Salud

El método casero de pocos minutos para no tener osteoporosis

Se trata de tres ejercicios que puedes practicar desde la comodidad de tu hogar y previene el riesgo de sufrir las consecuencias de esta enfermedad.

La osteoporosis es una enfermedad conocida por afectar a los huesos, debilitándolos y volviéndolos propensos a experimentar cualquier tipo de fractura o daño ante una eventual caída.

Es sabido que con el paso del tiempo los seres humanos pierden densidad ósea, producto del envejecimiento natural del cuerpo. Sin embargo, existen maneras de contribuir con el cuidado y prevenir las consecuencias de acarrea este afección.

Una de las metodologías que genera resultados positivos es una alimentación rica en calcio, así como también el consumo de ciertos suplementos. 

No obstante,  la actividad física se vuelve una gran aliada para disminuir el riesgo de desarrollar este padecimiento, por lo que se recomienda seguir una rutina de tres ejercicios que insumen pocos minutos del día.

Día mundial de la osteoporosis: qué es y su vínculo con el tabaquismo

Cura contra la osteoporosis: el descubrimiento que podría ponerle fin a la enfermedad

Ejercicios de Flexibilidad

Una de las zonas más afectadas por la osteoporosis sin dudas tiene que ver con las articulaciones. Los ejercicios de estiramiento en este aspecto, contribuyen a su fortalecimiento y a disminuir el riesgo de sufrir caídas.

En esta línea, mejorando la flexibilidad se contribuye a prevenir fracturas que se pueden registrar en estas áreas.

La osteoporosis es una afección médica caracterizada por el debilitamiento de los huesos. Foto: Shutterstock

Ejercicios de equilibrio

Las caídas en edades avanzadas pueden implicar grandes complicaciones, sobre todo si se tiene osteoporosis. Quienes padecen esta enfermedad, tienen los huesos más debilitados, por lo que un tropiezo puede resultar es una fractura.

Prevenirlas a través de ejercicios de equilibrio es tan simple como dedicarse un tiempo de la rutina diaria para el bienestar personal. Adquirir el hábito de forma regular ayuda a mantener esta habilidad en buenas condiciones.

Ejercicios de Kegel

Este tipo de rutina implica realizar una serie de contracciones y relajaciones musculares para otorgar fuerza a los músculos del suelo pélvico

Estos se encuentran ubicados en la pelvis y son responsables de mantener en su lugar y controlar varios órganos importantes, como lo son el útero, la vejiga y el recto.

Algunos de los beneficios están relacionados a la pérdida de peso y a la prevención de la incontinencia urinaria. Sin embargo, entre las ventajas más importantes de encarar este ejercicio se destaca el fortalecimiento de los huesos, ya que los que integran la cadera suelen ser los más afectados por la osteoporosis.

Temas relacionados
Más noticias de osteoporosis