El impacto en los negocios

Dólar a $ 337: un día sin precios, ventas frenadas y recortes de entregas

Mientras el dólar blue escalaba sin techo, las empresas vivieron un día de incertidumbre. Cómo afectó en las ventas de materiales de la construcción, autos y productos de electrónica, como computadoras y celulares

 La vertiginosa subida del dólar blue, que cerró este jueves a $ 337 batiendo un nuevo récord, generó un fuerte impacto en los negocios. En la industria de la construcción, durante toda la jornada, no hubo venta de materiales en los corralones. En tanto, en las concesionarias de autos, pocas agencias quieren desprenderse de los vehículos y, prácticamente, no se registraron operaciones. Por su parte, los fabricantes de productos electrónicos, como televisores, computadoras y celulares, continuaron comercializando pero sólo a través de sus propios canales directos: suspendieron el abastecimiento a las grandes cadenas de retail.

Es que la escalada del dólar del jueves, que batió un nuevo récord, se suma al nuevo cepo que deben afrontar las empresas para importar, tanto productos finales como insumos. Durante toda la mañana y hasta el mediodía, todos parecían estar expectantes de lo que pasaría con la divisa estadounidense. Y, en un clima de incertidumbre, fueron pocos los que decidieron tomar decisiones.

"Hoy está todo parado. Nadie quiere ni vender ni comprar. Los corralones no vendieron productos porque no había precios de referencia", explicó un importante empresario del rubro de la construcción.

  Las obras tienen stock de materiales pero esto generará retrasos en las entregas

Durante todo el día, se vivieron situaciones curiosas. "En muchos casos, los clientes ya habían comprado materiales y tenían que retirar los productos. Pero la empresa proveedora prefería no dar los insumos y devolver el dinero", remarca para ilustrar la inexistencia de precios de referencia en su sector.

Si bien las obras tienen stock de materiales, por lo que no están paralizadas, desde el sector reconocen que la dificultad para abastecerse generará retrasos en las entregas de los productos finalizados.

Dos gigantes hoteleros se alían para potenciar los 'all inclusive' de la región

La otra Argentina: hoteles con ocupación récord en las vacaciones de invierno

En el caso de la industria automotriz, la situación es muy similar. Ninguna concesionaria quiere desprenderse de sus vehículos con un dólar tan fluctuante. En muchos casos, se dieron de baja las reservas de los compradores a la espera de que la divisa estadounidense se normalice, confían conocedores del mercado automotor.

Según explican desde una de las principales redes de concesionarias del país, "las fábricas, hasta el momento, facturan, por lo que hay reposición de vehículos".

 Sin embargo, recuerdan que, a fines de mes, una de las automotrices de más volumen de venta en el mercado local retocó la lista de precios que un par de días antes había enviado a sus agencias. Fue después del fin de semana de la salida de Martín Guzmán y su reemplazo por Silvina Batakis. 

Hoy por hoy, en la práctica, pocos concesionarios parecen querer desprenderse de su stock en un contexto de escasez de oferta por el cepo y de inflación. Con lo cual, se están haciendo operaciones a cuentagota.

La industria de tecnología más complicada: habrá faltantes en las próximas semanas

Por su parte, los fabricantes de tecnología advierten que hay poco volumen en el canal y, salvo que se encuentre una solución, existe el riesgo de que se deje de producir en Tierra del Fuego si no pueden seguir ingresando partes.

Estas empresas siguen comercioalizando sus productos de forma directa, a través de sus propios canales de venta online. Pero la mayoría no está abasteciendo a las grandes cadenas del retail, lo cual impacta en los consumidores a la hora de querer comprar tecnología.

"Estamos vendiendo pero no podemos reponer stock. De acá a unas semanas, se va a empezar a ver, cada vez, menos productos en los canales", reconocen en una de las marcas líderes del mercado.

En este escenario de incertidumbre, la exposición La Rural, que agrupa a las principales empresas del agro, abrió sus puertas al público este jueves. Lo curioso es que hay expositores que, al no tener precios de referencia, están resignados a no concretar operaciones en la feria, sino que aprovecharán, apenas, para tomar los datos de potenciales clientes. De hecho, hubo algún proveedor internacional del agro que, por la falta de producto, directamente optó por estar ausente de la que, pronostica su organizador, será la más exitosa de la historia: tras una inversión de $ 500 millones en 400 stands, espera generar negocios $ 18.000 millones.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios