Cuaresma

Semana Santa | Cómo identificar si un pescado es seguro para su consumo y salud

Llega Semana Santa, un tiempo de reflexión, ayuno y meditación, pero también de cambios en las dietas y de cuidados en la salud.

En esta noticia

Desde el Gobierno de México, la Secretaría de Salud y la Cofepris enviaron un instructivo práctico y sencillo para que todas las personas puedan tener una Semana Santa saludable y con alimentos de calidad.

Evitar la ingesta de alimentos en mal estado es un acto de responsabilidad con la propia salud. Evitar una intoxicación en Semana Santa sí es posible si se tienen las precauciones a la hora de comprar pescado, el alimento número uno por excelencia del tiempo de cuaresma.

Pescado. Fuente: Archivo.

La Cofepris y la Secretaría de Salud del Gobierno de México alertaron sobre la posibilidad de que gente inescrupulosa se aproveche y venda pescado en mal estado, ocasionando enfermedades letales e intoxicaciones en Semana Santa.

Lanzan una moneda especial del Eclipse Solar Total 2024: cuál es su valor

Esta es la mejor hora para salir a caminar para bajar el azúcar en sangre y perder peso

Cómo identificar si un pescado está en mal estado

Ten una compra consciente de productos de pesca para cuidar de tu salud y la de tus familiares.

En cuanto a la textura, el pescado debe tener una textura firme. Si sentís que la textura del pescado es flácida, evita comprarlo.

Atentos con el olor, este es un indicador clave de la frescura o no del pescado. Si le sentís un olor agrio, putrefacto o amoniacal, ten mucho cuidado y no compres ese pescado o producto de mar o río.

Recomendaciones a la hora de comprar pescado. Fuente: COFEPRIS.

Cómo es el olor tradicional del pescado fresco

El olor del pescado fresco es distintivo y ligeramente acentuado, con una mezcla de aroma a mar, frescura y un ligero toque metálico. Puede percibirse como penetrante pero no desagradable, indicando su frescura y calidad al ser evaluado en el mercado.

Consejos a la hora de comprar pescado

A la hora de comprar pescado se recomienda hacerlo en tu pescadería de confianza y en lugares que te garanticen su calidad y frescura.

Exposición prolongada: Cuando el pescado se deja expuesto al aire durante mucho tiempo, aumenta el riesgo de oxidación y descomposición, lo que afecta su frescura.

Temperatura inadecuada: Si el pescado no se almacena a la temperatura adecuada, ya sea demasiado caliente o demasiado frío, puede acelerar su deterioro y perder su frescura más rápidamente.

Manipulación excesiva: Manipular el pescado constantemente, especialmente sin guantes o con herramientas sucias, puede contaminarlo con bacterias y acelerar su deterioro.

Almacenamiento incorrecto: Si el pescado se almacena en condiciones inadecuadas, como en contacto directo con el hielo derretido o en recipientes que no permiten el drenaje adecuado, puede acumular líquido y favorecer el crecimiento bacteriano.

Falta de higiene: La falta de limpieza en las áreas de preparación y exhibición del pescado puede contaminarlo con bacterias y microorganismos no deseados, lo que afecta su frescura y seguridad alimentaria.

  Pescados de río y de mar. Fuente: Archivo.  

Esta Semana Santa, cuando más se incrementa la oferta de pescado y la venta de productos de mar, ten en cuenta las recomendaciones y precauciones para evitar algún problema de salud producido por la ingesta de pescado en mal estado.


Temas relacionados
Más noticias de semana santa