NUEVO HITO

Histórico: Estados Unidos aprobó el trigo transgénico de la argentina Bioceres

Luego de 5 años, la FDA de los Estados Unidos dio el visto bueno al desarrollo argentino que ya fue aprobado por Brasil, Australia y Nueva Zelanda

En un hecho histórico y luego de cinco años de rigurosas evaluaciones, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) aprobó el trigo transgénico HB4® del Grupo Bioceres. Este es un paso clave para la comercialización de este producto en ese país aunque aún falta el aval del Departamento de Agricultura (USDA).

Así la empresa argentina logra un nuevo hito luego de que su desarrollo ya fuera aprobado por Brasil, Colombia, Australia y Nueva Zelanda y ahora por los Estados Unidos. Y es la primera vez que la FDA concluye favorablemente la evaluación de un desarrollo argentino de este tipo. La consulta había sido iniciada por la empresa en 2018. En tanto, en mayo de este año, China aprobó la soja HB4 del grupo argentino.

"La FDA ha llegado a la conclusión de que no tiene más preguntas sobre la seguridad de trigo HB4, y que no plantea cuestiones que requerirían una revisión previa a la comercialización o aprobación de la FDA", dijo Bioceres en un comunicado.

El mercado norteamericano es muy importante, sobre todo en un contexto como el actual, con una alta demanda global de trigo producto de la crisis generada por la invasión de Rusia a Ucrania y el cierre de exportaciones de India (el 2º productor mundial). 

Soja HB4, un ejemplo exitoso de la ciencia nacional y la articulación público-privada

Bioceres apuesta por un fondo que invertirá u$s 300 millones en 500 emprendimientos

"Si bien es de carácter voluntario, implica una extensa y rigurosa serie de presentaciones para obtener una evaluación regulatoria, nutricional, de impacto ambiental, calidad y de seguridad integral que permita el uso en los mercados de alimentos", señalan desde la empresa.

Federico Trucco, CEO de Bioceres

Junto a la FDA trabajan la Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Agricultura del Gobierno de EE.UU. para garantizar que los Organismos Genéticamente Modificados (GMO), como el Trigo HB4, sean seguros para la salud humana, vegetal y animal. 

La FDA evalúa la seguridad de los alimentos antes de que ingresen al mercado, mientras que el USDA se asegura de que las semillas transgénicas no dañen a otras plantas.

"Esta serie de aprobaciones que Grupo Bioceres obtuvo en muchos de los principales países importadores y productores de trigo en los últimos meses son el resultado de más de 10 años de trabajo para que el Trigo HB4 cumpla con las normativas necesarias en cada uno de estos mercados", suman desde la firma.

Bioceres continuará con el sistema de identidad preservada, es decir, no comercializará las semillas, lo cual le permite a la empresa preservar el valor de la tecnología.

En marzo de este año, la firma argentina compró una empresa estadounidense de biotecnología por u$s 243 millones, a través de su unidad de negocio Bioceres Crop Solutions. 

El objetivo, crear un hub de productos biológicos para el agro y transformarse en el líder mundial en este segmento, reemplazando insumos agrícolas químicos con desarrollos más amigables con el medioambiente. 

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios