Cómo es la nueva planta en la que Nestlé produce café para toda la región

Fue inaugurada en 2018 y en 2020 la adaptó para comenzar a producir la línea Starbucks at home. Exporta a 15 países de todo el mundo

Desde fuera ya se siente el intenso aroma que delata qué sucede dentro de la nave industrial. Es que las tostadoras están en pleno funcionamiento y, a medida que pasan, los granos de café verdes van adquiriendo ese característico color marrón, para luego ser molidos, envasados y estar listos para su distribución bajo las marcas Nescafé Gold y Starbucks en 15 países de los cinco continentes.

Inaugurada en 2018, tras una inversión de u$s 25 millones, la planta situada en las afueras de Montevideo tiene una capacidad de tostado de 3000 kilos de por día. Dos años después se sumó un desembolso extra de u$s 10 millones para comenzar a producir la línea Starbucks at home, producto del acuerdo de la multinacional suiza con la cadena de cafeterías nacida en Seattle.

Del grano a la taza

El proceso de elaboración se inicia con la llegada de los granos verdes desde los distintos puntos del planeta donde se producen. Allí, en el laboratorio un grupo de expertos hace las primeras pruebas de sabor y aroma.

Una vez armados los blends, en función de cada variedad que se va a producir, se inicia el proceso de tostado. Los granos son introducidos en un tambor de aire caliente. Una vez que se alcanza el nivel deseado, se corta el proceso con un shock de agua fría y se trasladan mediante un tubo neumático hasta los silos de almacenamiento.

Cada variedad requiere un proceso de tostado diferente. Además, se realizan pruebas de nuevas mezaclas y diferentes procesos de tostado. Incluso hay restaurantes que tienen su propio blend personalizado,

Cuidar el grano

En este paso hay que tener especial cuidado de que el grano no se rompa. Si eso pasara, no podríamos obtener un molido uniforme para el envasado", explica Lorena Heydel, Factory Manager de Nestlé Uruguay.

El proceso de molienda se hace con cuatro rodillos sucesivos que rompen los granos hasta lograr el punto deseado. Luego llegará el envasado y sellado. Es importante que para que el café llegue fresco al hogar el oxígeno dentro del paquete sea menor al 2%.

Tras las pruebas de calidad, el producto ya está listo para ser empacado y distribuido. De Uruguay puede salir a destinos cercanos como la Argentina o Paraguay, o tan lejanos como China

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios