Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Efecto invernadero impulsa recambio de acondicionadores y heladeras

Argentina adhirió a un acuerdo global para eliminar los gases HFC, responsables del calentamiento de la atmósfera. La industria de la refrigeración deberá reconvertirse

Efecto invernadero impulsa recambio de acondicionadores y heladeras

En un nuevo paso en la lucha contra el Cambio Climático, 197 países acordaron la semana pasada en Kigali, Ruanda, la paulatina eliminación de los gases HFC (hidrofluorocarbonos) presentes en aires acondicionados, heladeras y espumas de polietileno.

Se trató de una enmienda al Protocolo de Montreal, de 1987, que consiguió eliminar de esos mismos equipos el uso de los gases CFC, destructores de la capa de ozono.

"Si este acuerdo resulta exitoso, se podría impedir el aumento de la temperatura global en 0,5 ºC en el mediano plazo, ya que los gases HFC tienen un efecto en el calentamiento global casi diez veces superior al dióxido de carbono", señaló David Doniger, del Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés).

El acuerdo estableció tres grupos de países con compromisos y plazos de eliminación diferenciados. En el primer grupo se perfilaron Estados Unidos y las naciones europeas, que se comprometieron a eliminar los gases contaminantes para 2019. En un segundo grupo se ubicó Argentina, junto a otros 100 países en desarrollo y emergentes, con un compromiso de eliminación de los gases contaminantes en la producción y venta de equipos de refrigeración. Y por último, un conjunto de naciones, encabezadas por India (el país donde más ha crecido en el mundo la venta de acondicionadores de aire), extenderán el plazo hasta 2048.

"Este es un paso muy importante en vista de la próxima cumbre climática que se realizará en Marruecos (del 7 al 18 de noviembre)", destacó Carlos Gentile, subsecretario de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente.

"La industria de la refrigeración deberá modernizarse y reconvertirse, y para esto será necesario financiamiento internacional", destacó.

Por su parte, Carlos Tanides, docente e investigador del grupo Energía y Ambiente de la Facultad de Ingeniería de la UBA, destacó que "se está avanzando mucho en la eficiencia de los equipos de refrigeración, y esto contribuye a mitigar el cambio climático ya que consumen menos energía. Toda inversión que se destine a mejorar la eficiencia siempre resulta menor al costo energético". El experto también destacó que, así como hoy se utiliza un etiquetado de eficiencia para distintos electrodomésticos (incluyendo heladeras, acondicionadores, calefones entre otros), más adelante se deberá incorporar al etiquetado con información sobre la contribución de los distintos equipos al calentamiento global.

El compromiso firmado en Kigali, que se suma a un convenio establecido semanas antes para reducir emisiones de gases de invernadero en la aviación, estableció un fondo de u$s 53 millones para ayudar a los países en desarrollo a reemplazar los componentes contaminantes en sus equipos de refrigeración.

"El problema -destacó Gentile-es que los gases que sustituyen a los HFC están desarrollados, pero no es una tecnología madura y su costo es aún elevado. Por eso es importante contar con financiamiento para hacer la reconversión".