Rechazo

La dura respuesta de Vicentin a Alberto Fernández: "No puede ser una empresa testigo del mercado de granos"

El directorio de la cerealera le respondió al Presidente y habló de la suspensión del concurso que ordenó la Suprema Corte provincial. Aseguró que otra alternativa a la propuesta elaborada por la empresa es "una aventura sin conducción ni capacidad financiera". Cómo sigue la causa

Vicentin rechazó las declaraciones de Alberto Fernández sobre la intención del Gobierno de convertir a la cerealera, con una deuda superior a u$s 1570 millones, en una empresa estatal y aseguró que "no es ni puede ser una compañía testigo que ordene el mercado de granos".

Esta mañana, a través de un comunicado, el directorio de la firma del norte santafesino se refirió a los dichos del Presidente sobre el plan oficial de volver a la carga, tras el frustrado intento de intervención de hace dos años que generó movilizaciones con banderazos en todo el país.

La agroexportadora también sentó postura sobre la suspensión del concurso de acreedores, que tuvo lugar el jueves, cuando la causa giró inesperadamente en la Justicia: la Corte Suprema de Santa Fe le sacó el concurso al juez civil y comercial de Reconquista Fabián Lorenzini, le ordenó que le remita todas las actuaciones del proceso y puso en pausa los trámites y plazos concursales.

Gigante azucarero invierte u$s 28,5 millones para optimizar la cosecha ante la sequía

Expo Rural: vuelve la emblemática muestra del campo y espera generar negocios por $ 18.000 millones

Vicentin le contestó a Alberto fernández 

"Vicentin no es ni puede ser una empresa testigo que ordene el mercado de granos, puesto que es tan solo una (gran) empresa de molienda que transforma granos en aceite y harina. Su participación, antes de la presentación en concurso, nunca alcanzó el 15% del sector", argumentó en el texto difundido por el management de la firma, sin mencionar al jefe de Estado, pero en alusión a la intención oficial de la que Fernández habló en una entrevista que publicó Página 12 ayer.

En el reportaje, el mandatario indicó que, en 2020, descartó la estatización "porque era hacerle un favor a los acreedores, no a la Argentina". "Pero en el escenario actual, en el que la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe intervino y se podría dar un cramdown, dije: 'Estudiémoslo porque es posible. Lo que no es posible es esta lógica de 'expropiemos empresas de cualquier modo' porque después se paga lo que no corresponde. Y yo no quiero eso", subrayó.

En ese sentido, la cerealera también hizo referencia a la opción de la que habló Fernández, como alternativa al acuerdo concursal. En noviembre, un grupo conformado por 72 acreedores comerciales -que cuentan con más del 25% de la deuda, un pasivo que supera los u$s 420 millones- postuló la idea de un cramdown. En su diseño, el proyecto de fideicomiso financiero tiene el apoyo del Banco Nación, un actor clave, ya que tiene una acreencia por u$s 300 millones, el mayor monto declarado en la causa, y por eso recibe un tratamiento especial al resto, en forma paralela. 

Vicentin aseguró que el cramdown "queda imposibilitada por el apoyo mayoritario que dieron los acreedores".

Sobre este plan de salvataje, la cúpula de Vicentin señaló que "las explicaciones relativas a un hipotético cramdown solo llevan a la confusión de la audiencia no especializada, puesto que ninguna detalla cómo se va a financiar la actividad, de dónde saldrán los u$s 300 millones de capital de trabajo necesario para operar, cómo recuperarán sus acreencias todos los acreedores (no únicamente los granarios) y cómo se protegerán los 1500 puestos de trabajo directos durante una aventura sin conducción ni capacidad financiera", consideró, y aclaró que esta idea "queda imposibilitada por el apoyo mayoritario que dieron los acreedores" a la oferta formulada por la compañía.

"Nuestra propuesta -creíble, sustentable y autosuficiente- es la única alternativa concreta que permite a los acreedores recuperar sus acreencias en los términos aceptados por las mayorías, según lo estipulado por la ley", remarcó Vicentin. Al respecto, recalcó que, a la fecha, esta oferta cuenta con el apoyo de más de 1000 acreedores y tiene posibilidades de alcanzar la declaración de "existencia de acuerdo".

Según informó en abril en la Justicia Comercial, ya consiguió la adhesión de la mitad más uno (el 51%) de las cápitas de los acreedores granarios. De acuerdo a lo estipulado por la Ley de Concursos y Quiebras, aún necesita conseguir la aprobación de los acreedores que representan los dos tercios (el 66%) del capital de la deuda y de los financieros, a los que les adeuda u$s 530 millones.

Cómo sigue el concurso de Vicentin

"Esperamos poder terminar en el tiempo previsto la reorganización final de la sociedad y comenzar con los pagos lo antes posible, lo que permitirá superar definitivamente esta etapa tan difícil y continuar operando en un futuro sustentable", sostuvo el directorio, de cara al futuro próximo. 

"El proceso concursal ha discurrido de manera transparente, con la activa participación e involucramiento de todas las partes y bajo una rigurosa supervisión", enfatizó. A su vez, ratificó "su confianza en las instituciones y la Justicia provincial" y expresó que aguarda "con expectativa la reanudación de los plazos procesales, a fin de alcanzar un acuerdo con sus legítimos acreedores".

El cambio de órbita judicial puede ser una traba más Vicentin, justo en la recta final del concurso.

El miércoles a las 17.30 horas está prevista una audiencia informativa, en la que la cerealera debe brindar explicaciones de la negociación con sus acreedores. Pero, como fue fijada antes de la intervención de la Corte provincial, Vicentin está a la espera de que la Justicia le confirme si se llevará a cabo o no.

El cambio de órbita judicial, que constituye un evento inédito en el marco del expediente, puede ser una traba más para la empresa, alterando los avances que logró y estirando los plazos de tiempo, justo sobre el final del concurso.

El pedido del traslado de la causa fue motivado por Grassi, una firma corredora que forma parte del grupo de granarios más reacio a la gestión de la cerealera y las propuestas recientes que elaboró. Es su segundo acreedor comercial más importante, luego de la Asociación Cooperativas Argentinas (ACA), una de las empresas interesadas en entrar al capital accionario, junto con ViterraBunge, que se sumó tras la salida de Molinos Agro. Pero, con el proceso en stand-by, las conversaciones podrían congelarse hasta que haya definiciones.

Vicentin espera la confirmación de la audiencia prevista para este miércoles.

De esta manera, Vicentin enfrenta un nuevo embate en una historia que suma capítulos todos los meses. Las declaraciones de Alberto ya generaron revuelo en el sector, que se manifestó en contra. Por caso, en declaraciones radiales, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, calificó la propuesta como "un disparate" y ratificó que la intervención es perjudicial para el mercado. 

Más allá de la polémica, los dichos de Fernández echan luz también sobre una de las movidas oficiales más recientes en relación a la compañía. En mayo, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) le solicitó a ACA, Viterra y Bunge que informen la transacción, en caso de concretarse, un procedimiento poco inusual, dado que éste se realiza una vez que la operación se cierra, hecho que hasta ahora no ocurrió. 

A ello se le suma que, hace 15 días, el presidente del directorio de la empresa, Omar Scarel, estuvo detenido por 24 horas, en el marco de una investigación penal por presunta estafa que involucra a varios ejecutivos. Aunque recuperó su libertad, Scarel seguirá imputado mientras avanza la investigación sobre "desobediencia" a la disposición judicial, establecida en 2020, que le prohibió a la firma concursada innovar en el paquete accionario de los negocios que se encuentran bajo su paraguas.

Las declaraciones de Alberto ya generaron revuelo en el sector, que se manifestó en contra.

Detrás de la denuncia que derivó en la detención de Scarel se encuentra una fábrica de zapatos porteña, Olzen Industria y Comercio de Calzado S.A. La zapatera se convirtió en acreedora de Vicentin luego de comprarle un crédito concursal en marzo de 2020, a pocos días de que se abrió el concurso preventivo, a la firma agropecuaria Garagro S.A. Su apoderado es Gustavo Feldman, abogado rosarino que representa los intereses del grupo más reluctante de acreedores de la agroexportadora.

Las próximas semanas serán decisivas para el futuro de Vicentin, en una crisis que aún no vislumbra un desenlace y que vuelve a estar en el centro de la agenda, con voces en contra y a favor.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día