cuidados, del que pudieron salirse "negociando", señalan.

Temas relacionados
Más noticias de paladini
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.