Trucos

¿Miedo a volar? Los cuatro consejos con los que podrás superar la fobia en un santiamén

A pesar de que existen múltiples razones que explican los motivos detrás de estos temores, es posible sortear estos contextos siguiendo una serie de recomendaciones.

No hay edad para sentir miedos, y más aún los que desencadenan fobias. Pueden ser animales o distintos contextos a los que el ser humano se ve expuesto y experimenta una sensación de pánico difícilmente de sobrellevar en el momento.

Algunos de los temores más comunes pueden estar vinculados a los insectos en sí mismos y a los lugares cerrados, por ejemplo. Sin embargo, uno de los más habituales de encontrar pero desconocido por su nombre tiene que ver con el pánico que genera volar en avión.

El periodista que trajo a Messi a Argentina: cómo llegó Antonio Laje a ser piloto de avión

Cómo es "Hurón", el increíble avión que incorporó el Ejército y llegó directamente de Estados Unidos

¿Qué es la aerofobia?

La Real Academia Española (RAE) define a la aerofobia como el "miedo a volar" y "temor al aire, síntoma de algunas enfermedades nerviosas". Se estima que uno de cada 3 pasajeros sufren trastornos de ansiedad antes de que despegue un avión. 

Son múltiples las causas que pueden encontrarse para entender qué fue lo que desarrolló ese miedo. Al respecto, entender las razones que se ocultan detrás del origen puede servir para encontrar la forma de sortear estos momentos. Por este motivo, se recomienda seguir una serie de consejos:

Aprender a respirar

El poder de la respiración se vuelve fundamental para esas situaciones que no se pueden controlar. Ante la desesperación que en ocasiones genera este tipo de contextos, sostener la respiración puede llegar a ser un gran aliado.

Es aconsejable tomarse el tiempo para realizar este ejercicio. Exhalar hasta quedarse sin aire para luego inhalar lenta y profundamente. Se debe contener el aliento y contar tres segundos. Una de las recomendaciones al momento de repetir este ejercicio es pronunciar algunas frases en voz baja, tales como "relájate". Esto permitirá despejarse.

Elegir un lugar correcto en el avión

Si bien puede parecer algo minúsculo, en ocasiones el lugar donde uno opte por sentarse influye en su comodidad al momento de volar. Los expertos llegaron a la conclusión de que la cola del avión es el sector donde el pasajero siente más los temblores.

Se estima que uno de cada 3 pasajeros sufren trastornos de ansiedad antes de que despegue un avión. Foto: Archivo

En este sentido, siempre es conveniente elegir los asientos cercanos a las alas del avión, ya que es la zona con mayor estabilidad. Otro de los consejos que suelen brindarse tiene que ver con elegir las butacas del pasillo. Es posible que al no visualizar el exterior pueda contribuir a no pensar qué sucedería si se cayera.

Buscar un entretenimiento

Ya sea escuchando música o leyendo un libro, algunos divertimentos se vuelven la única escapatoria para no sentir miedo. Otra opción puede ser elegir visualizar alguna película que permita direccionar los pensamientos hacia otras cuestiones.

Tratar de analizar, comprender, conocer la causa de tu miedo

En la mayoría de los casos, el miedo a volar encuentra su origen en otros contextos a los que pudo haberse enfrentado la persona. Si bien se manifiesta expresamente como una sensación de pánico antes de que el avión despegue, es posible que las razones se anclen en otras causas más profundas.

En este sentido, se recomienda buscar la ayuda de un terapeuta o analista para trabajar con estos inconvenientes. Existen algunos medicamentos que pueden ayudar durante el vuelo para calmar la ansiedad, pero solo pueden ser recetados por un especialista.

Temas relacionados